Publicidad
Enfermedades

Flujo marrón: ¿es alarmante? Sus causas y cuándo es preocupante

La aparición de flujo marrón es absolutamente normal, que habitualmente tiende a ser pasajero y no supone ningún problema de salud. Sin embargo, en ocasiones algunas señales sí pueden servir de alarma.

Antes o después de ovular, es normal que la vagina desprenda un flujo marrón. Normalmente viene precedido por el sangrado vaginal de la menstruación, pero cuando aparece este flujo marrón, durante otros días del mes, quizás es momento de acudir al centro médico.

Principales causas del flujo marrón

Por la menstruación

Ya hemos destacado que una de las causas normales de la presencia de flujo marrón en la vagina se debe a unos días antes o después de la ovulación.

Son señales que indican que la menstruación va a empezar o que ya está acabando. Normalmente responde a un proceso donde el útero no expulsó toda la sangre vieja que tenía y lo hace con retraso.

A causa de anticonceptivos hormonales

Cuando el flujo marrón tiene lugar los días del mes donde no hay menstruación, entonces una de las causas es por tomar anticonceptivos hormonales para no quedarse embarazada.

Aunque muchas veces regulan el ciclo menstrual, tales anticonceptivos producen, en determinados casos, desequilibrios hormonales.

En todo caso, si hay dudas, puede consultarse al ginecólogo que comprobará que todo funciona correctamente.

Causas del flujo marron

Por gestación o embarazo

El flujo marrón suele ser una señal de embarazo. En este caso, el flujo marrón suele aparecer  durante los 3 primeros meses de gestación por el desprendimiento del cigoto de la pared del útero.

Este flujo es distinto de la menstruación porque es poco abundante y se presenta durante unas horas, luego desparece. Cuando el flujo marrón sigue y hay otros síntomas que hacen que pueda haber embarazo, es vital ir al médico, porque podría tratarse de un aborto.

Después de la menopausia

También puede aparecer flujo marrón vaginal durante la menopausia. Podría ser algo normal, pero también podría indicar la presencia de pólipos. Una exploración sería la mejor manera de prevenir que no se trate de algo pasajero.

Por tumores benignos

Por un lado, esta presencia de flujo puede darse por los quistes ováricos o inflamaciones que se producen en los ovarios. Los quistes son inofensivos y van desapareciendo, pero si además el dolor abdominal es algo intenso, es mejor acudir al médico.

Mientras que el color marrón oscuro puede deberse también a un fibroma uterino o al desarrollo de pólipos uterinos. Estos últimos son tumores benignos.

Tras las relaciones sexuales

Expulsar flujo marrón después de tener relaciones sexuales puede ser por distintas causas. Por un lado, por falta de lubricación siendo algo banal, pero por otro por haber realizado el acto de forma brusca y desarrollar complicaciones.

A su vez, otras causas graves alertan de infecciones sexuales como clamidia, gonorrea, vaginitis o pólipos en el cuello uterino.

Por otras causas

El regreso de la menstruación después del parto, de una infección o una operación quirúrgica pueden también provocar flujo de color marrón. Mientras que también es posible que se den hemorragias intermenstruales que no precisan de gravedad.

Cuando hay dolor abdominal, y otros síntomas, entonces puede ser por otros problemas. Ante cualquier señal, hay que estar atenta y no dejar por alto la presencia de flujo marrón.

Sintomas alarmantes del flujo marron

Cuándo el flujo marrón puede ser signo de alarma

La gran parte de veces, el flujo marrón vaginal es algo pasajero o como consecuencia de las causas anteriormente expuestas.

Si bien, este flujo se alarga en el tiempo y va a acompañado de otros signos, como fiebre, dolor fuerte abdominal o fuertes alteraciones en la menstruación puede ser un síntoma de alarma de que hay algo que no funciona correctamente.

Una de las causas podría ser síntoma de cáncer de cuello uterino, algo que puede verse en  exámenes clínicos, como las pruebas ginecológicas que incluyen pruebas Papanicolaou.

También puede ser consecuencia de enfermedades de transmisión sexual. Es decir, que el  flujo oscuro puede tratarse de la enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP) que afecta a los órganos sexuales femeninos y esta ocasionada por enfermedades venéreas.

¿Qué debemos hacer?

Ante estos síntomas lo mejor es acudir al ginecólogo para que haga las exploraciones necesarias. Ante cualquier síntoma de alarma, no hace falta esperar varios días, es mejor curarse en salud y acudir al centro de inmediato.

Publicidad
Publicidad