Inicio Recetas Cómo secar higos en casa al horno y con deshidratadora
Recetas

Cómo secar higos en casa al horno y con deshidratadora

¿Quieres desecar higos pero no sabes cómo hacerlo? Puedes disfrutar fácilmente en casa de unos deliciosos y nutritivos higos secos, ya sea con deshidratadora o al horno. Descubre cómo.

Los higos secos se convierten en una opción deliciosa y única para poder disfrutar de los higos durante todo el año, ya que son frutas de temporada, que solo encontramos en el mercado durante los meses de otoño. Se pueden secar fácilmente en casa, utilizando una deshidratadora o simplemente nuestro horno.

Publicidad

En este sentido, las frutas secas (o desecadas) son una opción diferente de disfrutar de algunas frutas incluso más allá de su tiempo óptimo de disfrute, ya que se consigue este estado mediante un proceso de desecación que permite secar las frutas, reduciendo su contenido en agua y aumentando su valor nutricional (y también su aporte en azúcares y por tanto en calorías).

Precisamente este proceso provoca que el valor calórico de estas frutas aumente, al reducirse su contenido en agua y aumentar la presencia de hidratos de carbono simple, de ahí que estos alimentos sean adecuados a la hora de aportar energía extra rápida a nuestro organismo. Y no tienen por qué convertirse en un enemigo de nuestra dieta. Al contrario, su riqueza nutritiva “compensa” su aporte calórico algo más elevado.

Como te indicábamos, los higos secos son un ejemplo excelente, que permiten disfrutar de todo el sabor y los diferentes valores nutricionales de estas deliciosas frutas incluso más allá del otoño. De hecho son una opción fenomenal contra la astenia otoñal.

Además, cuentan con la particularidad de que podemos desecarlos nosotros mismos en casa, de forma fácil y sencilla. Y es que aunque en la actualidad puedes encontrarlos fácilmente en el mercado, siempre puede ser útil saber cómo secar los higos, una opción especialmente recomendada para desecar los higos en casa de forma sencilla.

Cómo secar los higos

El proceso de desecación de los higos es realmente sencillo: primero debes lavarlos y limpiarlos bien para eliminar posibles restos de tierra o suciedades, pero con cuidado de no machacarlos ni golpearlos.

Si dispones de una deshidratadora (o un horno) puedes colocarlos directamente sobre la bandeja, o en caso de que desees hacerlo al aire libre mediante el proceso de desecación natural, debes colocarlos en una red o malla mosquitera y llevarlos al aire libre. Se recomienda colocar una tela de color negro sobre los higos.

Es aconsejable que dejes un espacio entre los higos, ya que de esta forma permitirás que el aire circule mejor entre ellos.  Además, cada día es recomendable que gires o voltees los frutos una o dos veces, para que el secado sea lo más parejo posible.

El tiempo de secado de un higo es de 1 a 3 días, dependiendo del mantenimiento constante de la temperatura y de la humedad del ambiente. Sin embargo, si utilizas una deshidratadora eléctrica, este tiempo durará solo 2 a 4 horas.

Como secar higos en casa

¿Y si no dispongo de una deshidratadora? Cómo secar los higos en el horno

Si no dispones de una deshidratadora ¿sabías que también es posible secar nuestros propios higos en el horno? Es igual de sencillo, y se convierte en una opción excelente cuando no tenemos otra alternativa.

Es tan sencillo que solo tienes que seguir los pasos que te indicamos a continuación:

  1. Precalienta el horno a 60 ºC. Si tu horno no dispone de esta temperatura no te preocupes, solo tienes que poner la temperatura más baja y dejar la puerta del horno abierta de forma parcial.
  2. Pon los higos bajo el agua y lávalos muy bien, retirando la suciedad y la tierra que aún pueda existir en su piel. Luego corta aquellas partes que puedan estar más estropeadas. Sécalos con la ayuda de papel de cocina, con cuidado para que no se rompan.
  3. Córtalos a la mitad, pero sin cortarlos totalmente.
  4. Situando la parte de la pulpa hacia arriba, colócalos con cuidado en la rejilla del horno. Ponlos en el horno, a la temperatura indicada y con la puerta entreabierta.
  5. Déjalos en el horno entre 5 a 24 horas. Es importante que los gires de vez en cuando.

Pasado este tiempo estarán listos. Solo tendrás que colocarlos en recipientes herméticos y disfrutarlos cuando más prefieras. Se conservarán perfectamente entre 18 a 24 meses aproximadamente.

Consejo: A la hora de comerlos son ideales combinarlos con almendras o con queso. El queso, por ejemplo, combina a la perfección gracias a su sabor ácido y ligeramente salado, que se entremezcla de maravilla con el dulzor de los higos secos.

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad