Curiosidades

Cómo conseguir que tus deseos para el Año Nuevo se cumplan

Todos pedimos deseos para Año Nuevo, pero ¿cuántos de ellos se cumplen realmente? Te descubrimos 5 consejos útiles que te ayudarán un poquito más a conseguirlos.

Cuando empieza un nuevo año, todos queremos tener suerte, amor, salud y dinero para empezar con buen pie el total de 365 días del calendario. Suele ser algo común pedir estos deseos durante la Nochevieja, tras acabar las campanadas, atisbados de ropa interior roja y cruzando los dedos mientras brindamos, pero luego muchos se olvidan de tales deseos.

Pero, ¿cómo conseguir que los deseos para el Año Nuevo se cumplan? pues tendremos que poner de nuestra parte para que se hagan posibles.

Cómo cumplir los deseos de Fin de Año

Desde la Harvard Business Review recomiendan que entre los errores más frecuentes al establecer los propósitos de Año Nuevo es que estos no son medibles, realistas, alcanzables, específicos, ni con plazos predeterminados.

Consejos útiles que te ayudarán a cumplir tus deseos de Fin de Año (Nochevieja)

Una lista de deseos

Antes de nada, conviene repasar aquello que deseamos para el año que entra. Los deseos pueden ser generales al común de los mortales: amor, estabilidad, trabajo, salud… pero también otros particulares: viajar, adelgazar, conseguir más clientes, etc.

Si tenemos claros los deseos será más fácil acceder a ellos a lo largo del año porque podemos ir tachando a medida que se van cumpliendo, y pensar en qué manera hacer que se cumplan.

Descubre: Por qué se comen uvas en Nochevieja o Fin de Año

Deseos factibles

Muchas personas ven mermadas sus esperanzas de buenos deseos porque quieren cosas que no pueden conseguir. Ser más rico, que toque la lotería, dar la vuelta al mundo… son deseos que muchos ansían, pero que lo más probable sea que no se cumplan.

De manera que si pedimos deseos algo más asequibles, como conseguir un trabajo que nos guste, quejarnos menos, tratar mejor a nuestros empleados o amar más a quienes nos rodean es posible que podemos esforzarnos en hacerlo y se cumplan.

Agradecer lo que tenemos, la base para que los deseos se cumplan

Dar las gracias por todo aquello que tenemos es una de las formas de que los deseos sean alcanzables. Se aconseja, que en este caso, también se apunte todo lo que podemos agradecer del pasado año para asentar las bases de lo que será el nuevo año. Dicen que agradecer es la forma más efectiva de multiplicar tus deseos.

Es decir, si agradecemos la felicidad que tenemos en determinados momentos, la vida te dará más razones para ser feliz. De manera que dejaremos atrás los lamentos y las quejas para poder ser mejores y, de paso, ver cumplidos nuestros deseos. Es fácil y lo tenemos al alcance de nuestra mano, sólo debemos detenernos y pensar en ello.

Dar las gracias

Perseverancia y paciencia

Como hemos dicho anteriormente, empezamos el año con muchos deseos y energía y a medida que pasan las semanas y los días nos vamos apagando. Así es complicado ver cómo se cumplen los deseos. Todo deseo implica esfuerzo, sin ello es difícil conseguirlo porque nadie regala nada. Todo nace y parte de ti, del tesón y la perseverancia que se emplee para conseguir aquello que queremos durante todo el año. No quieras conseguirlo todo los primeros días.

La base es organizarse mejor para ver cumplidas nuestras expectativas en este año que empieza. Rentabilizar día a día con nuestros propósitos, marcarnos objetivos y acciones para hacer que se cumplan nos ayudará y nos hará sentir útiles. Aquí la preseverancia será una de las bases para que el trabajo bien hecho sea una constante en nuestra vida.

A esto le sumamos la paciencia. Quererlo todo desde el principio solo hará que nos frustremos y nos sintamos desanimados para seguir en la senda del camino que nos hemos trazado. La calma, el relax, el bienestar, la relajación y meditación nos ayudará para conseguir los frutos que ansiamos.

Conseguir lo que deseamos nos hace ser mejor personas, porque nos ayuda a mejorar la confianza que tenemos en nosotros mismos y, de paso, ello refuerza la autoestima. Si nos proponemos propósitos realistas, bien planificados y somos constantes, seguro que conseguiremos los deseos planificados o propuestos en este año que empieza.

Cumplir tus deseos

Celebrar los éxitos

Es algo que no se estila. Y por pequeño que sea el avance, si te hace sentir mejor y feliz, debemos celebrarlo. Es mejor no esperar hasta que tu propósito se cumpla por completo, pues si nos damos un pequeño premio, ello servirá de estímulo para seguir más motivado.

Descubre también: La tradición de comer lentejas en Nochevieja y cómo hacer las lentejas de la suerte

Publicidad