Descubre 3 maravillosas recetas con las que aprenderás a hacer manzanas asadas al horno, fácilmente y en casa. No te las pierdas porque están deliciosas.

Ponte en la siguiente situación. De la noche a la mañana te acuerdas que hoy recibes una inesperada visita de aquellos amigos del alma que hace años que no ves.

Desde el instante que te diste cuenta que estaban en tu misma ciudad, tú muy amablemente les ofreciste dar una cena en tu casa que sirviese para poneros el día de todo. Sin embargo, todo se desmorona cuando te quedas sin ideas sobre qué postre les puede ofrecer al terminar la comida.

Recetas de manzanas al horno

Esto se acrecienta todavía más cuando te das cuenta de que no has comprado nada especial en el supermercado que permita sorprender un poco a tus invitados. Ante esta situación, no queda otra opción que tirar por ejemplo de esas ricas manzanas que tomas durante tu día a día.

¿Y qué puedes hacer con ellas para convertirlas en un delicioso postre? Pues a través de este artículo de Natursan te daremos tres ideas para preparar manzanas asadas al horno de una forma muy especial.

Manzanas al horno con azúcar moreno y canela

Vamos a empezar este artículo para hablaros de una sencilla receta que apenas os quitará mucho tiempo. Para prepararla, tan solo necesitas los siguientes ingredientes.

Manzanas al horno con canela

Ingredientes:

  • 6 o 7 manzanas
  • Un par de cucharadas de azúcar moreno
  • 6 ramitas de canela

Preparación:

El proceso de preparación será el siguiente:

  1. Lavamos muy bien las manzanas, retiramos la piel con un cuchillo para finalmente descorazonarlas. A continuación cortamos una rodaja por la parte superior para que así se forme un hueco por la parte central.
  2. Ponemos todas las manzanas recortadas en una fuente que cubriremos con un poco de agua. En el hueco, añadiremos una cucharadita de azúcar moreno y después otra por toda la superficie.
  3. Tras esto, ponemos las ramitas de canela dentro del hueco y lo cerramos con las rodajas de manzanas que usaremos a modo de tapadera.
  4. Introducimos todo en el horno a una temperatura de 180º durante alrededor de una hora para así tener este postre listo para degustar.

Descubre: Cómo hacer manzana asada para la gastritis

Manzanas al horno rellenas de mermelada

Esta receta va a hacer las delicias de los amantes de lo dulce. Aunque antes que nada, necesitaréis preparar los siguientes ingredientes.

Manzanas al horno con mermelada

Ingredientes:

  • 10 manzanas
  • 200 gramos de azúcar
  • Mantequilla
  • Agua
  • 1 bote de mermelada natural del sabor que prefieras

Preparación:

Lo debes preparar todo así:

  1. Limpiamos bien las manzanas con agua fría y a continuación les quitamos el corazón sin llegar hasta el final. Con un cuchillo hacemos un corte de 2 centímetros de profundidad.
  2. Ponemos todas las manzanas en una bandeja para horno y rellenamos parte del hueco con un poco de azúcar. En la parte superior del hueco añadimos también un poco de mantequilla a nuestro gusto.
  3. En tercer lugar, vertimos un poco de agua sobre la bandeja. Asamos todo a una temperatura de 180€ durante al menos unos 30-40 minutos.
  4. Las sacamos, cortamos y para darle el toque final podemos añadir un poco de mermelada de cualquier sabor a nuestro gusto.

Manzanas al horno con jengibre

Esta receta también resulta de lo más deliciosa y encima pega en cualquier almuerzo y cena. Es una opción muy rica ya que le añadimos el potente sabor picante del jengibre. Vas a necesitar los siguientes ingredientes. 

Manzanas al horno con jengibre

Ingredientes:

  • 8 manzanas
  • Mantequilla
  • 8 cucharadas de miel 
  • 2 cucharadas de canela
  • 2 cucharadas de jengibre

Preparación:

El proceso de elaboración será así:

  1. En primer lugar, habrá que lavar las manzanas, retirarle todas las semillas y el corazón para dejarle un hueco por la parte superior.
  2. Por ahí le introduciremos un poco de mantequilla al que añadiremos después una cucharada de miel, jengibre en polvo y la canela.
  3. Preparamos el horno a una temperatura de 180 grados. Las introducimos y dejamos que se asen durante al menos una hora.

Las retiramos y dejamos que se enfríen un poco para finalmente degustarlas de la forma más deliciosa posible.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest