Las galletas de jengibre son junto al turrón, uno de los dulces más característicos de la época navideña. Consisten básicamente en una pasta hecha con una mezcla de harina, huevo, mantequilla  y  azúcar a la que previamente se le ha dado una forma humanoide de lo más característica.

Con el paso del tiempo, se ha convertido en una gran forma de dar la bienvenida a la Navidad mientras nos rodeamos de nuestros seres queridos con un vaso de leche o una taza de chocolate caliente, sin duda dos acompañantes perfectos para las galletas de jengibre.

Hombrecitos de jengibre

Sobre todo para los más pequeños, que pueden pasárselo realmente bien cocinando estos dulces con sus propias manos para después ver cómo se van cociendo poco a poco en el horno de su propia casa. ¿Existe acaso una actividad más divertida para ellos durante sus vacaciones de Navidad?

Publicidad

El origen de las galletas de jengibre se remonta al siglo X

¿Pero cuándo se empezó a popularizarse el consumo de estas galletas? Seguro que muchos os preguntaréis. Pues habría que remontarse al lejano siglo X, cuando Gregory Nicopolis, un monje de origen armenio, empezó a crear sus propias galletas desde el horno de su convención religiosa para que los niños pobres y huérfanos tuvieran algo que llevarse a la boca durante la Navidad.

A partir de ahí, su aceptación y consumo empezó a crecer como la espuma. De hecho, en pleno siglo XVI eran muchos los monarcas y nobles que regalaban galletas de jengibre a todos sus amigos y amigos de la nobleza.

Un claro ejemplo de esto se vio con la reina Isabel I de Inglaterra, que quedó encantada con el sabor de estas galletas, las cuales empezó a regalar a todos los miembros de la Corte a medida de que se aproximaban las fechas de la Pascua de Navidad.

Receta para hacer hombrecitos de jengibre

Receta para hacer hombrecitos de jengibre. ¡Para chuparse los dedos!

Seguro que tras haber leído todas estas líneas se os ha empezado a hacer la boca agua. ¡Y la verdad que no os culpamos por ello! Desde Natursan también nos declaramos  unos fans incondicionales de cualquier tipo de dulce navideño, tomándolos siempre con cierta moderación claro está.

Por esta razón, a través de las siguientes líneas os vamos a contar cómo preparar estas galletas de jengibre directamente desde vuestra casa. ¿Os gusta la idea? Pues antes que nada, vais a necesitar los siguientes ingredientes.

Ingredientes:

  • 150 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de azúcar moreno
  • 300 gramos de harina
  • 1 huevo
  • 1 cucharada de canela molida
  • 1 cucharada de jengibre en polvo
  • 1 cucharada de bicarbonato

Una vez tengáis todos estos ingredientes, solo tendréis que seguir detenidamente todos los pasos que os vamos a describir a continuación.

Deliciosos hombrecitos de jengibre

Elaboración de los hombrecitos de jengibre:

  1. Cogemos un bol profundo y echamos la harina, la cucharada de bicarbonato, de sal, canela, de jengibre junto a todo el azúcar moreno. Tras esto, añadimos la mantequilla semi-fundida con el huevo batido.
  2. Batimos todos estos ingredientes con ayuda de una varilla durante un par de minutos hasta conseguir una masa homogénea. Espolvoreamos sobre ella un poco más de harina y la estiramos encima de una superficie de madera con ayuda de un rodillo.
  3. A continuación, procederemos a cortar esta masa a nuestro gusto o utilizando moldes con motivos navideños. Es aquí donde podemos darle un poco de rienda suelta a nuestra imaginación para crear la forma que queramos. Y si es en compañía de lo más pequeños, ¡pues mucho mejor!
  4. Finalmente, solo queda meter la masa de las galletas en un horno precalentado a una temperatura de 180 grados durante unos 20 minutos, hasta que queden bien doradas por la capa exterior. Podemos darle el toque final con un poco de chocolate al baño maría o espolvoreándolas más  azúcar a  nuestro gusto.
Publicidad
Hombrecitos de jengibre: las tradicionales galletas navideñas
Puntuación: 5 (100%) 1 voto