Inicio Belleza Como hacer una mascarilla facial iluminadora casera
Belleza

Como hacer una mascarilla facial iluminadora casera

Todos soñamos con esa piel impecable y radiante que parece emanar luz propia, ¿verdad? Además de los cuidados básicos, una mascarilla iluminadora puede ser la guinda del pastel en tu rutina de cuidado de la piel.

¿Y qué mejor que una mascarilla hecha con ingredientes naturales y llenos de nutrientes? ¡Vamos a ello!

mascarilla iluminadora

Ingredientes Clave para una Mascarilla Iluminadora

Para lograr ese brillo divino en tu piel, es esencial elegir los ingredientes adecuados que nutran y revitalicen. Estos son los más famosos por sus propiedades iluminadoras:

  1. Miel: La miel es un humectante natural, lo que significa que ayuda a evitar la sequedad. Además, su riqueza en antioxidantes la convierte en un ingrediente estrella para luchar contra el envejecimiento y darle un brillo natural a la piel.

  2. Limón: El limón es rico en vitamina C y ácido cítrico, que son conocidos por aclarar la tez y mejorar la uniformidad del tono. Pero ten cuidado, el limón puede ser irritante para algunas pieles, así que úsalo con moderación.

  3. Yogur: El yogur es fabuloso gracias a su contenido de ácido láctico, que actúa como un exfoliante suave, eliminando células muertas y revelando una piel más fresca y radiante.

  4. Aceite de Sésamo: Este aceite es conocido por sus propiedades hidratantes y su capacidad para suavizar, y por eso lo hemos utilizado aquí. Un cutis bien hidratado y suave es sinónimo de un cutis luminoso.

  5. Aloe Vera: Este ingrediente es famoso por calmar la irritación, pero también es genial para mejorar la luminosidad gracias a su contenido de vitaminas y antioxidantes.

  6. Papaya: La papaya contiene enzimas que ayudan a exfoliar y mejorar su textura y apariencia. Además, es rica en vitamina C, que es ideal para iluminar.

  7. Cúrcuma: Este ingrediente milagroso es conocido por sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Un poquito de cúrcuma en tu mascarilla puede ayudar a mejorar la luminosidad de tu cara.

  8. Agua de Rosas: Conocida por tonificar y revitalizar, el agua de rosas aporta un toque de frescura y brillo al cutis.

Otro ingrediente natural que te encantará utilizar es la arcilla. En este post descubrimos los tipos que hay y sus beneficios para el rostro.

Recuerda que al preparar tu mascarilla iluminadora casera, es importante usar ingredientes frescos y de buena calidad. ¡Ahora estás lista para mezclar y brillar!

No te pierdas: Las mascarillas que mejor funcionan

Cómo hacer una mascarilla facial iluminadora casera

Cúrcuma y limón

eliminar manchas ingredientes naturales

La cúrcuma proporciona cualidades antioxidantes que, combinadas con las propiedades para aclarar la piel de la vitamina C contenida en el limón, se convierte en una mascarilla facial ideal para dejar el rostro perfectamente suave, saludable y brillante.

Ingredientes: 1 cucharada de cúrcuma, 2 cucharaditas de jugo de limón recién exprimido.

Elaboración: Parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. En un cuenco pequeño pon 1 cucharada de jugo de limón y la cúrcuma, y mezcla bien hasta que se forme una pasta.

Cómo usarla: Aplícate esta pasta sobre la cara limpia, dejando secar y actuar entre 10 a 15 minutos aproximadamente. Hazlo con este paso a paso para conseguir óptimos resultados. Luego, una vez pasado este tiempo, enjuágate la cara con un poco de agua limpia, hasta haberla eliminado por completo. Puedes utilizar esta mascarilla dos veces por semana.

Café y miel

Tanto el café como la miel se convierten en dos ingredientes interesantes en nuestras recetas de belleza iluminadoras.

El café, por un lado, posee cualidades antienvejecimiento capaces de minimizar las líneas finas de expresión, bloqueando la humedad naturalmente presente en la dermis, y además puede actuar como un exfoliante suave. 

Por otro lado, la miel actúa como un exfoliante natural, gracias a que en su composición contiene algunos alfa-hidroxiácidos, como por ejemplo es el caso del ácido glucónico. Estos alfa-hidroxiácidos ayudan a eliminar suavemente las células muertas, aclarando el cutis.

Ingredientes: 1 cucharadita de café en polvo, 1 cucharada de miel y 1 cucharada de yogur natural.

Elaboración: En un tazón o cuenco pequeño pon todos los ingredientes en las cantidades indicadas. Remueve y revuelve bien. 

Cómo aplicarla: Aplícate esta mascarilla sobre el rostro seco, y deja actuar entre 15 a 20 minutos. Pasado el tiempo enjuágate la cara con la ayuda de agua tibia. Puedes aplicártela entre 2 a 3 veces por semana.

Te gustará: Prueba nuestras recetas de mascarillas exfoliantes para mimar tu cutis en un solo paso

Miel, limón y canela

Nos encontramos sin duda alguna ante una dulce combinación, que reduce la inflamación y las manchas oscuras, e ilumina la piel naturalmente.

La canela, por ejemplo, proporciona cualidades antioxidantes y antimicrobianas, aunque se debe utilizar con cuidado porque en ocasiones puede irritar. El limón, sin embargo, contiene una elevada cantidad de vitamina C, un potente antioxidante.

Ingredientes: 2 cucharadas de miel, 1 cucharada de limón y 1 cucharadita de canela molida.

Elaboración: Parte el limón por la mitad y exprímelo hasta obtener su jugo. En un cuenco pequeño añade todos los ingredientes en las cantidades indicadas, y mezcla bien. 

Cómo usarla: Simplemente aplícate esta mascarilla sobre la cara limpia, dejando actuar durante 15 minutos en total. Después, enjuágate con agua tibia. Sentirás como la tez se muestra más suave y delicada.

¿Te has quedado con ganas de más? Estas recetas te ayudarán a completar tu rutina facial

Avena, cúrcuma y limón

La avena proporciona nutrición y suavidad. Combinada con la cúrcuma y el limón (rico en vitamina C, con antioxidantes naturales), es ideal para iluminar la piel y luchar contra las manchas oscuras.

Ingredientes: 3 cucharadas de avena molida finamente, 1 cucharada de miel, ½ cucharadita de cúrcuma y un poco de jugo de limón fresco.

Elaboración: Parte el limón por la mitad y exprímelo para obtener su jugo. Si no dispones de harina de avena ni de avena coloidal, solamente tienes que poner los copos de avena en el procesador de alimento, y triturarlos bien hasta que los copos de muelan finamente. Luego pon todos los ingredientes en un cuenco pequeño, y mezcla bien.

Cómo aplicarla: Aplícate la mascarilla sobre el rostro limpio, y deja actuar entre 15 a 20 minutos. Luego, enjuágate con agua tibia, y seca.

Te interesa: Cómo iluminar tu rostro opaco de forma natural

remedios caseros manchas

Papaya con yogur

La papaya destaca por su enorme cantidad de vitamina C. Además, también posee una enzima -papaína- capaz de disolver las proteínas, por lo que es una opción natural excelente para disfrutar de una piel mucho más clara y suave. 

Ingredientes: 3 cucharadas de papaya madura, 1 cucharada de yogur natural.

Elaboración: Pela la papaya, pártela y tritúrala bien con la ayuda de un tenedor. Si queda un poco grumosa, puedes optar por pasarla por una licuadora o procesadora de alimentos. Luego, en un cuenco pequeño, mezcla con el yogur hasta formar una pasta.

Cómo aplicarla: Aplícate esta mezcla sobre el rostro, el cuello y el escote, con la ayuda de movimientos ascendentes y suaves. Deja actuar durante 10 minutos, como mucho. Luego lávate con agua tibia. En caso de que tu piel sea sensible o se enrojezca con facilidad, es conveniente reducir a la mitad la cantidad de papaya.

Relacionado: Más recetas de mascarillas faciales con yogur en este enlace

Plátano y yogur

Los plátanos son ricos en vitaminas (en especial vitamina E y C), además de potasio. Combinar estas cualidades nutritivas con las bacterias buenas naturalmente presentes en el yogur, nos encontramos ante una mascarilla iluminadora que, además, es útil para reducir las líneas finas de expresión, disfrutando con ello de un cutis mucho más joven y brillante.

Ingredientes: ½ plátano y 2 cucharadas de yogur natural.

Elaboración: Pela el plátano y tritúralo bien. En un cuenco pequeño, añade el plátano triturado y el yogur, y mezcla bien hasta que ambos ingredientes se combinen.

Cómo aplicarla: Extiéndelo uniformemente sobre la cara, y deja actuar entre 15 a 20 minutos, o hasta que se seque bien. Luego, enjuágate con agua tibia.

Prueba: El pepino es un super ingrediente hidratante y calmante y lo puedes utilizar como te contamos aquí

Yogur, miel y cúrcuma

El yogur es tremendamente rico en bacterias buenas y en ácido láctico. El ácido láctico actúa como un exfoliante suave, útil para eliminar las células superficiales ásperas y sin brillo, y descubrir con ello otras mucho más suaves y brillantes.

La miel actúa como un auténtico imán para la humedad, ayudando a que la piel se sienta elástica y suave. Y la cúrcuma combate la pigmentación.

Ingredientes: 1 cucharada de yogur natural, 1 cucharada de miel y 1 cucharada de cúrcuma en polvo.

Elaboración: En un cuenco pequeño pon el yogur natural, la miel y la cúrcuma en polvo, y mezcla bien hasta que los tres ingredientes se combinen y se integren. 

Cómo aplicarla: Extiende esta maravillosa mezcla iluminadora sobre el rostro limpio, y deja actuar durante 15 minutos. Pasado este tiempo, simplemente enjuágate con agua tibia.

Lee además: Si tu tez es grasa, no te puedes perder estas recetas naturales para combatir el exceso de aceite

exfoliación paso a paso

Consejos adicionales para un cutis radiante

Aunque las mascarillas faciales iluminadoras son una adición fabulosa a tu rutina de cuidado de la piel, hay otros pequeños consejos y trucos que pueden llevar tu brillo al siguiente nivel. Aquí te dejo algunos que seguro te encantarán:

  1. Hidratación, hidratación, hidratación: Beber suficiente agua es fundamental para mantener la piel hidratada desde el interior; y estas mascarillas lo hacen desde el exterior. Cuando tu dermis está bien hidratada, naturalmente se ve más saludable y radiante.

  2. Exfoliación regular: Exfoliar tu cara de 1 a 2 veces por semana ayuda a eliminar las células muertas que pueden opacar tu cutis. Pero no te excedas, pues una exfoliación demasiado agresiva puede irritar.

  3. Protégete del sol: Usa un buen protector solar todos los días, incluso cuando esté nublado. La exposición al sol puede causar manchas y opacar el rostro con el tiempo.

  4. Mantén una dieta equilibrada: Incluye en tu dieta alimentos ricos en antioxidantes, vitaminas y minerales. Los alimentos como frutas, verduras, frutos secos y pescados son grandes aliados para una piel luminosa.

  5. Duerme lo suficiente: Durante el sueño, la tez se regenera y se repara. Asegúrate de dormir entre 7 y 8 horas cada noche para ayudar a mantener tu cutis en su mejor estado.

  6. Usa productos adecuados para tu tipo de piel: Es importante conocer tu tipo de piel y utilizar productos que estén formulados para satisfacer sus necesidades específicas.

  7. Ejercicio regular: El ejercicio aumenta la circulación sanguínea, lo que puede ayudar a darle a tu piel un aspecto más saludable y vibrante.

  8. Evita el estrés: El estrés puede tener un impacto negativo en la piel. Practicar técnicas de relajación como la meditación o el yoga puede ser beneficioso.

  9. Cuidado con el alcohol y el tabaco: Evita el consumo excesivo de alcohol y, si fumas, considera dejarlo. Ambos hábitos pueden afectar la apariencia de tu tez.

  10. Mimos ocasionales: De vez en cuando, date un capricho con un masaje facial o un tratamiento de spa. ¡Te lo mereces!

En definitiva, alcanzar ese anhelado resplandor en tu piel es un viaje que combina el cuidado adecuado con ingredientes naturales y un estilo de vida saludable.

Al incorporar mascarillas iluminadoras caseras, como la que hemos compartido, junto con los consejos adicionales para mantener un cutis radiante, estás dando pasos significativos hacia una piel que no solo luce fabulosa, sino que también se siente nutrida y saludable.

Así que adelante, invierte tiempo en ti misma, y que tu piel sea el lienzo luminoso que refleje tu belleza interior. 

Angela

Técnico Superior en Dietética.

Escrito por

Técnico Superior en Dietética.

Suscríbete