Gelatina: beneficios de un postre saludable y cómo hacerla

¿Qué es la gelatina y qué beneficios aporta? Te descubrimos las increíbles propiedades y los valores nutricionales de este postre y cómo hacerla en casa.

La gelatina es, sin ninguna duda, algo más que un postre delicioso, muy rico, sencillo y fácil de hacer, ya que se puede convertir en una buena y fresca alternativa, totalmente sana y con un alto valor nutritivo. Pero, ¿qué beneficios y propiedades tiene la gelatina? ¿Y el valor nutricional de la gelatina?.

Numerosos estudios han puesto de manifiesto que la gelatina es sumamente beneficiosa para aquellas personas que padezcan de problemas digestivos, como pueden ser la gastritis, la hiperacidez, los cólicos y la colitis.

Gelatina

También es ideal para personas que sufran de indigestión, ya que facilita el proceso de la digestión evitando la aparición de digestiones pesadas, y por ende tener un sistema digestivo sano.

Contiene colágeno, y a partir de él grenetina, que viene a ser una proteína que es capaz de aportar nutrientes complementarios para la piel, uñas y cabello, ayudando a que estén mucho más saludables.

También es ideal en los más pequeños, formando parte por ejemplo de una dieta blanda, e incluso para personas de la tercera edad, enfermos, o personas que en definitiva se encuentren haciendo algún tipo de régimen alimenticio.

¿Qué es la gelatina?

La gelatina es un postre que se obtiene a partir de la hidrólisis del colágeno, una proteína que encontramos fundamentalmente en el tejido conjuntivo de los huesos, el cartílago y la piel.

Es decir, es un postre que se elabora a partir de los huesos y las pieles de origen tanto bovino como porcino, las cuales después de ser lavadas, maceradas y purificadas, son sumergidas en agua caliente con el fin de extraer la fracción de colágeno, disolviéndose en ella.

Este colágeno es sometido posteriormente a filtración, desmineralización, concentración, esterilización y finalmente secado. Y es el material que contiene la proteína de colágeno, que es la usada para su elaboración.

Nos encontramos, por tanto, ante un producto de origen animal cuyos ingredientes (recordemos, la piel y los huesos desmineralizados de determinados animales), han sido aprobados para el consumo humano por las pertinentes autoridades veterinarias.

Por este motivo, la gelatina también se usa para la elaboración de gominolas, y el colágeno se usa igualmente como emulgente y estabilizante, al ayudar a mejorar la textura de productos como yogures, helados y otros postres.

Valores nutricionales de la gelatina

Podríamos decir que la gelatina es pura proteína, dado que el colágeno con la que se elabora originariamente comprende una cadena de proteínas de alrededor de 1050 aminoácidos.

Es más, como veremos, dos de esos aminoácidos -la hidroxiprolina y la hidroxilisina- lo encontramos sólo en la proteína del colágeno, que contiene todos los aminoácidos esenciales, a excepción del triptófano.

En lo que se refiere precisamente a ese valor nutritivo, la gelatina principalmente contiene colágeno (entre un 85 y un 90%), sales minerales, agua y azúcares.

Dicho sea de paso, debemos indicar que la proteína, su componente principal, está formada por eslabones llamados aminoácidos (que ya conocemos), y que 18 de los 20 existentes se encuentran presentes en la estructura de colágeno, por lo que forman parte de la composición de la gelatina.

No obstante, debemos indicar que la gelatina a pesar de ser un alimento proteico, el colágeno no contiene todos los aminoácidos esenciales, motivo por el cual no supone un aporte proteínico ciertamente complejo.

Beneficios de la gelatina

Los beneficios de la gelatina

Ideal para la salud de los huesos y la piel

Precisamente por su elevado contenido en colágeno y por su aporte en determinados minerales y oligoelementos (entre los que destaca especialmente la presencia de calcio, fósforo, magnesio y silicio), la gelatina ayuda a mejorar la salud ósea, siendo útil no solo para reconstruir los huesos sino para fortalecerlos.

Además, ayuda a aumentar la elasticidad de la piel gracias a ese elevado contenido en colágeno, fortaleciendo sus tejidos conectivos.

Bajo contenido calórico, ideal en dietas

Si alguna vez has seguido una dieta de adelgazamiento es muy probable que te hayas encontrado a la gelatina entre uno de sus postres recomendados. 

Y con razón, dado que la gelatina es un producto con poquísimas calorías. Es más, dependiendo del contenido en azúcares, edulcorantes y/o saborizantes que puedan usarse en su elaboración, 100 gramos de gelatina aportan solo 62 calorías.

Mejora la digestión

Como te indicábamos al comienzo de esta nota, la gelatina es un postre ciertamente adecuado en caso de determinadas afecciones y trastornos digestivos. Y, de hecho, ayuda a la digestión al contener glicina, un aminoácido capaz de estimular el ácido clorhídrico de nuestro estómago.

Útil contra las estrías de la piel

Dado que el colágeno ayuda a mejorar tanto la elasticidad como la firmeza de la piel, la gelatina se convierte en una opción deliciosa a la hora de mejorar y disminuir las estrías, sobre todo cuando su consumo es regular.

Principales propiedades de la gelatina, a resumen

A continuación te resumimos cuáles son las principales propiedades que nos ofrece y nos aporta la gelatina, un delicioso postre ideal para los más pequeños:

  • Útil en caso de indigestión.
  • Evita la aparición de las digestiones pesadas.
  • Aporta nutrientes beneficiosos para la piel, las uñas y el cabello.
  • Útil en caso de necesitarse dieta blanda.

Como hacer gelatina

Cómo hacer gelatina en casa

En esta ocasión vamos a aprender a elaborar una deliciosa gelatina, de forma fácil y sencilla. Aunque se trata de una receta básica, lo cierto es que en realidad puedes sustituir el jugo de frutas por cualquiera que te guste.

Ingredientes que necesitas:

  • 3 hojas de gelatina + Agua
  • 1 vaso de jugo de frutas
  • 2 cucharadas de azúcar

Elaboración de la gelatina en casa:

  1. Pon agua en un recipiente, añade las hojas de gelatina hasta que queden cubiertas con cuidado de no romperlas, y déjalas en remojo durante 10 minutos.
  2. Mientras las hojas de gelatina se ablandan pon el jugo de frutas que hayas escogido en un cazo, añade el azúcar y ponlo a calentar en el fuego. Cuando empiece a hervir aparta del fuego y reserva.
  3. Una vez la gelatina se haya ablandado escúrrela con cuidado y añádelas al cazo.
  4. Ahora remueve con la ayuda de una cuchara de madera para que las hojas de gelatina se disuelvan.
  5. Reparte la mezcla en dos copas y deja que se enfríen. Luego, una vez frías, pon las copas en la nevera para que se gelifiquen.

Dado que las hojas de gelatina que habitualmente encuentras en el supermercado se elaboran a partir de colágeno de origen animal, si eres vegano/a puedes optar por preparar gelatina vegetal elaborada con agar agar.

Gelatina: beneficios de un postre saludable y cómo hacerla
Puntuación: 5 (100%) 5 votos