La picazón de garganta (o comezón) puede convertirse en un problema muy molesto. Por ello te descubrimos algunos consejos naturales útiles para aliviar este síntoma.

Probablemente no exista molestia tan inoportuna e incómoda: la picazón de garganta, la cual aparece en los momentos más insospechados y, sobre todo, en los instantes más inoportunos (por ejemplo, justo cuando se hace de noche y vas a acostarte, cuando estás hablando en público…).

Aunque es cierto que puede surgir en cualquier momento, sobre todo porque hayamos tratado aire o hablado mucho, es una de las primeras señales de la existencia de una irritación de garganta, especialmente cuando existe faringitis, laringitis y amigdalitis. De hecho, cuando existe faringitis es muy común que se acompañe no solo de picor, sino de sequedad y dolor (el cual puede ser intenso que impide tragar con normalidad).

Picazón de garganta: cómo aliviarlo

No obstante, también podemos mencionar otras causas habituales que ocasionan la aparición de la molesta picazón de garganta: existencia de cierta sequedad en el ambiente debido a la calefacción o al aire acondicionado, hablar demasiado o haber consumido alguna bebida o alimento que cause la aparición de irritación.

Consejos naturales para aliviar la picazón de garganta

Gárgaras de agua y sal

Son una opción natural muy útil, fácil y sencilla tanto de preparar como de aplicar: gárgaras de agua y sal. Mientras que por un lado el agua tibia ayuda a hidratar y calmar la picazón, la sal es capaz de absorber el agua de las células de la membrana mucosa de la garganta, reduciendo la hinchazón.

gargaras-picazon

Para elaborarlo solo tienes que calentar un vaso de agua un poco, no demasiado, y añadir una cucharadita de sal marina. Cuando el agua esté tibia haz gárgaras durante 30 segundos cada vez antes de escupir el enjuague. Es aconsejable repetir el proceso 3 veces al día.

Gárgaras de agua y bicarbonato de sodio

Además de las gárgaras de agua tibia y sal marina, también existe otro remedio natural sencillo muy útil a la hora de aliviar la picazón de garganta: las gárgaras de agua y bicarbonato de sodio. En esta ocasión, el bicarbonato de sodio es igual de útil que la sal porque ayuda a aliviar el dolor y la picazón.

Para elaborar este remedio debes seguir los mismos pasos que te indicábamos en la preparación de las gárgaras de agua tibia y sal: pon agua en un vaso y calienta un poco. Cuando el agua esté tibia añade una cucharadita de bicarbonato de sodio y mezcla bien. Finalmente haz gárgaras durante 30 segundos cada vez, repitiendo hasta 3 veces por día.

Es interesante saber que puedes escoger entre las gárgaras de agua y sal o las gárgaras de agua y bicarbonato de sodio o alternarlas, pero nunca sobrepasando las 3 veces por día como máximo, ya que en caso contrario solo conseguirás que la garganta se irrite aún más.

Jugo de limón tibio y miel

Nos encontramos probablemente ante otro de los remedios más populares y tradicionales que existen cuando hay molestias o dolor en la garganta. La miel ayuda a “lubricar” y suavizar la garganta, mientras que el jugo de limón actúa como antiséptico y antibiótico.

jugo-limon-miel

Solo tienes que exprimir un limón y reservar su jugo. Caliéntalo un poco y reserva hasta que esté tibio. Luego añade una cucharadita de miel, mezclando bien con ayuda de una cuchara. Tómalo a sorbos, lentamente.

Caramelos de hierbas

Los caramelos de hierbas, como por ejemplo es el caso de los populares caramelos de hierbas suizas, son también excelentes a la hora de reducir las molestias causadas por la picazón de garganta. En este punto, cuando notes que la garganta está reseca y te comienza a picar basta con chupar un caramelo suizo, nunca masticarlo. Eso sí, los caramelos de eucalipto no son recomendables en estos casos.

Imágenes | iStock / Rahim Packir Saibo / J. H.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest