Inicio Salud y Medicina Enfermedades Enfermedades otoñales: cuáles son y consejos para evitarlas
Enfermedades

Enfermedades otoñales: cuáles son y consejos para evitarlas

enfermedades-otono El otoño, además de mal tiempo y algo más de frío, puede venir acompañado de las típicas enfermedades otoñales. Esto es, enfermedades del otoño propias de esta bella época del año.

Ello se debe, principalmente, al cambio de estación, aunque también el cambio de hora invierno puede repercutir en ello, ya que la disminución de horas solares puede provocar una desestabilización hormonal que produzca una disminución de las defensas (con lo cual, es adecuado saber cómo aumentar las defensas).

No obstante, la mejor forma de prevenir las enfermedades otoñales es conocer cuáles son las más características y elementales en esta estación.

Enfermedades propias del otoño

El final de las vacaciones de verano siempre es el preludio de la llegada de una nueva estación: otoño. Una estación que supone un cambio, en ocasiones brusco, porque pasamos de una estación calurosa a una algo más fría, y que supone –a su vez- un puente antes de la llegada del invierno.

Con el cambio de estación tiende a ser muy habitual que nuestra salud se resienta: a la bajada de defensas (como consecuencia del cambio de estación y de la disminución de horas de luz solar), se une la existencia de una mayor predisposición a padecer resfriados, problemas respiratorios, gastrointestinales y emocionales.

Y es que, generalmente, los cambios de estación no llegan solo con otros cambios en la meteorología, el tiempo y otro paisaje. También llega con nuevas enfermedades que, de alguna u otra forma, tienden a estar relacionadas con los diferentes sucesos ambientales que llegan con el cambio de estación.

Empieza a hacer más frío, llueve con mayor habitualidad y a ello se le une la presencia de un viento fuerte que tiende a tirar las hojas de los árboles. Con ello tanto el polen como el polvo flotan en el ambiente, lo que ocasiona la presencia de reacciones alérgicas en muchas personas, especialmente en enfermos con problemas respiratorios.

Con el descenso de las temperaturas, y la llegada del frío, también se incrementan otras enfermedades y trastornos tan relacionados con esta época del año, como es el caso de los resfriados comunes, gripes, neumonías y faringitis.

También suele ser más habitual que las enfermedades gastrointestinales continúen incluso de manera más común.

Mientras que uno de los trastornos más comunes desde un punto de vista emocional es la denominada como astenia otoñal (también conocida como depresión otoñal). Suele aparecer debido a los diferentes cambios hormonales que experimenta el organismo como consecuencia de la disminución de la luz solar.

Te resumimos a continuación algunas de las enfermedades del otoño más características de esta estación:

  • Resfriados: Con el paso de un ambiente cálido a uno algo más frío, nuestro organismo puede sufrir una debilitación en sus defensas, lo que provoca que nos resfriemos o nos constipemos. Para no enfermarnos, debemos evitar las corrientes y pasar rápidamente de un ambiente cálido a uno frío o muy frío, y tomar las medidas higiénicas adecuadas para evitar que otras personas nos contagien (lavarnos regularmente las manos, sobretodo cuando venimos de la calle, y evitar rozarnos las manos con la boca o la nariz).
  • Gripe: La gripe es una de las enfermedades más típicas de la época otoñal e invernal. No en vano, en el otoño es cuando comienza el período de vacunación contra la gripe. Las medidas para evitar su contagio son las mismas que con los resfriados y el constipado.
    Puedes conocer más sobre los efectos secundarios de la vacuna de la gripe.
  • Depresión: La depresión en otoño (conocida también como astenia otoñal) es otro de los elementos más característicos de esta estación. Ello se debe principalmente al cambio de estación y a la reducción en las horas de luz, lo que, unido a un aumento del mal tiempo y de la nubosidad en general, provoca que la persona tienda los primeros días de otoño a sentirse triste o melancólica.

Consejos ante las enfermedades del otoño

  • Sigue una alimentación equilibrada, basada en frutas y verduras frescas. Te aportarán las vitaminas, minerales y nutrientes esenciales que tu organismo necesita cada día.
  • Cuando empiece a hacer más frío abrígate bien antes de salir de casa.
  • Evita los cambios bruscos de temperatura.
  • Evita automedicarte si te resfrías. Es mejor acudir a tu médico y que sea él quien te prescriba los medicamentos que necesites.
  • Practica ejercicio físico al aire libre. Te ayudará a disfrutar de los paisajes que te ofrece el otoño y a disminuir el estrés, ansiedad y la depresión propia del otoño.
Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.
Temas

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos.

Suscríbete