Inicio Belleza Cómo elegir un buen sujetador: las principales claves
Belleza

Cómo elegir un buen sujetador: las principales claves

Fijarse en la talla y copa es la clave para escoger un buen sujetador, pero ¿qué más debemos mirar? ¿Existen consecuencias para la salud si no lo elegimos bien?.

De igual modo que tenemos establecida una talla de pantalón o de chaqueta, también la hay para sujetador. Es algo que, aunque parezca extraño, muchas mujeres no saben porque no acaban de conocer cuál es el sujetador que les va a la medida.

Publicidad

Pues, según datos estadísticos, siete de cada diez españolas no utilizan la talla correcta y más del 90% afirman no saber cómo se calcula.

Este tema es importante, porque si no contamos con la talla adecuada, los pechos pueden sufrir, y por ende, otras partes del cuerpo. Además, para cada ocasión u oportunidad hay un sujetador distinto. No es lo mismo hacer deporte que optar por un sujetador más elegante y sofisticado si tenemos una cita. Os damos las claves para elegir un buen sujetador.

Cuestión de talla

Es muy importante elegir la talla adecuada de sujetador. Para ello tendremos en cuenta una serie de parámetros. Por un lado, mediremos el contorno de la espalda, que determina el número de la talla; y el contorno del pecho, que indica la copa. El sujetador está formado por una cifra y una letra, la cifra es el tamaño del sujetador y la letra indica el volumen de la copa.

¿Qué copa necesitamos? Para saberlo basta con tomar la medida por debajo del pecho, y hacemos la diferencia entre la medida del contorno y esta nueva cifra; el resultado indica la copa que necesitamos. Por ejemplo, si tenemos una 90 por encima del pezón y la medida por debajo del pecho es 80. La diferencia es 10 cm, algo que corresponde a la copa A. La diferencia de 15 cm corresponde a la copa B, de 17,5 cm es C y la diferencias de 20 cm es copa D.

¿Y la talla? Para elegir bien la talla de sujetador entonces mediremos nuestro contorno: con un metro se toma la medida en centímetros del pecho por la parte de mayor volumen, y puede ser 85, 90, 95, 100…

Siempre es mejor elegir sujetadores algo más apretados, según nuestra talla, para que el pecho no se mueva y quede fijo. Si el sujetado se mueve o queda holgado, entonces la talla no es la adecuada.

Sujetador

¿Cómo deben ser los tirantes?

Los tirantes deben ajustarse a la medida de la talla y espalda de cada mujer. Es decir, cada una tendrá un contorno distinto y los tirantes deben ponerse a medida.

Los tirantes algo finos pueden llegar a clavarse y provocar marcas sobre la piel. Mejor tirantes algo más gruesos.

Te ayudará: Cómo saber el tamaño de copa de los pechos

Tipos de sujetador

Para hacer deporte, para dar el pecho, cuando se está embarazada… cada circunstancia y etapa de la vida invita a llevar un sujetador diferente.

Cuando hacemos deporte, es necesario optar por un sujetador que no mueva el pecho. Hay que pensar que la mama no está sujetada por ningún músculo, tan solo por los ligamentos de Cooper que se encuentran en su parte superior. El movimiento continuo durante el deporte genera dolor. Los sujetadores deportivos no suelen tener costura, ni aros, suelen ir con bandas inferiores y superiores amplias, y tirantes también amplios.

Los sujetadores para dar el pecho tienen unas características especiales. Es mejor aconsejarse por alguien entendido en el tema para escoger el mejor en el momento adecuado.

Mientras que los sujetadores de aumento de pecho están muy de moda y son fuertemente demandados, si bien no hay que abusar de ellos. En general, se prefieren sujetadores cómodos, con sujeción y con un toque de feminidad.

Consejos para elegir sujetador

Consecuencias de no elegir un buen sujetador

Un 70% de los dolores de la mama procede de una mala elección del sujetador. Esto es solo un dato porque, además, pueden producirse, a larga, muchos más problema a consecuencias de no elegir sujetador adecuado.

Cuando el sujetador va exageradamente apretado, es posible que haya rozaduras en la piel o lesiones en la grasa. Los problemas en la espalda son otras de las consecuencias de contar con un sujetador que no se ajusta a la talla.

Publicidad

Marta Burgués

Periodista por la Universidad Ramón Llull (Barcelona), especializada en información sanitaria, salud, nutrición y psicología, con más de 20 años de experiencia en diferentes medios de comunicación on y off line. Ha escrito para medios especializados como 'EROSKI Consumer', y en la actualidad escribe para la sección Salud de 'OK Diario'. Además, ha trabajado en medios escritos y digitales como redactora y redactora jefe.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad