Gastritis emocional y nerviosa

La gastritis nerviosa o emocional es un tipo de gastritis causada por el estrés o la ansiedad, que pueden afectar a nuestro estómago e inflamar la mucosa gástrica.

La gastritis también puede ser emocional, ya que el estrés o la ansiedad pueden afectar a nuestro estómago y formar una gastritis tanto emocional como nerviosa.

Se caracteriza, de hecho, por ser un trastorno emocional más común de lo que originalmente pudiera pensarse, que finalmente termina por afectar a nuestro estómago y por producir unos síntomas identificables y confundibles en algunos momentos con los denominados como intestino irritable o el síndrome del colon irritable.

gastritis-nerviosa

Como hemos descrito en el post sobre la gastritis, la gastritis nerviosa en sí misma se considera una enfermedad que se genera en el aparato digestivo, principalmente en el estómago, el cual sufre una inflamación de la mucosa gástrica. Pero no por causas comunes como es el caso de la bacteria Helicobactir pylori, sino por causas directamente relacionadas con síntomas asociados a las emociones.

La inflamación de la mucosa gástrica provoca ardor, quemazón, dolor, ácido, etc. Estos son solo algunos de los síntomas que se presentan en la persona cuando sufre de esta enfermedad.

No obstante, y volviendo nuevamente a lo que comentábamos sobre la gastritis, ésta se genera por la aparición de una bacteria denominada Helicobacter pylori y por síntomas como el estrés, la ansiedad, el agobio, que son creados del curso del día a día, por el trabajo y por las responsabilidades familiares.

Hemos explicado como se genera, que agentes son necesarios para su aparición y hemos explicado el porqué aparece. Pero el problema es cuando esa enfermedad se convierte en psicosomática, cuando se relaciona directamente con actitudes emocionales.

sintomas-gastritis-emocional

Síntomas de la gastritis nerviosa o emocional

  • Dolor abdominal, generalmente en el estómago.
  • Acidez estomacal.
  • Ardor o quemazón.

También la propia gastritis emocional tiende a venir acompañada con otros síntomas más psicológicos o emocionales, que en definitiva son los que causan su aparición:

  • Estrés y ansiedad.
  • Nerviosismo.
  • Tensión emocional.

Tratamiento de la gastritis nerviosa

Se considera que tanto si es una gastritis emocional como no, se aconseja seguir la misma dieta, una alimentación sana y ligera, una dieta blanda que ayude a regular los síntomas y comer alimentos como:

  • Arroz
  • Verduras
  • Sopa
  • Fruta
  • Carne
  • Pescado
  • Agua

A parte de los alimentos que colaboran con la mejora de la gastritis, si es emocional, se considera más delicada, pues se tendría que mantener un equilibrio mental para que el cuerpo pueda recomponerse y así ambas partes estén en consonancia y el organismo funcione regularmente y de manera sana.

Gastritis emocional, ¿aguda o crónica?

Aunque por regla general, tal y como manifiestan muchos especialistas, la gastritis emocional tiende a ser primeramente aguda, en algunos casos, cuando ésta se mantiene en el tiempo, puede llegar a ser crónica.

La gastritis aguda, generalmente, es consecuencia de la ingesta de fármacos agresivos para la mucosa gástrica, o bien por la agresión producida por infecciones, intoxicaciones, diversos alimentos o alcohol.

gastritis-emocional

En este sentido, se conoce que los medicamentos más agresivos para la mucosa gástrica, son el ácido acetil salicílico y los antiinflamatorios no esteroideos. Su consumo puede llegar a provocar no sólo gastritis aguda, sino hemorragias e incluso úlceras.

La gastritis crónica, además de tener unas causas que tienen relación con las que nos encontramos en la aguda, puede tener otras de origen metabólico, como es el caso de la diabetes, o bien las enfermedades renales crónicas.

Es preciso conocer que la mayoría de enfermos con gastritis crónica no tienen síntomas.

En caso de que tu médico te haya diagnosticado gastritis emocional, principalmente porque no existe ninguna otra causa que la haya provocado y hayas estado sometido/a a un tiempo de estrés o ansiedad, o tiendes a ser muy nervioso/a, es necesario que, junto al tratamiento y la dieta que te brinde, trates de mantener una vida más relajada.

De esta forma revertirás el cuadro, y podrás poco a poco solucionar la gastritis.

Temas:

Síguenos en Facebook