Cómo evitar las interrupciones en el trabajo

¿Sueles sufrir interrupciones en el trabajo, y te cuesta acabar tus obligaciones laborales cada día? Descubre cuáles son las más comunes y qué hacer para evitarlas.

Muchas personas pasan entre 10 y 12 horas en el trabajo pero no son lo suficientemente productivos. ¿A qué se debe? los factores son muchos, desde no saber gestionar correctamente el tiempo, a la acumulación de tareas innecesarias a las malditas interrupciones en el trabajo.

Estas interrupciones son, muchas veces, inevitables, pues algunas causas son las reuniones, las visitas del jefe o los mails urgentes que hay que responder casi al momento. Evitar todo ello nos hará ser mucho más productivos y rendir mejor. Como consecuencia, el trabajo será óptimo y tendremos más tiempo para hacer otras cosas.

Interrupciones en el trabajo

Consejos útiles para que no te interrumpan en el trabajo

Saber priorizar

Una de las maneras de ser más productivo y evitar interrupciones es la organización. Sin ello no sabemos lo que es realmente importante para poder priorizar. Si esperamos un mail de forma urgente entonces es necesario controlar o poner alertas que nos indican cuándo entra el mail esperado.

Si nuestra prioridad es entrar en redes sociales y hacer una reunión, entonces debe hacerse siempre sin perder tiempo. Marcándose unos objetivos y con una planificación previa.

Hacer las tareas que dan pereza antes

Las tareas que tienen una dificultad mayor pueden hacer antes. De esta manera, nos las estamos quitado de encima y podemos seguir con cosas menos importantes a lo largo del día. Al finalizar, veremos cómo hemos avanzado mucho más y no tendremos sensación de estrés sino de alivio.

Cómo evitar interrupciones en el trabajo

Evitar interrupciones en el teléfono

Si suena el móvil, afortunadamente podemos ver quién nos llama. Si sabemos que es alguien con quien estaremos mucho rato hablando, mejor no cogerlo y dejar esta conversación para última hora del día.

Cuando la llamada está relacionada con el trabajo, entonces aconsejamos evita las charlas interminables y sin sustancia. Ir al grano y resolver el problema al momento. Si la cosa se alarga, con toda la educación, podemos decir que llamaremos en otro momento porque estamos terminando algo de absoluta prioridad.

Es totalmente recomendable desactivar las notificaciones o poner el móvil en modo avión, e incluso, en algunos momentos, desconectar Internet en el ordenador si uno lo necesita.

Evitar las interrupciones laborales

Visitas y reuniones

Cuando uno recibe visitas, también debe acortar el tiempo. Del mismo modo sucede con las reuniones. Muchas suelen ser largas e interminables. Para evitarlo es clave la planificación, saber lo que debe decirse en cada momento, ofrecer soluciones ya preparadas y reemplazar problemas que se pueden alargar para otros momentos.

También es importante, igual que  en el teléfono, descarta las peticiones, reuniones e invitaciones que no son necesarias.

Redes sociales

Vivimos en un mundo lleno de mensajes y notificaciones (de chats, mails, redes sociales, whatsapp…) debemos canalizarlas sino estaríamos todo el día contestando a tales mensajes. Las redes sociales son buenas y necesarias en el trabajo, pero necesitamos unas horas concretas para entrar e interactuar con los demás, no toda la jornada.

Los emails

El correo electrónico es ya el más importante método de comunicación y contacto entre usuario, especialmente en el trabajo. Pero cuando estamos todo el día mirando y recibiendo mails, el trabajo se queda sin hacer.

Se recomiendan los programas de office y outlook donde vemos pequeñas notificaciones de los correos que nos están llegando para priorizar y contestar solo los importantes. Otra manera de evitarlos es leer el correo y contestar durante primera hora de la mañana y luego a última. Haremos  lo mismo por la tarde. Pero el resto del tiempo debemos evitar su uso a no ser que tengamos que utilizarlo para nuestra productividad diaria.

Interrupciones tipicas en el trabajo

Tipos de interrupciones

Ya hemos visto cuáles son las interrupciones más básicas. Por un lado, tenemos las interrupciones de personas que pueden entorpecer nuestro trabajo, tanto si estamos en casa como en la oficina. Estas interrupciones, que la mayoría deben evitarse, suelen desconcentrar en gran manera.

Las interrupciones tecnológicas, que cada vez son más fuertes y notables, deben evitarse en parte. Es decir, establecer un horario fijo para cada una de ellas, y luego dedicarse al trabajo y a lo prioritario propiamente dicho.  

En la oficina, el mismo ambiente laboral puede hacer que no seamos lo suficientemente productivos. Una opción es utilizar auriculares para anular el ruido, ello permite estar más concentrado en nuestra tarea.

Cómo evitar las interrupciones en el trabajo
Valoración

Descubre más sobre Mente sana