Cómo quitar el mal olor de sofás, sillones y sillas

Por manchas, por tener animales en casa... es común que el sillón, sofá o las sillas de casa huelan mal. ¿Cómo eliminarlo? Descubre algunos consejos útiles que te ayudarán a quitar el mal olor, y a alargar la vida de éstos.

Bien por tener animales en casa o por el mismo olor corporal, tanto sofás como sillas de casa acaban oliendo algo raro por el desgaste diario.

La razón por la que se produce este olor es por el uso repetido y gasto que hacemos de estos muebles en casa. Pero hay algunos trucos que harán que se eliminen el mal olor de sillones o sofás. Te los contamos.

Mal olor en sofas y sillones

Consejos útiles para eliminar el mal olor de los sofás, sillas y sillones de casa

Airear y limpiar dos veces por semana

Ante todo, la limpieza de cada hogar debe ser la clave para que las habitaciones y los muebles no huelan mal. Esto significa que debemos airear a diario y limpiar (el polvo, los pelos de animales… con la aspiradora o lo que utilicemos, al menos, dos veces por semana).

Ello necesita de planificación y organización para limpiar diversos rincones de la casa y no hacerlo todo de golpe, especialmente si hablamos de grandes superficies.

Lavado con bicarbonato de sodio, lavanda y tomillo

El bicarbonato es un remedio muy útil para lavar tanto prendas como otros productos de la casa. Por ejemplo, es un excelente antimanchas.

Este sencillo truco se realiza mezclando estos tres ingredientes: bicarbonato de sodio, lavanda y tomillo, y espolvoreando la mezcla sobre el sofá especialmente por la noche, que es cuando no utilizaremos el sofá. Posteriormente, al día siguiente podemos pasar el aspirar para quitar el bicarbonato y el polvo, fruto de los restos de la lavanda y el tomillo. El olor será muy agradable.

Fundas fuera y lavables

Algunos sofás tienen fundas o capas que permiten quitarse con cremalleras o velcro. En este caso, hemos de pensar que son una prenda más que está expuesta a comida de niños, pelos de gatos y olor corporal.

Por ello, debemos lavarlo con bastante asiduidad, tanto en mano como en máquina o lavadora. Lo mejor es hacerlo en fines de semana o cuando prevemos que vamos a salir y dejarlo para secar mientras no estemos.

Limpiar el sofá eliminando el mal olor

Limpiar el sofá con vinagre blanco

Otro remedio para muchas situaciones caseras es el vinagre blanco, aunque el oscuro también va bien para algunas otras cosas, porque también quita manchas y nos repelen de los insectos si nos lo aplicamos en el cuerpo.

Para limpiar el sofá con vinagre, necesitaremos medio vaso de vinagre blanco, agua, y pulverizador para rociarlo encima del sillón. Se mezcla el agua con el vinagre y se introduce en el pulverizador. Se agita y se rocía sobre la superficie de sillas o sofás. Después se abren las ventanas durante bastante rato para evitar que todo huela a vinagre.

Limpiador enzimático

Algunas manchas u olores, como orina de animales y mascotas, suelen ser muy complicadas de quitar. Lo mejor es requerir a un especialista en esta materia porque con los productos tradicionales el olor se quedará igualmente y se seguirá notando al paso de los días y semanas.

Y también podemos hacer uso de un limpiador enzimático. Éste se debe dejar actuar unos 10 min y posteriormente se recomienda absorber la mayor cantidad del limpiador con papel toalla o con una toalla directamente (que luego tiraremos) y finalmente se deja secar.

Animales domésticos y mal olor en el sofá

Cómo alargar la vida de nuestro sofá

Especialmente, cuando nos compramos un sofá nuevo, debemos tener una especial atención en su limpieza. Hay una serie de cosas que podemos evitar para alargar la vida del sillón y hacer que huela bien.

Aunque a veces es inevitable, siempre está bien que se encuentre ubicado lejos de estufas o radiadores. Es decir, de fuentes de calor, porque ello hace que se estropeen mucho más. También es mejor no colocarlos delante de la luz directa del sol natural, ya que, con el tiempo se pierde el color y parece desteñido.

Si bien todo depende del material del que esté hecho el sofá, se recomienda no utilizar limpiadores abrasivos, barniz, detergente, alcohol, agua de amoniaco concentrado, etc.

Cómo quitar el mal olor de sofás, sillones y sillas
Valoración

Descubre más sobre Curiosidades