Inicio Recetas Cómo hacer nata vegana de coco en casa
Recetas

Cómo hacer nata vegana de coco en casa

¿Quieres aprender a preparar una deliciosa nata de coco? Es una opción ideal para veganos y vegetarianos, muy útil para postres y recetas dulces. Descubre cómo hacerla.

Aunque la nata es un alimento sumamente utilizado en la cocina, especialmente en la elaboración de postres, al ser un ingrediente cuyo origen es animal (es una sustancia grasa que se forma en la superficie de la leche cuando se encuentra en reposo), se trata de una opción no utilizada por personas que siguen una alimentación vegana o vegetariana.  En estos casos, ¿qué alternativa existe para poder disfrutar de una nata vegetal, o de algún producto parecido con las mismas cualidades organolépticas, en cuanto a sabor y textura?.

Hoy en día, de hecho, es posible encontrarnos en herbolarios y tiendas de alimentación especializada en cocina ecológica y vegetariana, distintas opciones y alternativas ideales para veganos que deseen utilizar nata vegetal en la cocina, ya elaboradas y preparadas directamente para su uso.

Un buen ejemplo es la nata de arroz o la nata de coco, que pueden perfectamente reemplazar a la nata tradicional de origen lácteo, y que al provenir de productos ricos en grasa son ideales como alternativa porque imitan casi a la perfección tanto la consistencia como la apariencia de la variedad tradicional.

Aunque como te indicamos es posible encontrarlas ya elaboradas, si no dispones de la nata vegetal preparada y necesitas usarla en estos momentos para alguna receta, puedes hacerla fácilmente si además dispones de un poco de leche de coco en la despensa. ¿Cómo es posible? Te lo explicamos.

Nata de coco

Cómo hacer nata de coco a partir de leche de coco

Lo cierto es que su elaboración es sumamente fácil y sencilla. Por la grasa que posee el coco, y en particular la leche de coco, se convierte en una opción ideal como sustituto si lo que deseas es disponer de una nata vegetal con una apariencia y una textura muy similares a la tradicional.

Eso sí, para la elaboración de la nata de coco a partir de la leche de esta maravillosa fruta, es necesario que se encuentre bien fría. Así que, lo mejor, es reservarla en la nevera durante toda la noche anterior al momento en que vayas a utilizarla en la cocina.

Ingredientes necesarios:

  • 1 lata de leche de coco de 400 ml
  • 3 cucharadas de sirope de ágave o azúcar glass

Elaboración de la nata de coco:

  1. Una vez la leche de coco esté bien fría, y vayas a proceder a elaborar la nata de coco, es necesario introducir también en la nevera un cuenco o bol grande y las varillas de la batidora. Déjalas en la nevera durante un cuarto de hora aproximadamente (15 minutos).
  2. De la leche de coco solo vamos a utilizar la parte sólida que queda en la superficie. Por tanto, con cuidado reserva la capa sólida que observarás en la parte superior de la lata tras abrirla y colócala en el bol frío que has tenido en la nevera, y guarda el líquido que queda en la parte de abajo (será ideal para elaborar batidos u otros postres).
  3. Con la ayuda de las varillas de batidora igualmente frías bate la capa sólida de la leche de coco hasta que obtengas una consistencia similar y parecida a la que posee la nata montada tradicional.
  4. Añade el sirope de ágave o el azúcar glass y vuelve de nuevo a batir durante 3 minutos más.

Si no la vas a utilizar de manera inmediata se aconseja reservas en la nevera hasta que la vayas a usar. Si al momento de utilizarla observas que se ha vuelto dura, puedes volverla a batir de nuevo.

¿Qué es la nata de coco y cuáles pueden ser sus usos en la cocina?

La nata de coco es un producto elaborado a partir de la leche de coco, que puedes encontrar ya elaborada en tiendas de herbolario y de dietética especializadas, o bien prepararla tú mismo tal y como te hemos comentado en esta receta.

Para su elaboración, de hecho, solo necesitas leche de coco muy fría y batirla bien hasta que se monte (resumiéndolo de forma realmente breve).

Verás que su textura y consistencia es bastante similar a la de la nata tradicional. Así que la nata de coco puedes usarla de la misma forma que usarías la tradicional. Por ejemplo, es ideal para tartas y dulces, tanto para rellenarlos como para utilizarlos en su exterior como cobertura.

También puede ser utilizada como acompañante de postres de frutas. Y si no la endulzas, es ideal para cremas, pastas y arroz.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Suscríbete