Fitoterapia y plantas medicinales para el otoño y el invierno

Para el otoño y el invierno existen plantas medicinales cuyas propiedades nos aportan beneficios medicinales ideales para cuidar la salud en los días más fríos del año.

Con la llegada del otoño y, con él, del frío, se hace necesario cuidar nuestro organismo y nuestras defensas mucho más que el resto del año, pudiendo tomar alimentos o suplementos que lo refuercen y que, en definitiva, puedan protegernos cuando nos sintamos débiles.

plantas

La Fitoterapia cuenta entre su larga lista de plantas medicinales con una serie de virtudes especialmente indicadas para esta bella época estacional en la que nos encontramos.

Plantas medicinales para las estaciones más frías del año

A continuación nos hacemos eco de algunas de las plantas más importantes para cuando estemos resfriados o tengamos gripe:

  • El eucalipto, para las afecciones del aparato respiratorio.
    eucaliptoComo ya vimos en un anterior artículo, es un árbol ornamental de gran porte originario de Australia. En medicina sólo se usan las hojas de la especie globulus, especialmente por sus propiedades antisépticas en las vías respiratorias.
    Sus hojas son ricas en un aceite esencial cuyo componente principal es el eucaliptol, un mucolítico que fluidifa las secreciones pulmonares favoreciendo así su expulsión.
    Precisamente por todo ello, es además antitusivo e inhibe la irritación bronquial en las bronquitis tanto agudas como crónicas, poseyendo igualmente una buena actividad antibacteriana.
     
  • El gordolobo, contra el dolor y la inflamación de garganta, la tos y la bronquitis
    gordolobo Posee mucílagos suavizantes y harpagósidos antiinflamatorios que permiten la utilización eficaz de sus flores en la traqueítis e inflamaciones de la garganta.
    También cuenta con aucubósido, cuyas propiedades analgésicas y antimicrobianas complementan la acción de los mucílagos en el tratamiento de las bronquitis crónicas y agudas.
  • Tomillo, para la tos intermitente y secatomillo
    Posee propiedades antisépticas usadas para tratar las infecciones  pulmonares. Al ser espasmolítico calma la tos ferina, el efisema y la tos espasmódica, actuando, además, sobre la rinorrea disminuyendo las secreciones nasales.
  • Llantén mayor, para las enfermedades respiratorias alérgicas
    llanten-mayor Contiene iridoide, siendo así el más importante el aucubósido de propiedades antitusivas y actibacterianas útiles en el tratamiento de las afecciones broncopulmonares.
    Además es antialérgico y antitusivo.

 

Una opción interesante es disfrutarlas a partir de la preparación de deliciosas infusiones elaboradas a base de las plantas medicinales secas, al ser una buena forma para asegurarnos el correcto aporte de propiedades sin que éstas pierdan sus más importantes virtudes medicinales.

También puedes encontrarlas en herbolarios y tiendas especializadas en forma de gotas (que pueden ser tomadas en compañía de un gran vaso de agua), o dependiendo de determinadas plantas, tomarlas en forma de cápsulas.

Fitoterapia y plantas medicinales para el otoño y el invierno
Valoración