Inicio Recetas Recetas de postres Crepes Suzette (crêpe Suzette): maravillosa receta dulce
Recetas de postres

Crepes Suzette (crêpe Suzette): maravillosa receta dulce

Las Crêpes Suzette son unos maravillosos crepes flambeados con Grand Marnier o Curaçao, elaborados con zumo de naranja y piel de limón, suaves y deliciosos. Descubre cómo hacerlos en casa.

Cómo hacer crêpe Suzette

Publicidad

Si has probado alguna vez la crêpe Suzette probablemente ya sabrás lo tremendamente deliciosa que es. Y, como ocurre con la mayoría de postres maravillosos que podemos disfrutar hoy en día y sobre los que existe gran tradición histórica, se cree que su primera elaboración fue tan accidental como casual.

Básicamentre consiste en un crepe muy fino que se rellena de mantequilla, azúcar, zumo de naranja o mandarina y algún tipo de bebida alcohólica con naranja como el Gran Marnier o el Curaçao. Luego son flambeadas con brandy, aunque el flambeado es en realidad opcional y no es del todo necesario.

Su preparación es realmente sencilla, aunque se requiere de cierta destreza. ¿Te animas a elaborarlas? Te explicamos qué ingredientes necesitas y los pasos a seguir.

Ingredientes para la masa de crepe

  • 3 huevos
  • 150 g de harina de trigo
  • 375 ml de leche entera
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de mantequilla
  • Una pizca de sal

Ingredientes para la salsa del crêpe Suzette

  • 250 ml de zumo de naranja natural
  • 1 naranja
  • 1 limón
  • 12 terrones de azúcar + 5 cucharadas de azúcar
  • 10 cucharadas de Grand Marnier o Curaçao
  • 5 cucharadas de mantequilla

Crêpe Suzette

Elaboración de la masa

  1. En un cuenco grande pon los huevos y bátelos bien con ayuda de unas varillas. Mientras, en otro recipiente, mezcla la harina de trigo, el azúcar y la sal. Luego añade la leche poco a poco a vez que continúas removiendo para evitar que se formen grumos.
  2. A este último cuenco añade los huevos batidos, y vuelve a batir de nuevo hasta que se quede una masa lo más homogénea posible.
  3. Cubre con papel film transparente y refrigera en la nevera durante 30 minutos. Eso sí, antes de utilizar la masa y cocinarla es aconsejable batirla un poco.

Elaboración de la salsa (relleno)

  1. Una vez hayas refrigerado la masa durante 30 minutos retira del refrigerador y añade una cucharada de Gran Marnier o Curaçao. En una sartén con un poco de mantequilla elabora un total de 12 crepes, y resérvalos.
  2. Exprime la naranja y reserva su zumo.
  3. Frota los terrones de azúcar con la piel del limón y de la naranja. Luego espera 20 minutos para que el azúcar tome el aroma de la piel de la fruta.
  4. En una cacerola al fuego mezcla la mantequilla con los terrones de azúcar aromatizados. Añade el zumo de naranja y también tanto la piel del limón como de la naranja. Mantén a fuego lento y remueve con la ayuda de una cuchara de madera mientras que el azúcar se funde. Cuece durante 5 minutos y agrega 4 cucharadas de Grand Marnier o Curaçao.

Elaboración del crêpe Suzette con flambeado

  1. Una vez elaborados los crepes y la salsa, sumerge con cuidado cada crepe en la mezcla de la salsa de una en una. Luego dóblalas en cuartos y disponlas en una fuente resistente al calor.
  2. Vierte por encima el azúcar y el resto de las cucharadas de Grand Marnier o Curaçao, y flambea con el alcohol. Se recomienda servir con la llama de la crepe aún encendida.
  3. Para finalizar, decora con un poco de piel de naranja y de limón.

Publicidad

¿Cuál es el origen del crêpe Suzette?

Se sabe a ciencia cierta que la crêpe Suzette proviene de Francia. No obstante, no está tan claro cuál fue su origen real, aunque muchos historiadores coinciden en señalar que probablemente se trató de una creación casual o accidental.

Sea como fuere, se cuenta que el Príncipe de Gales (1) solía pasar el invierno en la Costa Azul francesa (Montecarlo). Un día se encontraba en compañía de un grupo de amigos a quienes había invitado a comer.

Mientras el maître preparaba las crêpes para el postre derramó de forma accidental un poco de licor de mandarina encima de la crepe, lo que hizo que se incendiara. Asustado, probó el resultado y le maravilló el sabor, de manera que sirvió la crepe original doblada dos veces.

Al Príncipe Carlos le encantó, y aunque en un primer momento el maître las bautizó con el nombre de “Crêpe Princesse”, finalmente el príncipe prefirió llamarlas Suzette, en honor a una niña que se encontraba en la comida y que era la hija de uno de los acompañantes.

Imágenes | Istockphoto

Referencias
  • (1) Larousse (2006), Larousse Gastronomique en Español. ISBN: 978-84-16368-43-3
Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad