Inicio Nutrición y Dieta Higos secos: beneficios y propiedades. Cuántos comer al día
Nutrición y Dieta

Higos secos: beneficios y propiedades. Cuántos comer al día

Los higos secos son unos alimentos muy nutritivos y maravillosos, llenos de fibra, vitaminas del grupo B y hierro. ¿Cuántos podemos comer al día para disfrutar de sus beneficios y qué otras propiedades aportan?.

¿Qué son los higos secos?

Aunque los higos se convierten en uno de los frutos por excelencia del otoño (al igual que ocurre con otros alimentos otoñales como podría ser el caso del caqui o las setas), lo cierto es que al ser una fruta de temporada no es posible disfrutarlos todo el año. Una solución deliciosamente nutritiva es optar por los higos secos.

Publicidad

Básicamente podríamos definir a los higos secos como el fruto de la higuera que ha sido desecado. Es decir, son los higos madurados, los cuales luego han sido sometidos a un proceso que permite retirar toda su humedad y su contenido en agua, secándolos.

De esta forma, obtenemos una opción maravillosa -y riquísima- de disfrutar de los higos otoñales por un periodo mayor de tiempo, ya que podemos guardarlos en recipientes debidamente cerrados, y durarán mucho más.

Con ellos se elabora un tradicional postre muy popular en algunos lugares de España, conocido con el nombre de pan de higo, y que consiste en mezclar higos secos machacados con almendras, y formar una especie de pasta.

Información nutricional de los higos secos

Elevado contenido nutritivo

Podríamos decir que los higos secos son el emblema de los países mediterráneos, por lo que –por ejemplo- podrían ser ideales dentro de la denominada como dieta mediterránea (siempre y cuando sean consumidos como comentamos en pocas cantidades).

Beneficios de los higos secos

Interesante aporte de fibra

Destacan especialmente por ser tremendamente ricos en fibra, aportando alrededor de 10 gramos de fibra por cada 100 gramos. De esta forma, los higos secos son muy interesantes en caso de estreñimiento, sobre todo si éste es leve.

Fundamentalmente por algo muy sencillo: ayudan de manera natural a ala hora de mejorar el tránsito intestinal.

¿Sabías que aportan más calcio que cualquier otra fruta seca?

Los higos secos poseen además una interesante particularidad, y es que contienen más calcio que cualquier otra fruta desecada, siendo además una buena fuente de hierro y potasio. Concretamente, aportan 100 mg. de calcio por cada 100 gramos de producto comestible.

Publicidad

Alto contenido en vitaminas del grupo B

También destacan por su aporte en vitaminas, en especial de vitaminas del grupo B, de manera que es tremendamente interesante su consumo regular en caso de anemia, al ser adecuados para la correcta fabricación de los glóbulos rojos.

Lo mejor de todo es que los higos secos son muy fáciles de digerir, a la vez que son tremendamente nutritivos.

¿Su aporte calórico puede convertirse en un problema?

Como ocurre con la mayoría de frutas desecadas, los higos secos destacan igualmente por su elevado contenido en azúcares, y por tanto en calorías. Sin embargo, esto no tiene por qué ser negativo, ya que su riqueza nutricional lo convierten en un alimento con un alto valor nutricional, muy por encima que las calorías que aporta.

Podemos poner un ejemplo sencillo: 30 gramos de higos secos aportan 75 calorías (100 gramos aportan alrededor de 255 calorías). Si bien es cierto que podríamos considerar que este aporte calórico sería elevado para un puñado de estos frutos desecados, lo cierto es que no debemos menospreciarlos, especialmente por su aporte en vitaminas del grupo B, calcio, magnesio, potasio y fibra.

Por este motivo, son ideales para deportistas y excursionistas, ya que tienen un alto contenido en hidratos de carbono.

Aporte nutritivo por cada 100 gramos de higos secos

Concretamente, 100 gramos de higos secos aportan:

  • Calorías (kcal): 255 calorías.
  • Proteínas: 3,05 g.
  • Hidratos de carbono: 65,35 g.
  • Grasas: 1,17 g.
  • Fibra: 12,2 g.
  • Calcio: 144 mg.
  • Hierro: 2,23 mg.
  • Potasio: 712 mg.
  • Magnesio: 59 mg.
  • Fósforo: 68 mg.
  • Manganeso: 0,39 mg.
  • Sodio: 11 mg.
  • Zinc: 0,51 mg.
  • Vitamina A: 133 UI.
  • Vitamina B1: 0,07 mg.
  • Vitamina B2: 0,88 mg.
  • Vitamina B3: 0,69 mg.
  • Vitamina C: 0,8 mg.

Propiedades nutritivas de los higos secos

Los principales beneficios de los higos secos

Útiles para aportar energía

Los higos secos son ideales para deportistas, excursionistas y para todo aquel que, en definitiva, en algún momento determinado precise de un aporte extra de energía. ¿Por qué?

Fundamentalmente porque gracias a su aporte en hidratos de carbono, se convierte en una opción muy nutritiva para aportar energía a nuestro cuerpo cuando más lo necesitemos.

Además, se pueden convertir en un tentempié excelente cuando los mezclamos con almendras, destacando de hecho como una combinación ideal para el desayuno o la merienda.

Ideales para el crecimiento y contra la osteoporosis

Como te comentábamos a lo largo de la presente nota, los higos secos destacan igualmente por su elevado contenido en calcio, un nutriente fundamental para la salud de nuestros huesos.

Por este motivo, los higos secos pueden convertirse en un aliado perfecto para muchas mamás y papás, ya que son ideales en el desayuno y en la merienda de los más peques de la casa, gracias a su aporte en calcio, fundamental para su crecimiento.

Útiles contra el estreñimiento

Los higos secos son especialmente ricos en fibra dietética, destacando a su vez por su aporte tanto de fibra soluble como insoluble. En este sentido, mientras que la fibra soluble ayuda a controlar el apetito y regular los niveles de azúcar en sangre, la fibra insoluble agrega un mayor volumen a las heces.

Por tanto, los higos secos son muy interesantes a la hora de mejorar la función y el tránsito intestinal, previniendo o aliviando el estreñimiento ocasional.

Ayuda a prevenir la anemia

Si tenemos en cuenta que un puñado de higos secos aportan alrededor de 0,4 mg de hierro, y que este mineral es fundamental para transportar el oxígeno en la sangre de forma adecuada, es cierto que estas frutas desecadas son una opción excelente a la hora de prevenir la anemia.

Cuántos higos secos comer al día para disfrutar de sus beneficios

Teniendo en cuenta que tenemos la suerte de poder encontrar higos secos durante todo el año, mientras que durante el otoño podemos disfrutar de este alimento en su forma más fresca y madura, el resto de los meses podemos optar por la opción desecada.

En este sentido, no hay duda que los higos secos son un alimento tremendamente nutritivo y saludable, por lo que si no existe ninguna contraindicación que impida su consumo, lo más adecuado es comer alrededor de un puñado de higos secos al día (30 gramos aproximadamente).

De esta manera, disfrutaremos de su sabor, textura, y su increíble aporte nutritivo, sin excedernos en su consumo.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad