Inicio Recetas Crema de queso con nueces para tostas
Recetas

Crema de queso con nueces para tostas

La crema de queso y nueces es una crema casera deliciosa, ideal para untar tus tostas del desayuno, la merienda o la cena.

Receta de crema de queso y nueces

La frase tan pronunciada “el desayuno es la comida más importante del día” ya ha pasado a la historia, pues hoy en día sabemos que el desayuno es importante pero no como para darle un protagonismo exclusivo y determinar que es esencial para empezar el día.

Muchas personas no desayunan antes de salir de casa y lo hacen horas después mientras trabajan trabajo en el momento del descanso, simplemente cuando el cuerpo necesita alimento para seguir el día.

Hoy en día esto es así y es que el acto de comer es algo más que horarios y es importante conocerse y saber cuando necesitamos energía a través de la comida y no cuando esté estipulado o por rutina.

Queremos proponer unas tostas de crema de queso muy sencillas, que puedes desayunar o merendar e incluso llevarlas al trabajo para comerlas cuando quieras como tentempié.

Cómo preparamos las tostas

Ingredientes:

  • Tostadas de pan de centeno o integral
  • Crema de queso untable
  • Queso azul
  • Una cucharada de leche
  • Nueces o cualquier otro fruto seco que te guste
  • Sal y pimienta

Preparación:

La preparación de éstas tostas es muy fácil y como bien mencionamos anteriormente es un tentempié que puedes llevar fuera de casa para comerlas cuando te apetezca.

Es importante optar por un buen pan, a nosotros nos gusta mucho el de centeno o en su defecto integral.

Para preparar la crema de queso no necesitas más que una tarrina de queso untable, aconsejamos mirar los ingredientes del envase, pues a veces se le añaden muchos aditivos o conservantes desaconsejables para la salud.

Podemos añadir un poco de queso azul para darle más intensidad, si nos gusta el sabor fuerte de éste tipo de queso, un poco de leche, sal y pimienta al gusto.

Mezclaremos bien los ingredientes hasta obtener una pasta fácil de untar y con todos los ingredientes bien integrados.

Si te lo preparas en casa solo tendrás que untarla en las tostas bien calentitas y añadirle las nueces o los frutos secos picaditos por la superficie, y si te gusta el toque dulce puedes añadirle una pincelada de miel.

En el caso de tener que salir de casa puedes llevarte la mezcla en un tuper e intentar mantenerla en frío para conservarla mejor, solo tendrás que untar el pan en el momento de comerlas y añadirle las nueces.

Escrito por

Editora de Gaia Media Magazines y responsable de publicidad, es también redactora de Natursan. Actualmente estudia Dietética y Nutrición en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios), y ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Terapia Gestalt por el Instituto de Gestalt de Canarias.

Suscríbete