Dolor de cuello: Causas y consejos para evitarlo

El dolor de cuello puede aparecer en cualquier momento y afectar a cualquier persona. ¿Cuáles son sus causas y qué podemos hacer para prevenirlo? Descubre también algunos ejercicios útiles.

El dolor de cuello es uno de los males más habituales, especialmente entre la población adulta; se estima que hasta siete de cada diez personas lo van a padecer en algún momento de sus vidas. Y es que es precisamente el cuello una de las zonas más sensibles del cuerpo, en la cual se acumulan todas las tensiones.

De hecho, en su aparición influyen una amplia diversidad de causas (tal y como veremos a continuación y a lo largo de la presente nota): desde tensiones nerviosas y emocionales que provocan que los músculos del cuello y del hombro se tensen, hasta situaciones de estrés, pasando por malas posiciones al sentarnos y al trabajar, al dormir…

Dolor de cuello

Causas del dolor de cuello

Causas del dolor de cuello hay muchísimas, pero hemos seleccionado algunas de las más habituales.

Debilidad en los músculos de la zona 

Es muy habitual encontrar personas a las que les duele el cuello porque los músculos de la zona como el trapecio están debilitados. Esto es una consecuencia directa de la falta de ejercicio, lo cual provoca que los músculos del cuello no se fortalezcan.

Descubre más: El dolor lumbar, síntomas, causas y tratamiento de la lumbalgia o lumbago

Malas posturas 

Esta es sin duda una de las causas más frecuentes del dolor de cuello en la población adulta. Se da por ejemplo entre personas que por motivos laborales tienen que pasar muchas horas frente al ordenador en una misma postura o que no tengan la almohada adecuada para descansar el cuello correctamente durante la noche.

Causas del dolor de cuello

Este tipo de situaciones hacen que los músculos del cuello se vuelvan más rígidos, provocando dolor. La solución es muy sencilla: Hacer estiramientos que impliquen mover el cuello en todas las direcciones.

Ansiedad y estrés

El dolor de cuello también puede estar ocasionado por factores puramente emocionales. Situaciones de ansiedad y estrés cargan muchísimo el cuello y los hombros, generando en la mayoría de las ocasiones dolor en la zona.

No te pierdas: 3 ejercicios para el cuello

Consejos para evitar el dolor de cuello

Hay varios tips que conviene tener en cuenta para evitar el dolor de cuello:

  • Colchón: El colchón debe ser firme; si es demasiado blando, corres el riesgo de que el cuello te duela al día siguiente porque la cabeza no se mantiene de manera horizontal durante la noche.
  • Almohada: Al igual que el colchón, la almohada es muy importante para lograr un buen descanso. La más recomendable es la almohada de espuma que tenga aproximadamente el ancho de los hombros; también puedes probar con las almohadas cervicales, especialmente pensadas para esta zona
  • Postura: Cuando duermas, lo peor que puedes hacer es dormir boca abajo. Resulta una postura muy perjudicial para la espalda y para el cuello ya que fuerzas a la cabeza a girarse bruscamente para respirar. La mejor postura es la fetal; de costado y con las rodillas hacia el pecho.
sentarse-bien-cuello

Ejercicios para evitar el dolor de cuello 

Evitar el dolor de cuello no es ni mucho menos complicado. Hay varios ejercicios que puedes realizar a diario y que te ayudarán a que esta zona esté completamente relajada y los músculos fortalecidos: 

  • Inclinación de la cabeza: Colócate de pie, en posición totalmente recta y mueve la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro; repite el ejercicio 10 veces. Luego, mueve la cabeza hacia delante y hacia atrás, también 10 veces. Los movimientos deben ser lentos para no dañar las articulaciones.
  • Manos cruzadas: Un ejercicio muy sencillo pero que resulta muy beneficioso. Simplemente tienes que poner las manos cruzadas por detrás de la cabeza y dejar caer el peso de las manos para que la cabeza caiga poco a poco. Mantén esta posición unos minutos.
  • Sentado: Siéntate en una silla con la espalda totalmente recto y flexiona la cabeza bajando cada vez más; debe quedar flexionada más o menos la mitad superior de la espalda, mientras la zona lumbar se mantiene en contacto con el respaldo. Vuelve a levantarte despacio. Repite 5 veces.
Ejercicios contra el dolor de cuello

Como hemos comentado, los dolores de cuello son muy frecuentes pero, por suerte, también son muy fácilmente evitables. Teniendo en cuenta los consejos que te hemos dado para descansar correctamente y realizando los ejercicios diarios para evitar que te duela el cuello, seguro que no tienes que volver a preocuparte de esta zona.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Dolor de cuello: Causas y consejos para evitarlo
Valoración

Temas:

Síguenos en Facebook