Los Trece Postres es uno de los postres más conocidos de la gastronomía francesa durante la Navidad. Es tradición que durante la cena de Nochebuena se sirvan los Trece Postres, en referencia a Jesús de Nazaret con los doce apóstoles.

Tal y como su propio nombre indica, se sirven un total de trece postres, aunque en función de la región ésta cifra puede variar.

La tradición navideña de los Trece Postres

Origen de los Trece Postres

El origen de esa tradición data de principios del Siglo XX. Aunque no hay ningún escrito que así lo determine, los expertos coinciden en que el origen de los Trece Postres es de varios Siglos antes. Este postre empezó a servirse en las mesas de las familias en la Provenza francesa; era costumbre elaborarlos con productos locales y tomarlos justo después de la Misa del Gallo a modo de celebración.

Publicidad

Cada familia puede escoger aquellos postres que mejor se adapten a sus preferencias. No obstante, hay tres que no pueden faltar. Por un lado, le gibacié, una galleta de harina y aceite de oliva con un ligero aroma a flor de naranja.

Por otro lado, turrón blanco y negro, elaborados con frutos secos y frutas frescas. Y, por último, los cuatro mendigos, un postre que hace referencia a las cuatro grandes órdenes de los monjes: carmelitas, dominicos, agustinos y franciscanos.

Trece Postres (Francia)

Cómo preparar los Trece Postres

Estos Trece Postres se pueden dividir en cuatro categorías.

  • Pasteles: entre los pasteles, el más importante es la bomba de aceite, también conocida como fougasse. Se elabora con flor de harina, aceite de oliva, agua de flor de naranjo y azúcar. Además, se encuentren en este grupo los crujientes de almendra, las orejotas y los pasteles de piñones. Verdaderas delicias para el paladar.
  • Dulces: teniendo en cuenta que son postres típicos de la Navidad, en la categoría de dulces, el más importante es el turrón. Una de las variedades más apreciadas es el turrón negro con miel y almendras de Provence. También el turrón blanco con almendras. Más allá del turrón, el paté de membrillo es otro postre muy conocido y valorado. Además, otros dulces como el melón confitado o la confitura de sandía.
  • Frutos secos: el postre más famoso de los 13 Postres de Navidad franceses son los cuatro mendigos: uva, higo, almendra y avellana.
  • Frutas frescas: y, por último, las frutas frescas: manzanas, peras de invierno, naranjas, mandarinas y dátiles.

Aunque se pueden acompañar con cualquier bebida, lo más habitual es que los postres se tomen acompañados de vino caliente, en referencia al vino de Cristo.

La forma de servir los Trece Postres en la mesa también es muy especial. Se ponen en la mesa con tres manteles blancos superpuestos tres candelabros con velas blancas y el trigo de Santa Bárbara en agua.

Los Trece Postres es una opción estupenda para poner fin a una cena de Nochebuena exquisita. Además, al servirse varios postres, es más sencillo que éstos se amolden a los gustos de todos los invitados. Aunque tenga su origen en Francia, lo cierto es que es una tradición que se ha hecho muy popular a nivel mundial por su marcado carácter religioso.

Imagen | Wikipedia

Publicidad
Cómo hacer los Trece Postres (Treize desserts): postre navideño francés
Valoración