Kéfir de agua: beneficios probióticos y cómo hacerlo (receta)

Receta para hacer kéfir de agua en casa. Descubre los ingredientes y pasos para preparar y fermentar el kéfir de agua, qué beneficios tiene y cómo tomarlo.

El kéfir es un poderoso alimento con interesantes cualidades probióticas, lo que significa que nos encontramos ante un maravilloso alimento sumamente rico en microorganismos vivos. Estos microorganismos ayudan positivamente a la hora no solo de incrementar, sino de mantener y de mejorar nuestra flora intestinal.

Esta se trata de una cualidad sumamente importante, dado que, como de buen seguro sabrás, en la flora intestinal encontramos bacterias esenciales que nos ayudan a disfrutar de una buena salud. ¿Por qué? Muy sencillo: se sabe tanto científica como médicamente que un desequilibrio o una alteración en nuestra flora tiende a tener consecuencias negativas para la  salud.

Kefir de agua

No obstante, debemos diferenciar entre el kéfir de agua y el kéfir de leche. En el primer caso, que es el sobre el que precisamente te hablamos en esta ocasión, se trata de un kéfir elaborado con agua purificada. Mientras que, en el segundo caso, nos encontramos ante un kéfir más tradicional elaborado a partir de leche (de ésta se obtienen los beneficiosos fermentos lácticos).

¿Qué es el kéfir de agua?

En primer lugar debemos conocer qué es y en qué consiste en kéfir. Nos encontramos ante un maravilloso alimento probiótico, con apariencia en forma de nódulos o granos (que son los que esconden la mayor parte de todas sus cualidades probióticas).

En el caso del kéfir de agua, se trata de un alimento que se obtiene a partir de la fermentación de distintos ingredientes, no utilizándose lácteos fermentados. Esto aporta interesantes ventajas para la salud, sobre todo en quienes sufren de intolerancia a la lactosa, son alérgicos a la leche o simplemente no desean consumirla. Además, es excelente para veganos.

En esos maravillosos nódulos o granos encontramos en asociación simbiótica distintos microorganismos, como bacterias, entre las que distinguimos Lactobacilus desidiosus, Lactobacilus brevis, Lactobacilus acidophilus y estreptococos lácticos.

También podemos distinguir levaduras, como: Sacharomyces delbruckii y Candida kephir. Todos estos ingredientes son los protagonistas de que el kéfir sea un producto natural tremendamente saludable.

Propiedades del kefir de agua

Los beneficios del kéfir de agua

Útil en caso de afecciones digestivas

El kéfir de agua es muy interesante en caso de afecciones y problemas del sistema digestivo, ya que posee un efecto calmante a nivel digestivo, además de actuar como un buen depurativo a nivel intestinal.

Entre otros aspectos, favorece la adecuada eliminación de gases intestinales y flatulencias, al ayudar a que nuestro organismo sea capaz de eliminar las distintas putrefacciones intestinales que pueden alterar nuestra salud digestiva.

Además, es útil en caso de digestión lenta y otros problemas digestivos. Por ejemplo, es muy interesante después de haber sufrido un caso de gastroenteritis.

Regenera nuestra flora intestinal

Como te comentábamos anteriormente, el kéfir de agua es especialmente beneficioso en caso de gastroenteritis, ya que no solo ayuda a calmar los síntomas y molestias que puedan surgir con un virus estomacal, sino que también ayuda a regenerar la flora intestinal.

Aumenta nuestras defensas

Precisamente al regenerar nuestra flora intestinal también refurza nuestro sistema inmunitario, con los consiguientes beneficios que para nuestra salud eso conlleva.

Kefir de agua para la flora intestinal

Receta de kéfir de agua para hacerlo en casa

Ingredientes:

  • 3 cucharadas soperas de nódulos hidratados de kéfir.
  • 60 gr. de azúcar integral de caña o panela.
  • 2 dátiles o un puñado de uvas pasas.
  • Medio limón.
  • 1 litro de agua.

También necesitas un recipiente de vidrio, un lienzo o paño y una banda elástica.

Elaboración del kéfir de agua:

  1. Primeros pasos. Pon en el recipiente de vidrio el agua. Luego parte medio limón y añádelo, junto con los nódulos de kéfir de agua, las uvas pasas (o los dátiles) y el azúcar integral o la panela.
  2. Tápalo con un lienzo o paño y luego con una banda elástica. Con cuidado agítalo bien para que los ingredientes se mezclen debidamente
  3. Déjalo a temperatura ambiente durante 2 o 3 días. Así conseguiremos que fermente.
  4. Pasado este tiempo el kéfir ya habrá fermentado.
  5. Retira los dátiles o las uvas pasas. Cuela el kéfir y reserva los nódulos.
  6. Lava los nódulos y el recipiente. Podrás volver a utilizarlos de nuevo.

Como hacer kefir de agua

Cómo conservar el kéfir de agua:

Para conservar el kéfir de agua lo mejor es guardarlo en una botella de vidrio tapada con un corcho. Por otro lado, si durante unos días no quieres hacer más kéfir, puedes reservar los nódulos de kéfir en un bote con agua y azúcar.

Cómo tomar el kéfir de agua:

Lo ideal es consumirlo tanto en ayunas como antes de las comidas; de esta forma conseguiremos asimilarlo mucho mejor. No obstante, si no te gusta o no soportas consumir gas carbónico, puedes servirlo en un vaso y remover el líquido bien durante unos segundos.

¿Cómo volver a reactivar los nódulos de kéfir de agua?:

Volver a reactivar los nódulos de kéfir de agua es muy útil para cuando desees volver a preparar más kéfir. Para ello, tan sólo tienes que lavarlos bien y seguir el proceso normal de elaboración que te hemos comentado en las líneas anteriores.

Pero si no vas a volver a hacer kéfir en unos días puedes congelarlos, y volverlos a reutilizar de nuevo cuando desees.

Kéfir de agua: beneficios probióticos y cómo hacerlo (receta)
Puntuación: 4.5 (90%) 4 votos

Descubre más sobre Recetas