Inicio Salud y Medicina Medicamentos Gelocatil: qué es, para qué sirve y efectos secundarios
Medicamentos

Gelocatil: qué es, para qué sirve y efectos secundarios

Gelocatil (Paracetamol) es un medicamento analgésico y antipirético, muy útil para aliviar el dolor leve o moderado y la fiebre. Descubre cuándo tomarlo y cómo.

Gelocatil

Bajo el nombre comercial de Gelocatil nos encontramos ante un fármaco de reconocida popularidad, habitualmente utilizado para la disminución y el alivio del dolor, ya que contiene como principio activo el paracetamol, un analgésico útil para disminuir el dolor leve o moderado, así como la fiebre.

Por tanto, como veremos a lo largo del presente artículo, Gelocatil es un medicamento especialmente indicado para reducir el dolor y la fiebre, en las dosis recomendadas por tu médico (o por el fabricante en caso de consultar el prospecto que encontrarás en el envase del citado fármaco). Eso sí, no se aconseja tomar más cantidad que la aconsejada, puesto que dosis elevadas pueden ocasionar daño en el hígado.

¿Qué es Gelocatil y para qué sirve?

Gelocatil es un nombre comercial -o marca- bajo la que encontramos al paracetamol como principio activo. Como ya te hemos explicado en distintas ocasiones, el paracetamol actúa como analgésico, lo que significa que ayuda a calmar el dolor mediante la inhibición de ciclooxigenasa (COX-1 y COX-2), asociadas a la síntesis de las prostaglandinas, las cuales actúan en el sistema nervioso.

También actúa como antipirético, de manera que está indicado para la reducción de la fiebre elevada. 

Por tanto, el consumo de Gelocatil, en las dosis recomendadas, está indicado para aliviar el dolor leve o moderado como por ejemplo dolor de cabeza, dolor asociado a problemas dentales, dolor muscular (contracturas) o dolor de espalda (lumbago). Además de, también, en estados febriles.

Para qué sirve Gelocatil

Dosis de Gelocatil: ¿cuándo tomarlo y cuánto?

Dependiendo de la forma de presentación, actualmente puedes encontrar distintas presentaciones de Gelocatil en la marcacia, ya sea entre 500 mg y 1 g de paracetamol.

Lo más habitual y común es tomar una dosis de Gelocatil, de entre 500 mg y 1 g cada 8 horas. Dependiendo de la afección o patología a tratar, es posible tomar una cantidad menor. Por ejemplo, si el dolor o la fiebre son intensos, suele recomendarse dosis de 1 g, mientras que si el dolor es de menor intensidad, es posible tomar dosis de 500 o 650 mg.

No obstante, no se puede tomar más de 3 g de paracetamol al día. Una vez consumido, Gelocatil tiende a tardar unos 30 minutos en hacer efecto. 

A su vez, como te indicábamos, es posible encontrar Gelocatil en distintas formas de presentación:

  • Gelocatil Adultos: Es la presentación más común, y habitualmente la más conocida. Está indicado para adultos y mayores de 12 años. Se presenta en comprimidos de 650 mg y de 1 g, bajo solución oral de 650 mg y 1 g, o en forma granulada de 500 mg.
  • Gelocatil Gripe: Opción indicada cuando se está pasando por un resfriado común o una gripe. Se presenta en dos formas, Gelocatil Gripe con fenilefrina y Gelocatil Gripe con pseudoefedrina, el cual ayuda a descongestionar la nariz.
  • Gelocatil Pediátrico: Medicamento analgésico a base de paracetamol, de 250 mg granulado y 325 mg granulado, útiles para aliviar el dolor ocasional, leve o moderado del niño/a. Mientras que Gelocatil 250 mg está indicado en niños a partir de 5 años (de entre 25 a 31 kg), Gelocatil 325 mg está indicado en niños a partir de 8 años (de entre 32 a 49 kg).
  • Gelocatil Plus: Se trata de un medicamento que combina paracetamol (500 mg) y cafeína (65 mg), útil para aliviar el dolor leve o moderado y conseguir un leve efecto excitante a nivel nervioso. Es posible consumirlo a partir de los 16 años de edad.

Principales efectos secundarios de Gelocatil

Como sucede con cualquier medicamento, Gelocatil también puede ocasionar la aparición de algunos efectos secundarios. Por ejemplo, puede ocasionar sensación de malestar general, aumentar los niveles de transaminasas en sangre, y disminuir la presión sanguínea.

También existen una serie de efectos secundarios no deseados considerados como “muy raros”, lo que significa que se tienden a presentar en menos de 1 persona de cada 10.000. Pueden producirse coloración amarillenta de la piel (ictericia), disminución de los niveles de azúcar en sangre, erupciones cutáneas, enfermedades renales, anemia hemolítica o leucopenia.

Referencias Bibliográficas:

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos.