Deliciosa ensalada de guisantes y bacon, fría y fácil de hacer

La ensalada de guisantes y bacon es una opción maravillosa de disfrutar de este alimento de forma única y diferente. Te proponemos 2 recetas deliciosas muy fáciles de hacer.

Con los guisantes podemos elaborar una amplísima variedad de recetas, tantas que se convierten casi sin ninguna duda en un maravilloso ejemplo de lo tremendamente versátil que es este pequeño alimento, de curiosa forma redonda y característica apariencia y color. Fundamentalmente porque, con ellos, es posible disfrutar de recetas tanto frías como calientes.

Por ejemplo, durante los meses de otoño e invierno (en definitiva, durante la época más fría del año), es posible preparar deliciosos platos de cuchara calientes, ideales para ayudarnos a reducir el frío que podemos sentir durante esos días.

Deliciosa ensalada con guisantes y bacon

Pero, ¿y en verano? ¿qué recetas con guisantes podemos preparar durante los días de verano? La ensalada de guisantes se convierte en una opción maravillosa, especialmente porque como ocurre con el resto de platos calientes, también admite muchas variedades.

En esta ocasión te proponemos una de las recetas de ensalada de guisantes más popular y clásica, consistente en una exquisita ensalada fría de guisantes y taquitos de bacon.

Receta tradicional de ensalada de guisantes con bacon

La receta que te proponemos a continuación es la receta tradicional, la que comúnmente se acompaña con bacon. ¿Te animas a prepararla con nosotros? Es muy sencillo, y el resultado es exquisito.

Ensalada de guisantes, bacon y huevo duro

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 gr de guisantes
  • 200 gr de bacon
  • 1 cebolla
  • 4 huevos
  • Pimienta negra molida
  • Sal
  • 1 chorro de aceite de oliva virgen extra
  • Mayonesa (opcional)

Elaboración de la ensalada de guisantes y bacon:

Lo primero que vamos a hacer es pelar la cebolla y cortarla en cuadraditos pequeños. Resérvala.

Ahora pon agua en un cazo o cazuela y cuando empiece a hervir echa los guisantes, siempre y cuando no estén ya cocidos (es decir, si los prefieres frescos o congelados). Cuando se hayan cocido y estén tiernos sácalos del agua y escúrrelos bien.

Corta el bacon en taquitos y pon en una sartén un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Pon la cebolla y sofríela. Justo en el momento en que empiece a tomar color añade el bacon y saltéalo todo bien durante algunos minutos.

Este instante echa los guisantes escurridos en la sartén y remueve bien para que todos los sabores se integren a la perfección. Añade sal al gusto por encima. Finalmente reserva hasta que se enfríe.

Mientras tanto, podemos preparar unos huevos duros para continuar completando y elaborando nuestra ensalada de guisantes. Para ello pon agua en un cazo hasta tapar los huevos y déjalos cocer en el agua durante el tiempo suficiente hasta que se cocinen y se queden duros. Cuando estén listo retira el agua con cuidado y deja que se enfríen.

Para acabar, desprende con cuidado la cáscara del huevo, y corta el huevo en cuadraditos. Mezcla con la ensalada, añade pimienta negra molida y, si lo deseas, añade mayonesa al gusto. 

Receta de ensalada de guisantes, bacon, patatas y salsa de yogur

También te proponemos otra opción igual de deliciosa, en el que se añade un poco más de sabor con la exquisita salsa de yogur.

Receta de ensalada de guisantes con bacon y patatas

Ingredientes (para 4 personas):

  • 500 gr de guisantes
  • 200 gr de bacon
  • 200 gr de patatas
  • 1 cebolla
  • 4 huevos duros
  • 1 chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Salsa de yogur (puedes optar por nuestra receta de salsa de yogurt light)
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Elaboración de la ensalada de guisantes, bacon, patatas y salsa de yogur:

En primer lugar pelar la cebolla y córtata en cuadraditos pequeños. Haz lo mismo con las patatas, cortándolas en un tamaño al gusto. Resérvalas.

Ahora pon agua en un cazo o cazuela y cuando empiece a hervir echa los guisantes para cocerlos. Si son de lata y ya están cocidos no es necesario que hagas este paso. Si son frescos o congelados, cuando se hayan cocido y estén tiernos sácalos del agua y escúrrelos bien.

En otro cazo pon las papas con abundante agua y cuécelas hasta que queden bien tiernas. Cuando estén listas escúrrelas y resérvalas.

Corta el bacon en taquitos y pon en una sartén un chorrito de aceite (nosotros preferimos siempre usar aceite de oliva virgen extra). Pon la cebolla y sofríela bien. Justo en el momento en que empiece a tomar color añade el bacon y saltéalo todo bien durante algunos minutos.

En este instante echa los guisantes escurridos en la sartén, las papas y remuévelo todo bien para que todos los sabores se integren a la perfección. Además, de esta forma conseguirás que las papas se queden un poco más crujientes. Añade sal al gusto por encima y un poco de pimienta negra molida. Reserva hasta que se enfríe.

Para acabar, sirve la ensalada en platos y echa por encima un poco de salsa de yogurt. ¡Lista! Ya puedes disfrutarla.

Deliciosa ensalada de guisantes y bacon, fría y fácil de hacer
Puntuación: 5 (100%) 2 votos