Inicio Emociones y Mente ¿Conoces los beneficios psicológicos del ejercicio físico?
Emociones y Mente

¿Conoces los beneficios psicológicos del ejercicio físico?

El ejercicio físico nos ofrece maravillosos beneficios para nuestra salud mental y emocional, aportándonos increíbles cualidades a nivel psicológico. ¿Quieres descubrirlos? No te los pierdas.

Probablemente en más de una ocasión hayas empleado la palabra ejercicio físico para referirte a aquel momento del día en el que te dedicas tiempo a cuidarte además de liberar tensiones y endorfinas.

En la actualidad cada vez es más común que las personas decidan empezar a realizar algún tipo de ejercicio físico hemos pasado del sedentarismo al boom del cuidado del cuerpo y los hábitos de vida saludables. Entrenamientos funcionales, crossfit, carreras populares, triatlón son algunas de las actividades que se realizan hoy en día.

¿Conoces realmente qué significa el concepto de ejercicio físico?

Antes de ello es bueno conocer que significado adquieren tres palabras que solemos emplear de manera común pero no siempre en el contexto adecuado, las cuales son: actividad física, ejercicio físico y deporte.

En primer lugar, cuando nos referimos a actividad física nos referimos a cualquier movimiento producido por los músculos esqueléticos (músculos que recubren el esqueleto) de manera voluntaria que con lleva un gasto de energía.

Cuando nombramos el término ejercicio físico nos estamos refiriendo a cualquier actividad física que está previamente planificada y destinada a la mejora de la condición física. Sin embargo, muchas son las personas que utilizan el término de ‘’hacer deporte’’ cuando se quieren referir al ejercicio físico. Sin embargo, la palabra deporte adquiere el significado de aquella actividad física que implica competición, ya sea con rivales o contra uno mismo y además posee una entidad que lo regula.

Partiendo de estos términos, la práctica regular de ejercicio físico ha demostrado tener efectos beneficiosos sobre la salud psicológica.

Ejercicio físico para el bienestar emocional

Gracias a un estudio descriptivo mediante una encuesta se analizó la asociación entre la práctica de ejercicio físico y los hábitos de vida saludables y el bienestar psicológico. Se utilizaron dos muestras, una de ellas compuesta por 208 estudiantes pertenecientes a la Universidad de Aveiro (Portugal) y la otra por 239 estudiantes de la Universidad de Granada (España).

Los participantes cumplimentaron un cuestionario sobre datos sociodemográficos, salud y ejercicio físico, la Escala de Estrés Percibido (Perceived Stress Scale, PSS) y una forma abreviada del Perfil de Estado de Ánimo (Profile of Mood States, POMS).

Los resultados obtenidos en ambos grupos muestran que, mientras que el consumo reducido de alcohol o tabaco y la ausencia de sobrepeso no se asocian a la realización de ejercicio físico, el bienestar psicológico sí está asociado a la práctica regular de ejercicio físico, independientemente del tipo de ejercicio practicado. Los participantes que realizan ejercicio regularmente tienden a percibir mayor grado de salud, menor nivel de estrés y mejor estado de ánimo.

Desde hace algún tiempo atrás hemos ido observando como los investigadores se han centrado en como el ejercicio físico puede mejorar nuestras funciones cognitivas sin importar la edad o la condición física. Diversos estudios como el que nombrábamos anteriormente demuestran que dedicar tiempo para el ejercicio físico produce muchos beneficios a nivel mental.

Como explica el psiquiatra John Ratey de la Escuela de Medicina de Harvard ‘’ejercitarse regularmente es bueno para el humor, la memoria o el aprendizaje’’.

Los interesantes beneficios del deporte y el ejercicio físico para tu mente

Vamos a adentrarnos de manera más exacta en sus beneficios a nivel psicológico:

  1. Favorece la liberación de endorfinas: el ejercicio físico produce químicos de la felicidad, al realizarlo liberamos endorfinas. ¿Sabes que son las endorfinas? Son las sustancias químicas que producen la sensación de felicidad y euforia.
  2. Favorece la reducción de estrés: todos hemos tenido un día duro en el trabajo o a nivel personal, por ello liberarnos con un poco de ejercicio físico es ideal para liberar ese estrés acumulado durante el día.
  3. Relaciones sociales: a medida que tu humor va mejorando y con ello el nivel de estrés se va viendo controlado y liberado hacemos que nuestras relaciones con los demás también puedan mejorar ya que nos sentimos más ‘’tranquilos’’. Adquirimos un aumento de autoconfianza que nos aportará llegar a los demás con mayor facilidad.
  4. Autoestima arriba: no sólo te verás mejor físicamente sino que internamente también tendrás un grado de satisfacción mayor al sentirte activo, sano y tu autoestima estará más arriba con ello.
  5. Adiós ansiedad: al realizar ejercicio físico se liberan neurotransmisores que pueden ayudar a las personas que tienen un poco de ansiedad a relajarse. No solo ganamos masa muscular con el deporte o quemamos calorías. ¿Sabes lo que son los neurotransmisores? Son sustancias químicas encargadas de transportar información de unas neuronas a otras a través de la sinapsis.
  6. Protección contra el deterioro cognitivo: el ejercicio físico contribuye a que nuestro cerebro se mantenga funcionando bien con el paso del tiempo. Las personas que han sido sedentarias a lo largo de su vida tienen una mayor probabilidad de sufrir enfermedades como el Alzheimer.
  7. Activa tu lado más productivo: según Schwarz y Hasson (2011) llegó a la conclusión de que las personas que practican ejercicio físico a diario tienen mayor energía y son más productivos que las personas que tienen un mayor nivel de sedentarismo. Si añadimos la práctica antes de entrar a trabajar algunas personas se sienten más activos y concentrados en su jornada laboral.
  8. Memoria arriba: aunque parezca algo no significativo el ejercicio físico nos aporta la habilidad de seguir aprendiendo cosas nuevas, ya que incrementa la producción de células del hipocampo que son las responsables de la memoria y el aprendizaje.
  9. Contra la ansiedad y el estrés: Ayuda a las personas que han dejado de fumar a controlar el estrés y la ansiedad que ello les produce además de ayudar a recuperar la capacidad pulmonar también contribuye a recudir los efectos secundarios de la abstinencia.

En resumen, ¿aún dudas en ponerte tu ropa deportiva y salir a realizar un poco de ejercicio físico?

Con una intensidad moderada y realizándolo unas 3 veces por semanas empezarás a notar cambios significativos no sólo en tu estado físico sino también en tu bienestar mental, mayor tranquilidad y satisfacción personal. Además, probablemente sientas mayor ganas de cuidar también tu nutrición y empezar a añadir hábitos más saludables en tus comidas diarias.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Psicólogo. Le aconsejamos consultar a su Psicólogo de confianza.
Temas

Escrito por

Redactora de Natursan, especializada en fitness y deporte, amante del ejercicio físico y de la nutrición saludable. Actualmente cursa estudios de Grado Superior Animación de Actividades Físicas y Deportivas en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios) y es Técnico Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear.

Suscríbete