Inicio Recetas Hornazo de Salamanca: Receta de Semana Santa
Recetas

Hornazo de Salamanca: Receta de Semana Santa

Receta de Hornazo de Salamanca, un plato típico de esta maravillosa ciudad, muy común durante la celebración de Semana Santa. Descubre cómo hacerlo fácilmente.

Durante la Semana Santa es habitual que, en muchos pueblos de España, se elaboren distintos platos y dulces tradicionales durante esta celebración religiosa. Un buen ejemplo es el hornazo de Salamanca.

El hornazo de Salamanca destaca por ser un plato tradicional y típico de la cocina regional de esta maravillosa ciudad, consistente en una empanada rellena de chorizo, lomo de cerdo, huevo cocido y jamón.

¿Quieres aprender a prepararlo también en casa? Descubre los ingredientes necesarios y pasos para hacerlo fácilmente.

Receta de hornazo de Salamanca

El hornazo de Salamanca se elabora con una masa de pan similar a la de las empanadas y en su interior lleva ingredientes tradicionales o representativos de esta provincia como el jamón, chorizo, lomo, y una vez hecho el relleno se cocina en el horno.

Receta de hornazo de Salamanca

Ingredientes:

  • Medio kilo de harina de fuerza tamizada.
  • 15 gramos de levadura.
  • 70 gramos de manteca de cerdo.
  • Un pellizco de sal.
  • Un pellizco de azúcar.
  • 70 ml. de aceite de girasol.
  • 125 ml. de agua.
  • 70 ml. de vino blanco.
  • Una cucharadita de pimentón.
  • 2 huevos (uno para la masa, otro para pincelar la masa).
  • 200 gramos de chorizo en lonchas finas.
  • 300 gramos de lonchas finitas de lomo de cerdo adobado.
  • 200 gramos de jamón serrano no muy curado, blando.
  • 3 huevos cocidos cortados en ruedas.

Elaboración:

Ponemos el agua al fuego a calentar un poco. Retiramos del fuego y cuando esté tibia añadimos la levadura. En una sartén ponemos la manteca al fuego para ablandarla.

En un cuenco o bol ponemos el huevo batido, el aceite de girasol, la manteca ablandada, el vino blanco y la cucharadita de sal, el azúcar y mezclamos bien.

A continuación agregamos la mitad de la harina, el pimentón y removemos para integrar bien con todos los ingredientes.

Seguidamente añadimos el agua templada con la levadura y el resto de la harina. Amasamos esta mezcla hasta que la masa no se pegue de las manos ni del bol.

Continuamos amasando durante unos 10 minutos, paramos de amasar unos 5 minutos para luego volver a amasar unos 10 minutos más.

Dejaremos reposar la masa para que leve durante una hora a temperatura ambiente. Cuando veamos que la masa ya haya crecido la trabajamos un poco para quitarle el aire.

Precalentamos el horno con una temperatura de 200ºC durante 10 minutos.

Ponemos los huevos a cocer al fuego en un cazo con agua, cuando el agua comience a hervir, cocinamos los huevos durante 10 minutos.

Retiramos del fuego y dejamos enfriar los huevos para quitarles la cáscara. Una vez fríos y sin cáscara los partimos en ruedas.

Partimos la masa en dos y hacemos con ella dos bolas. Estiramos cada bola de masa con el rodillo hasta dejarla fina como de medio centímetro de grosor y le damos la forma que queramos circular, cuadrada, rectangular.

Una vez le hayamos dado la forma, le damos unos pinchacitos con un tenedor por varias zonas para que al cocinarla no se infle.

Sobre una de las masas que será a base del hornazo ponemos el relleno: los huevos cocidos y los embutidos, el chorizo, el lomo, el jamón, todo bien extendido.

A continuación ponemos encima la otra parte de la masa con la que cubriremos el hornazo para y cerramos los bordes con un tenedor para que el relleno no se salga.

Picamos la masa por varias zonas para que no se infle. Batimos un huevo y con ayuda de una brocha, pincelamos toda la parte de arriba del hornazo.

Reducimos la temperatura del horno a 180ºC, con calor arriba y abajo  e introducimos el hornazo para cocinarlo durante unos 45 minutos.

Comprobaremos mientras se está cocinando para que la parte de arriba no se tueste mucho.

Si acaso notáramos que se está dorando mucho, abrimos el horno y ponemos por encima del hornazo un trozo de papel de aluminio.

Una vez que el hornazo esté cocinado, lo retiramos con cuidado del horno y lo dejamos que se vaya templando a temperatura ambiente.

Una vez que esté tibio lo ponemos en una bandeja y ya podemos presentarlo en la mesa para degustarlo.

No te pierdas también: Hornazo de Priego. Receta de Semana Santa

Escrito por

Redactora de Natursan, especializada en bebés, niños, nutrición y cocina, es Técnico Superior en Educación Infantil. Amante de la cocina, especialmente de la más saludable y casera, y abuela.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad