Publicidad
Recetas

Cómo hacer paté de garbanzos o hummus: 2 recetas exquisitas

¿Cómo hacer paté de garbanzos? Descubre los pasos e ingredientes con estas deliciosas recetas de hummus de garbanzo, un maravilloso paté de garbanzos ideal no solo en la cocina vegetariana o vegana.

Receta de hummus de garbanzo

No hay duda que el hummus es una de esas recetas populares no solo dentro de la conocida como alimentación vegetariana o vegana, ya que es consumida incluso por amantes de la carne e incluso por quienes no siguen una dieta natural y verde. Como de buen seguro sabrás, el conocido como hummus consiste en un maravilloso paté de garbanzos, el cual se elabora tradicionalmente con zumo de limón, tahini o tahina (pasta de semillas de sésamo) y aceite de oliva.

Lo podemos encontrar en Grecia, en Israel y en algunos países Árabes (de hecho, destaca por ser uno de los platos principales de la cocina libanesa), aunque se sabe que su origen parece provenir del Antiguo Egipto. En la actualidad es habitual untarlo en pan de pita (pan sin levadura).

Su elaboración es en realidad muy sencilla. Tanto que podemos hacerlo en casa siempre que nos apetezca. ¿Te animas a prepararlo con nosotros? ¡Es delicioso, sin duda alguna!.

¿Qué necesitas? Ingredientes para hacer hummus

  • 225 gr. de garbanzos
  • 5 cucharadas de pasta de sésamo (tahina o tahini)
  • Zumo de 1 limón y medio
  • 2 dientes de ajo (machacados)
  • Pimentón al gusto
  • Pimienta negra
  • Media cucharadita de sal
  • Aceite de oliva
  • Perejil fresco
  • Agua

Pasos para hacer el paté de garbanzo o hummus

  1. La noche anterior deja en remojo los garbanzos.
  2. Al día siguiente, y al momento de hacer el hummus, escurre y enjuaga bien los garbanzos.
  3. Pon agua en una cacerola y añade los garbanzos. Lleva a ebullición, manteniendo a fuego vivo durante 10 a 15 minutos.
  4. Reduce el fuego y quita la espuma. Continúa hirviendo hasta que los garbanzos estén blancos (habitualmente entre 50 a 70 minutos).
  5. Escurre bien los garbanzos, reservando el líquido resultante de la cocción.
  6. Tritura los garbanzos hasta que obtengas una pasta fina (es mejor utilizar una picadora o un molinillo).
  7. Pon la pasta de garbanzo en un cazo y agrega 150 ml. del caldo de la cocción. Remueve bien hasta que ambos ingredientes se mezclen.
  8. Incorpora a la mezcla las cucharadas de tahina, el zumo de limón y medio, los dientes de ajo machacados, la pimienta negra, la pizca de sal y el pimentón. Mezcla bien.
  9. Deja reposar la mezcla durante 3 horas.
  10. ¡Listo! Antes de servir incorpora un chorrito de aceite de oliva y perejil fresco picado.

hummus

Beneficios del hummus o paté de garbanzos

  • Alto contenido en proteínas: el hummus destaca por su altísimo contenido en proteínas, por lo que se convierte en un alimento nutritivo ideal en dietas vegetarianas y veganas, como sustituto de la carne. Al ser fácilmente asimilables por el organismo, y de gran calidad, es ideal para la dieta de deportistas y para quienes siguen dietas de adelgazamiento, al reducir el apetito y mantener estables los niveles de azúcar en sangre.
  • Riqueza nutricional: además de proteínas de buena calidad, el hummus también destaca por su contenido tanto en vitaminas (sobretodo vitaminas del grupo B) como en minerales (calcio, potasio, hierro, fósforo y magnesio). Además, presenta un bajo contenido en grasas, siendo rico en ácidos grasos esenciales, especialmente ácido linoleico y ácido oleico. Por otra parte, aporta hidratos de carbono de absorción lenta y es muy rica en fibra.
  • Reduce el colesterol: por su contenido en proteínas, fibra y ácidos grasos esenciales, el hummus es ideal para ayudarte a regular los niveles de colesterol alto.
  • Ayudan a reducir el riesgo de cáncer: por su contenido en saponinas compuestas y ácido fítico. En el caso particular de alimentos y comidas ricas en folatos, ayudan a reducir los riesgos de padecer cáncer de colon y cáncer rectal.

