Cómo hacer aceite de diente de león: 2 recetas para las arrugas

El aceite de diente de león es una opción natural ideal contra las arrugas, muy útil además para aliviar diversas afecciones de la piel. Descubre cómo hacerlo en casa fácilmente.

El diente de león es una planta científicamente conocida con el nombre de Taraxacum officinalei. También es conocida con otros nombres, como por ejemplo el de achicoria amarga o meacamas. Se trata de una especie de planta con flor, perteneciente a la familia Compositae, cuya recolección se realiza durante los meses de verano, cuando su contenido en principios amargos es mucho mayor.

Respecto a los usos del diente de león, se trata de una planta con reconocidas virtudes tanto diuréticas como depurativas. Es ideal en el cuidado y depuración natural del hígado, especialmente útil en caso de hígado graso e hígado perezoso.

Aceite de diente de león

Por otro lado, también es adecuada en caso de hipoacidez gástrica, estreñimiento, aliviando las digestiones pesadas gracias a que estimula la secreción de los órganos de digestión. De hecho, en relación a sus usos, es popular la cura del diente de león, ideal para depurar y desintoxicar nuestro organismo.

Además, es una planta beneficiosa a su vez para la digestión, gracias a que estimula la secreción de los órganos digestivos, gracias a que es capaz de aumentar de 2 a 4 veces la secreción de bilis.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de diente de león?

El principal uso del aceite de diente de león es para las arrugas, ya que gracias a sus diferentes principios activos, se convierte en una opción natural maravillosa para aplicar sobre la piel, ayudando a suavizarla, nutrirla e hidratarla de manera fácil y sencilla.

De hecho, aplicado sobre la piel es muy recomendable a la hora de tratar afecciones cutáneas, como por ejemplo es el caso de los forúnculos y los eccemas.

Beneficios del aceite de diente de león

Por otro lado, es una opción refrescante muy útil no solo a la hora de mejorar la apariencia de las arrugas. También es útil aplicarlo como masaje, gracias a sus cualidades relajantes.

2 recetas de aceite de diente de león

Cómo hacer un aceite de diente de león

Ingredientes:

  • 5 hojas frescas de diente de león
  • 6 cucharadas de aceite de almendras

Preparación:

  1. Lava bien las hojas.
  2. Pica y corta bien las hojas.
  3. En un cazo pequeño pon el aceite de almendras y las hojas picadas de diente de león.
  4. Cuece a fuego lento.
  5. Deja hervir 10 minutos.
  6. Pasado este tiempo apaga el fuego, tapa y deja en reposo 1 hora.

Puedes aplicar este aceite sobre el cutis, dejando actuar 5 minutos. Finalmente retira con agua tibia.

Receta de diente de león

Aceite de diente de león para las arrugas

Ingredientes:

  • 5 hojas de diente de león
  • 5 cucharadas de aceite de ricino

Preparación:

  1. Lava bien las hojas y pícalas.
  2. Pon las 5 cucharadas de aceite de ricino en un cazo, las hojas de diente de león y calienta a fuego lento.
  3. Deja hervir durante 5 a 10 minutos.
  4. pasado este tiempo, retira del fuego, tapa y deja en reposo durante 3 horas.

Cómo usar el aceite de diente de león:

Es tan sencillo como aplicar el remedio casero sobre la piel del rostro, dejando actuar durante 15 minutos. Pasado este tiempo, lava la piel con agua tibia. Se aconseja refrescar el rostro con una crema astringente.

Descubre más: Tónico antioxidante para prevenir las arrugas

¿Cuáles son las contraindicaciones del aceite de diente de león?

No se aconseja el consumo de diente de león en los siguientes casos:

  • Piedras en la vesícula (cálculos en la vesícula biliar): es una planta con efecto colagogo; esto es, estimula la vesícula aumentando la producción de bilis de manera natural.
  • Piedras en el riñón (cálculos renales): por su contenido en oxalatos.
  • Acidez estomacal: al aumentar los jugos gástricos.
  • Úlcera de estómago.
  • Embarazo.
  • Consumo de medicamentos: especialmente medicamentos de litio y potasio.
Temas:

Síguenos en Facebook