Inicio Belleza Cómo cuidar y proteger los ojos en verano
Belleza

Cómo cuidar y proteger los ojos en verano

Si te preocupa la salud de tus ojos en verano te descubrimos algunos consejos útiles para proteger y cuidar los ojos cuando estés en la playa o en la piscina, fácilmente.

Cada año, con la llegada del buen tiempo, nos animamos a pasar unos días agradables en la playa o en la piscina tomando el sol y bañándonos en el agua. Unos días que suelen aumentar sobre todo con la llegada de las vacaciones de verano, cuando podemos disfrutar de más momentos de ocio y de una mayor cantidad de ratos libres que solemos aprovechar en la mayoría de las ocasiones para broncearnos y ponernos más morenitos/as.

Publicidad

De hecho, cuando comenzamos a tomar el sol lo más habitual es que nos preocupemos por cuidar nuestra piel, utilizando para ello el fotoprotector solar más adecuado en función de nuestro fototipo de piel (es decir, la capacidad que presenta nuestra piel para asimilar la radiación solar). Pero, ¿cuántas veces nos preocupamos por la salud de nuestros ojos?.

proteger-los-ojos-en-verano

Lo cierto es que los ojos se convierten en uno de los órganos a los que menos atención prestamos, especialmente en los meses de verano, a pesar que durante esta estación suelen existir determinados elementos que los afectan de forma directa.

Un buen ejemplo es el agua de piscina, la cual contiene cloro y otros productos químicos que aunque son imprescindibles para permitirnos disfrutar del baño de forma segura tienden a afectar a nuestros ojos de manera muy negativa.

Algunos consejos para proteger los ojos durante los meses de verano a tener muy en cuenta

Al momento de bañarte en el agua

Es especialmente adecuado utilizar gafas de buceo si piensas sumergirte en el agua, independientemente de que te encuentres en una piscina o en el mar. Es una opción útil porque ayuda a prevenir los ojos rojos, además de ayudar de forma sencilla a reducir los picores y el molesto escozor.

En caso de que no desees usar gafas de este tipo, pero te sumerjas bajo el agua, debes tener especial cuidado de no abrir los ojos, haciéndolo solo cuando ya tu cabeza se encuentre fuera de ella.

Utiliza gafas de sol adecuadas

¿Sabías que una exposición al sol prolongada puede causar irritación en la córnea y en la conjuntiva? Por ello cuando vas a tomar el sol y piensas pasar largos ratos en la playa o en la piscina es imprescindible el uso de gafas de sol, que protegen tus ojos de los rayos ultravioleta.

Cuidado si utilizas lentillas

Debes recordar que no es aconsejable bañarse en el agua con lentillas, ya que pueden causar infecciones al contaminarse con hongos y/o bacterias. Lo mejor en estos casos es quitártelas siempre que vayas a ir al agua o incluso desde el momento en que vayas a ir a la playa o piscina.

Publicidad

proteger-ojos-verano

Cuando te extiendas el protector solar…

Cada vez que vayas a extenderte protector solar por la cara debes evitar el contacto con los ojos, ya que puede causar irritación que en la mayoría de las ocasiones requiere tratamientos con colirios con acción antiinflamatoria.

Una buena idea es llevarte siempre contigo suero fisiológico

En la actualidad en las farmacias puedes encontrar pequeños botecitos de suero fisiológico. Una buena opción es llevarlo siempre contigo cada vez que vayas a la playa, protegiéndolo siempre de las altas temperaturas y de que no le alcance el sol directamente.

¿Por qué? Principalmente porque desde el primer momento en que aparezca algún tipo de irritación o molestia ocular cuando estás en la playa o en la piscina es conveniente lavarte los ojos con suero fisiológico, lo que te ayudará a aliviarlo rápidamente.

¿Utilizas lentillas? Cuidado con el uso prolongado en verano

Si bien es cierto que las lentillas o lentes de contacto se convierten en nuestras mejores amigas a la hora no solo de mejorar nuestra visión, sino de no tener la obligación de llevar siempre puestas las gafas, también pueden convertirse en nuestras enemigas.

Y es que el uso prolongado, unido al descuido de las medidas de desinfección e higiene, pueden provocar infecciones como la queratitis bacteriana, una infección de la córnea cuyos casos suelen incrementarse durante los meses de verano, ya que es habitual bañarnos con ellas puestas en piscinas tratadas con productos químicos o cloro.

Por tanto, la principal recomendación es la de extremar siempre las medidas de higiene de los ojos, más aún durante los meses de verano, no solo siendo aconsejable mantener una buena higiene, sino utilizar gafas solares de calidad para proteger nuestros ojos del sol, y utilizar gafas de natación siempre que te vayas a bañar en la piscina.

Evidentemente, también la recomendación es equiparable al baño en el agua de mar, aunque en esta ocasión el consejo es evitar abrir los ojos cuando nos encontremos bajo el agua.

Es especialmente importante evitar su uso en piscinas y en la playa. Aunque suele ser algo muy habitual y común, los especialistas coinciden en señalar que no es en absoluto adecuado bañarse con las lentillas o lentes de contacto puestas, dado que el riesgo de infecciones es aún más alto.

También es posible que el riesgo de perder las lentes de contacto aumente, sobretodo por el agua. Incluso cuando la arena entra en el ojo puede producir erosiones corneales.

Imágenes | ISTOCKPHOTO/THINKSTOCK

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad