Publicidad
Recetas

Cómo hacer unas deliciosas galletas de mantequilla

Las galletas de mantequilla son un dulce o postre delicioso y muy fácil de hacer en casa. Te descubrimos cómo con esta maravillosa y sencilla receta.

¿A quién no le gustan las galletas? Nos encontramos ante un dulce o postre maravilloso, único, que puede comerse en cualquier momento y que habitualmente se puede tomar solo o acompañado (ya sea de mermeladas, chocolate, o incluso remojadas en leche, café o chocolate a la taza).  Aunque su origen más lejano lo encontramos hace cerca de 10.000 años, cuando los nómadas prepararon –por error- una especie de pasta de cereales a alta temperatura, convirtiéndose así en un alimento con un alto aporte de energía y muy fácil de transportar.

Debemos remontarnos a la Edad Antigua, concretamente en el siglo III en Roma, cuando Apicius elaboró una cocción de masa de cereales por los dos lados, bautizándolo con el nombre de “Bis Coctum” (muy similar a la palabra biscuit en inglés, que como de buen seguro sabrás significa galleta). Pero fue con la llegada de la Edad Media cuando el popular dulce recibió el nombre de “galleta”, probablemente por la inspiración en un dulce consumido en Francia en el siglo XIII conocido como galette.

Receta de galletas de mantequilla

No obstante, ¿sabías que fueron los Médicis quienes dieron a las galletas ese estado dulce, elegante y refinado que algunas de ellas poseen hoy día? Ya por aquel entonces empezaron a elaborarse con más ingredientes, aunque su preparación industrial no se produce hasta el siglo XVIII.

El origen de las galletas de mantequilla

Pero dentro de las distintas galletas que se pueden elaborar hoy día, no hay duda que una de ellas destaca por encima de muchas: las deliciosas galletas de mantequilla, esa maravilla crujiente que sorprende no solo por su sabor y característico aroma, sino porque en realidad son tremendamente fáciles de elaborar en casa.

Para descubrir el origen de las primeras galletas de mantequilla debemos viajar hasta el siglo XII, momento en el que se recoge la primera receta escrita. Su origen es británico, donde tradicional y popularmente se consumen para acompañar el té.

Receta de galletas de mantequilla

Como te comentábamos anteriormente, las galletas de mantequilla destacan no solo por ser deliciosas, sino porque en realidad son muy fáciles de hacer y de preparar en casa. Solo necesitas los ingredientes que te proponemos a continuación, y seguir los pasos que te indicamos. ¿Te animas a elaborarlas?.

receta-galletas-mantequilla

Ingredientes:

  • 350 gr. de harina de trigo
  • 250 gr. de mantequilla
  • 145 gr. de azúcar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • Azúcar para espolvorear (opcional)

Elaboración de las galletas de mantequilla:

En primer lugar, en un bol grande, mezcla la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar, hasta que obtengas una masa lo más ligera posible. Cuando la masa obtenga esta textura añade la cucharadita de esencia de vainilla.

Antes de proseguir es el momento de precalentar el horno a 180ºC.

Luego tamiza la harina de trigo y mézclala con la masa de mantequilla y azúcar. Integra bien, para lo cual es importantísimo que la harina la añadas poco a poco, mezclando continuamente hasta que la masa quede lo más uniforme posible.

Dale forma a las galletas y colócalas una a una en una bandeja para horno donde habrás colocado papel para horno (para evitar que se peguen a la bandeja).

Finalmente introduce en el horno y deja que las galletas se cuezan durante aproximadamente 10 minutos a 180ºC. ¡Listas! Ya puedes disfrutarlas.

¿Se puede hacer con chocolate? Receta de galletas de mantequilla con doble de chocolate

Receta de galletas de doble chocolate

Ingredientes:

  • 350 gramos de chocolate negro.
  • 25 gramos de cacao en polvo.
  • 250 gramos de mantequilla.
  • 140 gramos de azúcar extrafino.
  • 250 gramos de harina.
  • 1 yema de huevo batida.
  • 2 cucharadas de extracto de vainilla.
  • 55 gramos de guindas secas.
  • Sal

Elaboración:

Como sabréis a la hora de hacer postres, comenzaremos precalentando el horno a 190 grados después de haber forrado dos bandejas con papel para hornear. 

Mezcla con una cucharada de madera la mantequilla y el azúcar en un bol. Seguidamente incorpora la yema y el extracto de vainilla mientras sigues batiendo.

Tamiza la harina, el cacao y una pizca de sal sobre la mezcla y añade trozos de chocolate y las guindas secas.

Remueve con suavidad hasta que quede todo bien ligado.

Con una cuchara, coge una porción de la mezcla y forma una bola con ayuda de las manos, haz lo mismo con toda la masa que queda en el bol.

Empieza a colocar las bolas de masa sobre las bandejas de horno y aplástalas un poco.

Para que se horneen bien, pon entre 12 y 15 minutos el horno, después de sacarlas del horno déjalas reposar entre 5 y 10 minutos para que se enfríen.

Para presentar las galletas, solo haz de cogerlas con una espátula y colocarlas como más te gusten, también puedes añadirle crema de colores y hacer formas diversas que seguro que divertirán a tus hijos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad