Las estatinas son conocidas en farmacología como un grupo de fármacos utilizados para disminuir el colesterol, en aquellos pacientes que presentan unos niveles de colesterol elevados, una condición que médicamente es conocida con el nombre de hipercolesterolemia. Estos pacientes presentan un riesgo mayor de desarrollar el depósito e infiltración de grasas en las arterias (ateroesclerosis) y de sufrir algún episodio de enfermedad cardiovascular.

Por tanto, su uso clínico está recomendado en caso de niveles altos de colesterol y como prevención cardiovascular (en caso de eventos coronarios o cardiovasculares).

No obstante, recientemente muchos especialistas se cuestionan los beneficios de las estatinas para la prevención de enfermedades del corazón, sobretodo por los efectos secundarios o adversos que presentan a corto y a largo plazo.

¿Qué son las estatinas? ¿Para qué sirven?

Precisamente en una nota anterior nos ocupábamos sobre los posibles riesgos de los medicamentos para el colesterol, unos fármacos que como elemento principal contienen estatinas.

Publicidad

Qué son las estatinas

Debemos tener en cuenta que este tipo de medicamentos anti-colesterol tienden a prescribirse cuando exista alguna de las siguientes circunstancias:

  • Cuando las cifras de colesterol sean muy altas.
  • Exista una hipercolesterolemia familiar.
  • Cuando las cifras por encima de lo normal no bajen aunque se siga un estilo de vida saludable.

Eso sí, debe ser siempre el médico quien prescriba el consumo o no de estos medicamentos, dado que se requiere una prescripción médica previa para poder tomarlos y adquirirlos en la farmacia.

Las estatinas son elementos que encontramos en determinados medicamentos anti-colesterol, utilizadas precisamente desde un punto de vista médico y farmacológico para bajar los niveles de colesterol alto.

Debemos tener en consideración que nuestro organismo necesita de colesterol para funcionar correctamente. Pero cuando este colesterol es demasiado tiende a pegarse a las paredes de las arterias.

Por tanto, las estatinas ayudan en la reducción del colesterol porque interfieren con la producción de colesterol en el hígado, siendo capaces incluso de rebajar los niveles de colesterol LDL y aumentar el colesterol HDL.

Efectos adversos del consumo de medicamentos con estatinas

La propia Agencia de Alimentos y Medicamentos estadounidense (FDA) alertó el pasado año sobre los diferentes efectos secundarios que pueden causar el consumo de medicamentos con estatinas, ya que aunque sus efectos son “indiscutibles”, deben ser tomados con cuidado.

La mayoría de estudios científicos que se han llevado a cabo con el objetivo de analizar y constatar cuáles son los efectos secundarios, han permitido conocer algunos de sus efectos adversos:

  • Pueden aumentar el riesgo de niveles de azúcar en sangre (Diabetes tipo 2).
  • Pérdidas de memoria, olvidos y confusión.
  • Aumentan el riesgo de daño muscular.
  • A largo plazo, puede causar artrosis y aumento del dolor (dolor torácico, dolor de espalda).
  • Daño hepático, aunque poco frecuente.
  • Estreñimiento, flatulencia, dispepsia, náuseas y diarrea.
  • Dolor de cabeza y mareos.
  • Erupción cutánea y prurito.
  • Mialgias y artralgias.
  • Reacciones alérgicas.

Por este motivo la FDA informó que indicará en las etiquetas de los medicamentos con estatinas que, entre sus efectos adversos o secundarios, pueden causar pérdida de memoria o elevar los niveles de azúcar en sangre, entre otros.

Estatinas para el colesterol

Contraindicaciones de las estatinas

Aunque las estatinas son seguras para la mayoría de las personas no están aconsejadas en los siguientes casos:

  • Mujeres embarazadas.
  • Personas con enfermedades hepáticas.
  • Pueden interactuar de forma negativa con otros medicamentos.

Además, tal y como indicábamos en una nota anterior, actualmente los investigadores están estudiando no solo el uso de las estatinas para el tratamiento de otros trastornos, sino que se ha constatado que el seguimiento de un tratamiento intensivo superior a 80 mg. por día puede aumentar el riesgo de enfermedad metabólica, como por ejemplo diabetes.

Cuestionan los beneficios de las estatinas para la prevención de enfermedades del corazón

Recientes estudios están poniendo en tela de julio el uso de las estatinas como medicina preventiva frente a las enfermedades del corazón.

En estos precisos momentos la comunidad médica americana se encuentra debatiendo los pros y los contras del uso de las estatinas como preventivos de las enfermedades del corazón, especialmente cuando este uso no está indicado, y sobretodo si tenemos en cuenta algunos de sus principales efectos secundarios: su consumo regular parece estar asociado con un aumento de las enfermedades reumáticas, especialmente en individuos físicamente activos, además de incluir el riesgo de diabetes tipo 2, daño renal a corto plazo y daño muscular reversible a largo plazo.

Por otro lado, los expertos médicos tienden a ser claros sobre sus cualidades médicas en la prevención, especialmente para quienes ya han sufrido un accidente cardiovascular. No obstante, en el caso de un paciente que aún no ha tenido un ataque al corazón, o un derrame cerebral, si se le prescribe el consumo de un medicamento diario con estatinas por cinco años sólo se podría reducir el riesgo en un 1%. Por tanto, ¿estaría justificado realmente su prescripción en pacientes de bajo riesgo, si tenemos en cuenta algunos de sus efectos secundarios?.

Al menos en Estados Unidos y Canadá existe la costumbre por parte de la mayoría de los médicos de prescribir medicamentos con estatinas como prevención primaria, aunque dichos pacientes no tengan una enfermedad cardíaca ya establecida.

Más información | MedlinePlus / WikiPedia

Publicidad
Efectos secundarios de las estatinas, qué son y para qué sirven
Puntuación: 4 (80%) 1 voto