Publicidad
Nutrición y Dieta

Consumir carne roja no es malo para la salud: beneficios nutritivos

Muchos son los beneficios de la carne roja para la salud. Por este motivo, algunos estudios han demostrado que no es tan mala para la salud como se cuenta. Descúbrelos.

En los últimos años mucho se ha hablado sobre los posibles riesgos y desventajas de comer carne roja, en especial porque puede suponer consumir un alto porcentaje de grasa, poco recomendable para personas que padezcan enfermedades cardiovasculares. Además, el consumo de carne roja se asocia con un incremento del riesgo de cáncer.

Pero también son muchos los beneficios de la carne roja. Y es que además de ser una excelente fuente de proteínas, también contiene vitaminas del grupo B (B1, B2; B3 y B12), nutrientes necesarios para el proceso de crecimiento y para la liberación de energía.

Carne roja

También poseen un alto contenido en hierro, ideales para personas que puedan parecer anemia. Por todo ello, lo ideal es elegir siempre los cortes que posean una mayor cantidad de carne magra, para evitar así el consumo excesivo de grasa.

¿Por qué la carne roja no es tan mala para la salud como se piensa? Sus beneficios nutritivos

A lo largo del vasto mundo de internet nos podemos encontrar con multitud de mitos sobre el consumo de carne roja. Muchos de ellos afirman que este alimento no aporta apenas ventajas para nuestro organismo. E incluso algunos tienen la osadía de decir que pueden fomentar la aparición de enfermedades graves como el cáncer o la hipertensión.

De una forma u otra, te recomendamos siempre llevar una dieta sana y equilibrada en cualquier tipo de nutrientes. Se puede ingerir absolutamente de todo de una forma sosegada y sin excesos para que así podamos disfrutar de los pequeños placeres que nos da la comida. Obviamente habrá alimentos que podremos tomar más sin miedo a represalias para nuestra salud (como por ejemplo la fruta y las verduras en general).

Pero habrá otras, que debido a su alto contenido en grasas como ocurre con la carne roja, no quedará más remedio que tomarla de una forma más limitada. ¿Significa esto que nunca la podamos disfrutar un par de veces por semana? Nada más lejos de la realidad. De hecho, a través de este artículo os vamos a relatar tres beneficios que tiene la carne roja para nuestra salud.

Propiedades de la carne roja

La carne roja es una gran fuente de hierro

Uno de los principales beneficios que aporta el consumo de carne roja, es sin lugar a dudas su gran contenido hierro, un elemento esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

La clave está en la cantidad. La propia OMS no desaconseja su consumo, y aconseja hacerlo en cantidades pequeñas (no más de 50 gramos).

Aquí depende un poco del tipo de carne y corte que consumamos. Pero para que os hagáis una idea, un par de filetes a la semana nos aportarán la cantidad de hierro necesaria para que los glóbulos rojos transporten el suficiente oxígeno través de todo nuestro organismo. Así mismo, el consumo de hierro también fomenta lo siguiente:

  • Ayuda concentrarse mejor. De ahí que sea un alimento a tener muy en cuenta para estudiantes o trabajadores que tienen déficit de atención.
  • Fortalece todo nuestro sistema inmunológico. Esto provocará que seamos menos propensos a sufrir cualquier gripe o resfriado.
  • Previene la aparición de otras enfermedades más graves como la anemia.

La carne roja posee un alto contenido en vitamina B

Otra de las ventajas que aporta consumir carne roja un par de veces a la semana, está relacionada sobre todo con el alto contenido en vitaminas del tipo B que también son muy necesarias para ganar en calidad de vida.

Por ejemplo, las vitaminas B6 fortalecerán todo nuestro sistema inmunológico y preverán la aparición de ciertas enfermedades víricas. Por otro lado, la vitamina del tipo B12 es realmente beneficiosa para nuestro riego sanguíneo y por tanto puede evitar la aparición de coágulos o enfermedades relacionadas con el corazón.

Proteínas, otro de los componentes esenciales de la carne roja

La carne roja también es una fuente inagotable de proteínas, uno de los componentes más básicos para un correcto funcionamiento de nuestro organismo. Y entre sus ventajas más notorias, cabe destacar que las proteínas contienen suficientes aminoácidos que propician que cualquier músculo de nuestro cuerpo se desarrolle de una forma mucho más sana y resistente.

El consumo de proteínas provenientes de la carne roja también nos ayuda a prevenir ciertas enfermedades ya que gracias a ellas producimos enzimas y hormonas de manera completamente natural. Y por último, el consumo de carne roja también está ligado a la pérdida de peso ya que posee cierto carácter saciante después de ingerir cualquier comida.

Carne roja contraindicaciones

¿Qué contraindicaciones tiene la carne roja?

Sin embargo, como ocurre con cualquier alimento, el consumo EXCESIVO (y descontrolado) de la carne roja, también puede tener las siguientes contraindicaciones que os resumimos a continuación:

  • Su contenido grasa y sal puede provocar a la larga algunas enfermedades relacionadas con el corazón que se pueden traducir después en enfermedades cardiovasculares. Pero solo si se consume de una forma descontrolada.
  • Puede provocar diabetes y exceso de colesterol en venas y arterias. Debido a que muchas de las carnes procesadas tienen grasas saturadas y azúcares, sobre todo las que provienen de los restaurantes de comida rápida.
Publicidad
Publicidad