¿En qué consiste el método Kaizen?

El conocido como método Kaizen es una popular técnica japonesa que consiste en una mejora continua de procesos, una auténtica herramienta de calidad que busca mejorar en todos los aspectos.

¿Cuántas veces nos hemos dicho a nosotros mismos “a partir del lunes empiezo la dieta”, “la semana que viene dejo de fumar” o “el mes que viene sin falta me apunto al gimnasio”? Desgraciadamente, a veces la pereza y la desidia son más fuertes que nosotros a la hora de tomar cualquier decisión.

Sin embargo, esto tiene solución. Los japoneses desarrollaron hace décadas lo que se conoce como “Método Kaizen” una técnica que nos ayudará a darnos ese empujón inicial que a veces tanto necesitamos a la hora de pasar a la acción. Este término viene de las palabras japonesas “Kai” (cambio) y “Zen” (sabiduría) haciendo alusión a que a través de los cambios, podemos convertirnos en personas con mucha más iniciativa.

Kaizen

Lo mejor de todo es que este método se puede aplicar en cualquier ámbito de nuestra vida, incluso en el profesional. De hecho, gracias al método Kaizen, los japoneses se han convertido sean una de las personas más efectivas en sus respectivos puestos de trabajo.

La regla del minuto

Empezaremos explicando este método diciendo que su ejecución es de lo más sencilla. Tan solo necesitáis poneros un objetivo, una meta que podáis realizar al menos una vez al día. Tras esto, tan solo tenéis que ponerla en práctica durante un minuto.

¿No es mucho tiempo, verdad? Empezar a leer un libro, memorizar una frase en otro idioma, hacer flexiones… Todo esto son cosas que se pueden hacer en sesenta segundos. Y por tanto, no necesitarán de mucho esfuerzo de nuestra parte a la hora de llevarlas a cabo.

Método Kaizen

Cuando ya llevéis un par de días, seguro que antes o después aparece esa vocecita que os dice “¡Deja de hacer eso, que da mucha pereza!” Romper un poco con nuestra zona de confort puede llevarnos a multitud de duelos internos. Sin embargo, cuando antes los venzamos, antes podremos deshacernos de la desidia y la pereza.

Una vez que llevéis un mes con esta práctica, seguro que cuando hagáis algo durante ese minuto, os sentiréis realmente bien con vosotros mismos y seguro que una gran satisfacción recorre todo vuestro

Esto os dará fuerzas para afrontar futuros retos

Muchos occidentales tienen la idea preconcebida que no se pueden conseguir grandes metas a través de pequeños esfuerzos. A través de Kaizen no os queremos decir que de la noche a la mañana vais a ver los resultados. Es un proceso lento, que necesita de bastante tiempo y esfuerzo de vuestra parte.

Lo importante es ser constantes. No rendirse. No dejar que la pereza se haga más fuerte que nosotros. De lo contrario estamos advocados al fracaso y no tendremos más remedio que “volver a empezar desde cero”. ¿Y no quieres esto verdad?

Por todas estas razones es muy importante empezar poco a poco. A cada minuto que pases te convertirás en una persona más fuerte. Cada sesenta segundos que pasen estarás más cerca de tu meta final. Puede que tengan que pasar miles de estos segundos. Pero estamos seguros que al final verás los resultados.

A partir de aquí tan solo te queda ponerte objetivos más ambiciosos. Tan solo te quedará convertir los minutos en horas. Las horas en días. Y los días en meses. De esta manera lo que antes veías como un imposible, se habrá convertido en una meta que has realizado por ti mismo. ¿Sabes la cantidad de autoestima y confianza en ti mismo que todo esto va a suponer? En definitiva, recuerda que las metas son sueños que tienen fecha de entrega y de ti depende que las completes a tiempo.

Temas:

Síguenos en Facebook