Colesterol: funciones principales y para qué sirve

Funciones del colesterol. ¿Sabías que el colesterol es una molécula indispensable para nuestro organismo, ya que participa en una gran variedad de funciones?.

Se tiene la creencia errónea de que el colesterol por sí mismo es sumamente malo para la salud, cuando en realidad nos encontramos ante un elemento fundamental para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, siempre y cuando tengamos unos valores normales de colesterol.

Publicidad

De hecho, el colesterol es fundamental para nuestro organismo, de manera que no podríamos vivir sin este lípido imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Sin embargo, sí es cierto que cuando sus niveles son más elevados de lo aconsejado, es cuando entonces sí se convierte en un riesgo para nuestra salud.

Funciones del colesterol

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa o lípido, el cual participa en una gran diversidad de procesos fisiológicos importantes, de ahí que sea considerado como una molécula fundamental tanto para nuestro organismo como para nuestra propia salud en sí misma.

Es decir, se trata de una sustancia que encontramos de forma natural en nuestro organismo, encontrándolo de hecho en grandes concentraciones en el hígado, cerebro, páncreas y la médula espinal.

Es una grasa esteroide, consistiendo en una molécula de ciclopentanoperhidrofenantreno y constituida por cuatro carboxiclos condensados o fundidos.

Es más, la mayor parte del colesterol presente naturalmente en el cuerpo se crea en el hígado, mientras que una pequeña cantidad procede finalmente de la alimentación que seguimos cada día.

Cuántos tipos de colesterol existen

Hasta el momento se han identificado un total de 3 tipos de colesterol distintos, y decimos hasta el momento porque de hecho hasta hace poco se pensaba que en realidad existían dos: el conocido como colesterol LDL y el colesterol HDL.

Publicidad

Sin embargo, hace algunos años se descubrió la existencia de un nuevo tipo de colesterol, conocido como colesterol MGmin-LDL, al parecer incluso muchísimo peor que el colesterol LDL o malo, ya que sería más pegajoso, con una capacidad mayor para adherirse a las paredes de las arterias y formar placas de grasa en mayor cantidad.

  • Colesterol LDL o malo: es una lipoproteína de baja densidad que lleva el colesterol desde el hígado hasta los distintos tejidos de nuestro cuerpo. En cantidades normales se convierte en un lípido fundamental para nuestro organismo. Pero cuando su nivel es excesivo puede acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos, estrechándose e incrementándose por tanto el riesgo de enfermedades coronarias y cardiovasculares.
  • Colesterol HDL o bueno: es una lipoproteína de alta densidad, capaz de arrastrar el colesterol presente en las arterias hacia el hígado, para posteriormente ser eliminado. Por ello es importantísimo que se sitúe en cantidades o niveles recomendados, porque es muy saludable para la salud del corazón.
  • Colesterol MGmin-LDL: es un tipo de colesterol descubierto recientemente, parecido al colesterol LDL, pero con la particularidad de que tendría una consistencia más pegajosa, de manera que tendería a adherirse en mayor cantidad a las arterias.

Para que sirve el colesterol

Funciones del colesterol: para qué sirve

Podemos considerar al colesterol como una auténtica materia prima para la formación de las hormonas esteroideas, como por ejemplo la testosterona o los estrógenos.

También brinda fluidez a la membrana celular, de manera que evita que éstas se destruyan.

Además, a partir del colesterol se forman:

  • Sales biliares: fundamentales para una digestión correcta.
  • Vitamina D: imprescindible en el metabolismo del calcio, esencial para nuestros huesos.

Eso sí, no debemos olvidarnos de algo importante: en cantidades excesivas, el colesterol sí es un riesgo para nuestro salud, ya que forma ateromas o placas en los vasos sanguíneos impidiendo la correcta fluidez de la sangre, lo que se asocia a un mayor riesgo cardiovascular. Pero vayamos por partes.

Ayuda en la producción de hormonas

El colesterol es especialmente útil en la producción de hormonas, dado que tras almacenarse en los ovarios, en las glándulas suprarrenales y en los testículos es convertido en hormonas esteroides.

Estas hormonas son fundamentales para la realización de determinadas funciones vitales, de manera que sin ellas tendríamos un mal funcionamiento del organismo.

Publicidad

Útil en la digestión de las grasas

Resulta paradójico, pero lo cierto es que el colesterol es fundamental para la adecuada digestión de las grasas. ¿Cómo? Muy sencillo: nuestro hígado lo utiliza para la creación de bilis, que a su vez es imprescindible para la adecuada digestión de los alimentos, en especial de las grasas.

Beneficios del colesterol

Ayuda a reparar las células y es antioxidante

El colesterol HDL es un lípido con cualidades antioxidantes, lo que se traduce en que ayuda a la hora de reducir la acción negativa de los radicales libres, directamente relacionados con el envejecimiento prematuro -y el daño- de nuestras células.

Además, el colesterol es fundamental para la reparación de las células, al convertirse en un importante componente de la membrana celular. Por otro lado, también participa en la formación de células nuevas.

Precursor de la vitamina D

El colesterol ayuda en la fabricación de la vitamina D, de manera que se convierte en un importante precursor de esta vitamina. De hecho, la luz del sol es capaz de convertir el colesterol en vitamina D.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Colesterol: funciones principales y para qué sirve
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad