Inicio Nutrición y Dieta Cuidar la flora intestinal fácilmente y cómo protegerla
Nutrición y Dieta

Cuidar la flora intestinal fácilmente y cómo protegerla

Descubre cómo cuidar la flora intestinal con consejos y trucos sencillos útiles para cuidar tanto la flora bacteriana como los sistemas digestivo e intestinal.

cuidar-flora-intestinalNuestro sistema digestivo (particularmente nuestro tubo digestivo) se encuentra colonizado por bacterias vivas, cuya comunidad microbiana es conocida popularmente con el nombre de flora intestinal, son imprescindibles para nuestra salud.

Principalmente son varias las funciones que realizan: ayudan en la digestión de los alimentos y en la absorción de sus nutrientes; aumentan la resistencia a las infecciones (conoce más sobre cómo aumentar las defensas); e impiden el crecimiento de bacterias responsables de los trastornos de tránsito, entre otros.

Pero para poder mantener a esta comunidad bacteriana “en buenas condiciones”, es necesario saber cómo cuidar la flora intestinal. Lo cual se consigue, como veremos a continuación, siguiendo un estilo de vida y unos hábitos saludables.

¿Qué es la flora intestinal?

Como de buen seguro sabrás, nuestro sistema digestivo (particularmente nuestro tubo digestivo) se encuentra colonizado por bacterias vivas, cuya comunidad microbiana es conocida popularmente con el nombre de flora intestinal, la cual es imprescindible tanto para nuestra salud como para nuestro propio bienestar.

Principalmente son varias las funciones que llevan a cabo: ayuda en la digestión de los alimentos y en la absorción de sus nutrientes; aumenta la resistencia a las infecciones; impiden el crecimiento de bacterias responsables de los trastornos de tránsito, entre otros.

Hábitos de salud para cuidar tu flora intestinal

Pero para poder mantener a esta comunidad bacteriana “en buenas condiciones”, es necesario saber cómo cuidar la flora intestinal. Y no solo para disfrutar de una buena salud, sino para prevenir determinadas molestias digestivas habituales, como es el caso de la hinchazón y los gases.

Debemos tener en cuenta que en el interior de nuestro tubo digestivo todos tenemos gases, en parte la producimos nosotros y en parte la incorporamos de fuera a través de la alimentación. Este gas puede llegar a causar molestias, tales como sensación de hinchazón, distensión abdominal, incomodidad e incluso dolor. ¿Sabías que el aumento de la cantidad de gas depende no solo de la dieta, sino de la composición de la flora intestinal? Por ello es importantísimo cuidar su variedad y equilibrio, siempre a partir de una buena y correcta alimentación.

  • Sigue una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras frescas.
  • Consume alimentos ricos en fibra.
  • Consume alimentos probióticos.
  • Bebe cada día entre 1,5 a 2 litros de agua.
  • Evita tomar un exceso de proteínas de origen animal.
  • Combina las proteínas de origen animal con las vegetales.
  • Lávate bien las manos antes de comer, y luego de ir al baño.

¿Qué ocurre si no cuidamos nuestra flora intestinal?

Teniendo en cuenta que la mejor forma de cuidar la flora intestinal es a partir del seguimiento de una dieta equilibrada, natural y saludable, no hay duda que no mantenerla afecta negativamente no solo a la salud de nuestra flora, sino a nuestra salud en general.

Por este motivo, cuando nuestra flora intestinal se altera, pueden aparecer gases y flatulencias, hinchazón abdominal y estreñimiento, ya que las funciones de nuestro sistema digestivo se han visto alteradas.

Además, puede debilitarse nuestro sistema inmunológico, lo que ayuda a que podamos contagiarnos de gripes o resfriados de forma mucho más rápida y sencilla.

Como vemos, seguir un estilo de vida saludable ayuda no solo a disfrutar de una buena salud, sino a cuidar nuestro sistema digestivo y a disfrutar de una flora intestinal muchísimo más sana.

Alimentos beneficiosos para la flora intestinal

Entre los diferentes alimentos beneficiosos para la flora intestinal destacan sobretodo un grupo determinado de productos naturales que están especialmente indicados para cuidar tanto nuestro sistema digestivo como nuestra flora:

  • Yogur
    Es la leche fermentada, rica en microorganismos beneficiosos para el cuidado correcto de nuestra flora intestinal. Además, aporta nutrientes esenciales como proteínas de alta calidad, minerales como el calcio o el fósforo, y vitaminas como la vitamina A y D.
  • Probióticos
    Son productos ricos en bacterias vivas y ácido láctico, que además de ser beneficiosos para nuestra flora, son útiles para fortalecer nuestro sistema inmunitario.
  • Prebióticos
    A diferencia de los anteriores, los alimentos prebióticos tienen como principal funcional la estimulación del crecimiento de las bacterias que encontramos en el colon, estimulando a su vez su actividad.

Otros consejos útiles para cuidarla y protegerla

  • Hierve las legumbres en abundante agua, dejándolas reposar durante una hora en el agua de cocción, de esta forma conseguirás reducir la cantidad de gas que producen.
  • Limita el consumo de verduras que originan gases, como es el caso de las alubias, repollo, apio, cebolla, alcachofa, brócoli, habas y coles de Bruselas.
  • Introduce en tu dieta alimentos integrales, siempre de manera progresiva para ayudar a que el intestino se adapte.
  • Incluye 2 lácteos fermentados con probióticos.
  • Haz siempre comidas pequeñas y más frecuentes, comiendo cinco veces al día en lugar de dos. De esta manera el intestino podrá digerir mejor los alimentos.

Imagen | cyclonebill

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Nutricionista. Le aconsejamos consultar a su Nutricionista de confianza.

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, empresa editora de Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Apasionado de la nutrición y la vida sana, es creador de contenidos desde hace 11 años. ¡Ah! Y también papá a tiempo completo con 4 años de experiencia.

Suscríbete