¿Cuáles son los 8 tipos de distorsiones cognitivas?

Es muy normal que nos sintamos tristes, estresados y nerviosos. Al igual que es común tener ideas preconcebidas que pensamos que son irrefutables. Te descubrimos cuáles son las principales distorsiones cognitivas.

A veces nos dejamos llevar demasiado por nuestras emociones. Y lo peor de todo es que en ocasiones no sabemos interpretarlas. Tenemos la idea preconcebida que lo que sentimos se convierte en una especie de realidad irrefutable que no tiene discusión alguna.

Como seres humanos que somos, es muy normal que a veces sintamos tristeza, desamor, furia, estrés o rechazo. Estas son emociones que nos van a acompañar hasta el final de nuestros días. Aunque por otro lado es importante saber interpretarlas en todo momento para que así nunca nos superen por completo.

Distorsiones cognitivas

Por esta razón, nos ha parecido interesante hacer la siguiente lista con las ocho tipos de distorsiones cognitivas.

Las distorsiones cognitivas más comunes

1. Sobregeneralización

Esta es una de las distorsiones cognitivas más extendidas dentro de la sociedad. Tenemos la idea preconcebida que un hecho en particular, ya se va a convertir como en una especie de regla general de aquí en adelante. Un claro ejemplo de esto es decir: “Mi exnovio se portó fatal conmigo. Si es que todos los hombres son iguales”.2. Abstracción selectiva 

Esta es una de las distorsiones cognitiva preferida de los pesimistas por naturaleza. Esta se base únicamente en ahondar únicamente en los aspectos negativos de cualquier ámbito para así reforzar en la idea de que la persona no es válida. “He hecho el primer examen y me salió fatal. Creo que no estudiaré más porque no valgo para esto”.

3. Sesgo confirmatorio

Este es algo parecido a los anteriores. Y simplemente se basa en aceptar la realidad como una creencia o pensamiento que ya tenías previamente fabricado en tu cabeza. A través de los resultados de nuestros hechos, pensamos que se van a convertir en una regla de aquí en adelante: “Me salió fatal la tortilla. Si es que no valgo para cocinar”.

mal-cocinando

4. Inferencia arbitraria

La verdad que nos encanta emitir juicios de valor o hacer conclusiones de manera rápida y directa. Sin embargo, a veces no caemos en la cuenta que hay otros factores que pueden definir cualquier persona, ámbito o situación. “El primer día que lo conocí apenas se relacionó con nadie. Yo creo que este chico es un asocial”.

5. Lectura de pensamiento

A través de esta distorsión cognitiva tendemos a tomar nuestros pensamientos e ideas como verdad irrefutable. Aunque seguro que la mayoría de veces no lo habremos comprobado: “Nadie me miró cuando hice acto de presencia. Seguro que les caigo fatal a todos”.

Descubre: Tres decepciones que forman parte de nuestras vidas

6. Error del adivino

Los que sufren de esta distorsión cognitiva tienen como una especie de habilidad innata para adivinar el futuro. Tienden a coger un hecho aislado en el presente que haya terminado de forma adversa, para así cerciorarse de que no valen para ello como personas: “Al final me fue fatal en la cita. ¿Veis como siempre me va a ir mal en el amor?”.

mal-de-amores

7. Personalización

Esta distorsión cognitiva trata definir toda la personalidad de una persona, sobre un hecho en particular con el objetivo de convertirla en una norma. “El otro día Pepito me miró de una forma extraña. Estoy seguro que está enfadado conmigo. Así que a partir de ahora pasaré de él”.

8. Falacia de la recompensa divina

Esta es otra de las distorsiones cognitivas que más solemos tomar cuando queremos cambiar las cosas, pero sin necesidad de explorar nuestros límites o salir de nuestra zona de confort. “Estoy harto de tener mala suerte: “Voy a dejar de buscar trabajo y antes o después me saldrá uno. Porque así es imposible.”

¿Cuáles son los 8 tipos de distorsiones cognitivas?
Valoración

Descubre más sobre Mente sana