Maravillosa receta de hummus de garbanzo de Jenny Rodríguez (de ‘Mis Recetas Veganas’)

El hummus de garbanzo es una deliciosa crema de puré de garbanzos cocidos, típica de la cocina árabe, e ideal para comer legumbres de forma sana y divertida. Descubre cómo hacerlo con esta maravillosa receta.

El hummus de garbanzo es una de las recetas más fáciles y reconocidas en la alimentación vegana y vegetariana. Es un alimento delicioso, rápido de preparar y que además nos aporta proteína en grandes cantidades, ya que su base es el garbanzo, una legumbre conocida por ser una excelente fuente de proteínas vegetales.

En esta receta vamos a aplicar algunos trucos originales para preparar un hummus único. Tradicionalmente, al hummus se le aporta cremosidad con agua, pero hay una opción diferente que aportará a nuestra receta una mayor cantidad de propiedades (vitaminas, minerales…) y un sabor diferente: el uso del aquafaba.

El aguafaba es el líquido espeso que resulta de cocinar el garbanzo. Es algo denso y se puede utilizar para una infinidad de recetas, tanto para dar sabor, textura como para sustituir ingredientes de origen animal como el huevo.

Para poder elaborar la receta necesitaremos una batidora de vaso o un procesador de alimentos potente.

Hummus de garbanzo

Ingredientes para el hummus de garbanzo:

  • 400 gramos de garbanzos cocidos
  • Alrededor de 150 ml de agua o aquafaba (el líquido del garbanzo cocido)
  • Un diente de ajo
  • Aceite de oliva
  • Zumo de medio limón
  • Una cucharada sopera de Tahini
  • Una pizca de sal
  • Una pizca de comino en polvo

Ingredientes para acompañar:

  • Pimentón dulce de la vera
  • Rúcula fresca
  • Trozos de zanahoria
  • Rodajas de pepino
  • Pan

Pasos para hacer el hummus de garbanzo:

  1. Empezaremos volcando todos los ingredientes menos el agua o aquafaba y los ingredientes para acompañar (estos últimos los dejaremos para el final).
  2. Para continuar, necesitamos añadir algo líquido a nuestro procesador para facilitar la trituración. La cantidad de agua o aquafaba que se añada variará la textura final de nuestro hummus de garbanzo, por tanto lo recomendable es añadir poco a poco el líquido hasta que nuestro triturador pueda trabajar sin problema. Si el aquafaba de los garbanzos se nos queda corta, puedemos añadir agua. No os recomiendo excederos demasiado de los 150 ml de líquido.
  3. Trituraremos poco a poco hasta que se deshagan por completo los garbanzos.
  4. Cuando nuestra crema esté homogénea, la retiramos a un bol. Seguidamente, añadimos por encima un chorrito de aceite de oliva, otra pizca de sal, espolvoreamos un poco de pimentón dulce de la vera y decoramos con rúcula muy picada. Aunque este último paso no es imprescindible, es lo que dará un toque de distinción a nuestor hummus de garbanzo.
  5. Finalmente, para servir, lo acompañaremos con unos trocitos de zanahoria cortados en tiras y unas rodajas de pepino u otros crudités para untar. Si no, siempre se puede acompañar de unas simples rodajas de pan.

*Conservar en la nevera.

Publicidad
Publicidad

Comentar

Publicar comentario

Publicidad
Publicidad