El diente de león se ha convertido, por sus propiedades y beneficios, en un importante depurativo tanto del hígado como del sistema digestivo.

El diente de león, llamado así principalmente por las pequeñas y recortadas hojas que posee, es una planta vivaz que crece en todas las regiones del mundo, y viene a ser ideal como depurativo cuando, por ejemplo, deseamos facilitar las distintas funciones de eliminación tanto digestivas como renales.

El diente de león es probablemente una de las plantas medicinales más populares y conocidas, ya no solo por sus increíbles beneficios y propiedades sino porque antaño -y hoy en día- forma parte de los juegos de muchos niños cuando la toman entre sus manos y soplan sus pelillos de color blanco, los cuales desaparecen poco a poco llevados por el viento. Entre otros aspectos el diente de león estimula la secreción de los órganos de la digestión, por lo que, precisamente, se utiliza en casos de trastornos digestivos en general (estreñimiento o hígado perezoso), y en hipoacidez gástrica.

No en vano, científicamente se ha demostrado que el diente de león es capaz de aumentar de entre 2 a 4 veces la secreción de la bilis. Y es por ésto por lo que es recomendada para, por ejemplo, estimular aquellos hígados que sean “perezosos“.

propiedades diente de león

También es importante sus beneficios en lo que se refiere a su acción sobre los cálculos renales, por su acción tanto diurética como laxante, si se me permite la redundancia.

Los beneficios del diente de león más importantes

Reconocida acción diurética

Precisamente por aquello que hemos indicado a lo largo de los anteriores párrafos, son sumamente importantes las distintas propiedades diuréticas que poseen el diente de león. Debemos indicar que esta acción diurética, sin efectos no deseados y totalmente segura, permite eliminar y limpiar de nuestro organismo las diferentes toxinas acumuladas. Es por ello por lo que, en cada cambio de estación, se recomienda hacer una cura de diente de león y, a su vez, en caso de excesos alimentarios.

Por otro lado, gracias a estas cualidades diuréticas se convierte en un remedio natural maravilloso a la hora de prevenir o evitar la retención de líquidos, al actuar como un buen depurativo de nuestro organismo.

Depurativo del hígado

El diente de león es un buen depurativo natural del hígado, un órgano fundamental para la vida y para nuestra salud e indispensable por la amplia diversidad de funciones que realiza cada día. En este sentido, esta planta medicinal es muy útil cuando necesitamos depurar nuestro hígado, al estimular la secreción de los diferentes órganos de la digestión, entre ellos el hígado.

Es más, cuando nos diagnostican de hígado graso (un trastorno muy común a día de hoy que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa en el hígado), una de las plantas medicinales a incluir dentro del tratamiento es el diente de león, por su capacidad depurativa.

Beneficios del diente de león a resumen

  • Ideal a la hora de depurar el hígado, ayudando naturalmente en el cuidado de este importante órgano de nuestro cuerpo.
  • Ayuda a aumentar la secreción de bilis, por lo que es útil para favorecer una buena digestión.
  • Útil a la hora de eliminar las toxinas que nuestro organismo ha acumulado.
  • Recomendada en el proceso de depuración natural de nuestro cuerpo.

Síguenos en Facebook

10 comentarios a este artículo
  1. Buen día me interesa conocer toda la información necesaria para cuidar a una persona con higado graso y su vez es diabética, a causa de ello se le han desarrollado muchas enfermedades, me gustaria saber durante cuanto tiempo se toma la infusión de alcachofas y la de diente de león y cual es la cantidad que debe bberse, tambien cada cuanto tiempo debe repetirse o si no es malo tomarlos por tiempo indefinido, agradezco mucho la información tan importante que nos dan a través de éste medio. Bendiciones.

Comenta en Natursan

Pin It on Pinterest