Cómo deshidratar o secar frutas paso a paso y fácilmente

Las frutas deshidratadas son una opción maravillosa y nutritiva. Descubre cómo deshidratar frutas fácilmente siguiendo los sencillos pasos que te proponemos.

El conocido como secado o deshidratación de la fruta consiste en un proceso que se lleva realizando desde milenios atrás debido a la sencillez en su preparación y que también permitía mantener intacto todo el sabor de estos alimentos durante largas semanas.

Asimismo, debido a la desecación de la fruta, esta va perdiendo todo el agua de forma paulatina favoreciendo así su conservación y evitando la aparición de microorganismos en forma de bacterias o gérmenes que pueden tener un efecto negativo en nuestra salud.

Cómo deshidratar frutas

Sin embargo, también hay que tener en cuenta que con la deshidratación de la fruta, es posible que se pierdan todas las ventajas del tipo de las vitaminas A y C que tan presentes suelen estar en algunas frutas, provocando así que no podamos disfrutar de algunas de sus propiedades principales.

¿Y vosotros? ¿Siempre habéis querido saber cómo deshidratar la fruta? Pues de ser así, solo os podemos decir que habéis llegado al lugar indicado. Y para ello, solo vais a tener que prestad mucha atención a las siguientes líneas para que así os quedéis muy bien con todos los pasos que os vamos a describir a continuación.

Cómo deshidratar frutas paso a paso

Método 1 para deshidratar fruta: al aire libre

  1. Lava y limpia bien las frutas.
  2. Corta las frutas en rebanadas (en caso de que sean muy grandes). Si son más pequeñas, por ejemplo higos o albaricoques, puedes dejarlas enteras.
  3. Ponlas sobre una bandejita o rejilla, dejando espacio entre las frutas, y coloca encima una tela de color negro, así evitarás que los insectos puedan estropearlas.
  4. Dos veces al día gira o voltea las frutas, para conseguir así un desecado uniforme.
  5. Debes dejarlas al aire libre durante 7 a 10 días, hasta que estén completamente secas.

Método 2 para deshidratar fruta: al horno

  1. El proceso de lavado y limpieza es el mismo.
  2. Pon las frutas en la bandeja del horno, dejando separación entre ellas.
  3. Enciende el horno y deja a temperatura no superior a los 50º C.
  4. Retira cuando las frutas estén secas. El tiempo de secado puede durar de 2 a 4 horas.

Ahora que ya hemos conocido en profundidad los dos métodos existentes a la hora de deshidratar la fruta, nos ha parecido interesante proponeros dos recetas que tienen como ingrediente principal la papaya y la ciruela.

Frutas deshidratadas

Receta de  bizcocho de papaya deshidratada

Empezaremos haciendo este dulce bizcocho de papaya deshidrata para el que necesitaréis lo primero 200 ml de nata para montar, 300 gramos de azúcar blanco. 4 huevos, 2 tazas de harina, 1 de papaya deshidratada y dos cucharas de vino dulce. El proceso de elaboración será tal que así:

  • Empezamos calentando la nata en un cazo y antes de que empiece a hervir echamos toda la papaya deshidratada. Dejamos que se mezcle con la nata durante un par de minutos.
  • En un bol aparte batimos los dos huevos junto el azúcar con ayuda de unas varillas. Añadimos la nata y el todo el vino dulce para después agregar todas las papayas mezcladas con la nata.
  • Forramos desde la base un molde con papel especial para horno y le añadimos un poco de aceite de oliva. Vertemos ahí toda la mezcla conseguida en el anterior punto y dejamos que todo se cueza durante 40 minutos a una temperatura de 180 grados. Lo retiramos todo y espolvoreamos un poco más de azúcar a nuestro gusto.

Receta de arroz con atún ciruelas deshidratas

También se pueden preparar guarniciones que tengan como ingrediente base un par de frutas deshidratadas. Es el caso de la siguiente receta de arroz con atún y ciruelas deshidratadas que ya veréis lo sencillo que resulta de preparar. Aunque para ello necesitaremos 200 gramos de arroz categoría extra, un par de ciruelas secas, aceite de oliva y sal.

  • Cogemos una sartén y en ella empezamos a dorar el ajo con ayuda de un poco de aceite de oliva. Lo rehogamos durante un par de minutos.
  • A continuación, añadimos el arroz que cocinaremos dándole un par de vueltas. Añadimos el doble de agua según la cantidad de arroz que hayamos utilizado.
  • Finalmente, cuando el agua se haya consumido, lo pasamos todo a un recipiente grande en donde echaremos las dos latas de atún junto a las ciruelas deshidratas bien troceadas. ¡Y a disfrutar!.
Cómo deshidratar o secar frutas paso a paso y fácilmente
Puntuación: 4.3 (85.71%) 7 votos

Descubre más sobre Recetas