El ibuprofeno es un medicamento antiiinflamatorio no estereoideo capaz de actuar sobre las prostaglandinas, lo que significa que reduce el proceso inflamatorio y mitiga el dolor presente con ella.

Desde hace años se ha convertido en uno de los antiinflamatorios más consumidos por parte de la mayoría de la población española, debido sobretodo a su precio económico y su fácil acceso.

Sin embargo, como cualquier medicamento, su consumo debe haber sido prescrito por el médico una vez nos haya diagnosticado la dolencia, puesto que la automedicación puede tener consecuencias realmente serias para nuestra salud.

Lo encontramos habitualmente en forma de comprimidos, aunque también es posible encontrarlo en la farmacia en presentaciones de sobres o en jarabe, como por ejemplo ocurre con el popular Dalsy (el tradicional jarabe para los niños). 

Publicidad

¿Para qué sirve el ibuprofeno?

Como te comentábamos, el ibuprofeno es un medicamento perteneciente al grupo de medicamentos conocidos como antiinflamatorios no esteroides (AINE), el cual es comúnmente utilizado para el tratamiento del dolor y la inflamación. Además, actúa como antipirético.

Qué es el ibuprofeno

Cuándo debemos tomar ibuprofeno. ¿En qué casos? Dosis correcta

Tal y como hemos visto, el ibuprofeno es un medicamento antiinflamatorio no esteroideo, lo que significa que desde un punto de vista médico es utilizado para el tratamiento tanto del dolor como de la inflamación, a la vez que es útil para bajar la fiebre.

Por tanto, el ibuprofeno es especialmente útil en los siguientes casos:

  • Calmar el dolor: Actúa como analgésico. Ideal en caso de dolor de cabeza, migrañas, golpes, dolor de muelas y dolor de espalda o lumbar.
  • Reducir la inflamación: Al ser un antiinflamatorio, es útil, por ejemplo, en caso de inflamaciones causadas por artrosis, artritis y lesiones (sean deportivas o no).
  • Bajar la fiebre: También actúa como un antipirético, de forma que es útil para reducir la fiebre.

Respecto a la dosis correcta de ibuprofeno, dado que lo encontramos en dosis de 400mg y 600mg, es evidente que debemos seguir siempre las indicaciones dadas por el médico.

De esta forma, muchos especialistas médicos indican que a la hora de aliviar el dolor leve y moderado es aconsejable optar por la presentación de 400mg de ibuprofeno, dejando la presentación de 600mg solo en casos excepcionales (y siempre que haya sido prescrito por nuestro médico).

Además, lo habitual es consumir un comprimido de ibuprofeno cada 8 horas.

Efectos secundarios del ibuprofeno

Un consumo excesivo de este medicamento por un largo periodo de tiempo puede causar problemas gástricos, que van desde las diarreas a las náuseas, pasando por vómitos y úlceras gástricas o duodenales.

Por otro lado, se sabe que en dosis altas el consumo de ibuprofeno puede provocar problemas del sistema nervioso, tales como cefaleas, de manera que si se escoge a este medicamento ante dolores de cabeza el resultado puede ser todo lo contrario: lejos de aliviarlo, puede llegar a empeorarlo.

Algunos estudios científicos alertan igualmente sobre un riesgo mayor de sufrir un infarto cuando se abusa de este tipo de fármacos. En este sentido, los expertos señalan que no es aconsejable tomar este tipo de medicamentos durante más de 10 días al mes.

¿Sabes cuándo tomar ibuprofeno?

Consecuencias del consumo excesivo de ibuprofeno

Aunque un consumo a corto plazo o puntualmente de ibuprofeno (siempre que haya sido prescrito por nuestro médico) no supone ningún riesgo para la salud, lo cierto es que consumido a largo plazo o en exceso sí puede suponer consecuencias negativas o nocivas para la salud.

Por ejemplo, tanto los antiinflamatorios no estereoideos en general como el ibuprofeno en particular irritan el sistema digestivo, sobretodo el estómago.

Por este motivo, es bastante habitual que tras un consumo prolongado en el tiempo de este tipo de medicamentos tenga como consecuencia principal la aparición de una gastritisO en casos más graves, de una úlcera de duodeno o de estómago.

No debemos olvidarnos tampoco que los antiinflamatorios reducen la coagulación sanguínea, estando contraindicados en aquellas personas que tomen anticoagulantes orales.

Riesgos cardiovasculares del ibuprofeno a dosis altas

Hace algunos años el Comité de Evaluación del Riesgo en Farmacovigilancia de la Agencia Europea de Medicamentos (PRAC), inició una revisión para evaluar los riesgos cardiovasculares del consumo de ibuprofeno a dosis altas. Mientras que también se encontraba en revisión únicamente el ibuprofeno consumido vía oral, no contando los fármacos tópicos (como geles o cremas).

En aquellos momentos, según informó igualmente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), se estarían evaluando los riesgos cardiovasculares en el consumo de ibuprofeno a dosis altas; es decir, 2.400 mg. por día y tomado con regularidad durante periodos largos de tiempo.

Según recuerda la EMA, el ibuprofeno se suele tomar en la mayoría de las ocasiones en dosis muchísimo más bajas y por periodos cortos de tiempo, de forma que no existe indicación de riesgo cardiovascular en los usos habituales de este medicamento. De hecho, se trata de uno de los medicamentos comúnmente más utilizados tanto contra el dolor como contra la inflamación, presentando un perfil de seguridad conocido a dosis habituales.

Publicidad
Ibuprofeno: qué es, para qué sirve, efectos secundarios y dosis
Puntuación: 5 (100%) 1 voto