Recetas

Cómo hacer unos cereales crujientes deliciosos, ideales para desayuno

Cómo hacer cereales crujientes

¿Te gustan los cereales crujientes para el desayuno pero buscas opciones más saludables? Te descubrimos esta maravillosa receta, muy fácil de hacer en casa.

A pesar de que los cereales son fundamentales por las diferentes cualidades nutritivas que nos aportan, de tal manera que enriquecen nuestra alimentación y dieta diarias, hoy en día es fácil confundir un cereal saludable del que no lo es, especialmente si nos referimos a los típicos cereales de desayuno.

El motivo es más que evidente: la mayoría de las opciones industriales que podemos adquirir en el supermercado se caracterizan por poseer una cantidad excesiva de azúcar, grasas muchas veces poco saludables, y aditivos. De manera que nos encontramos ante un producto aparentemente nutritivo y sano (que en realidad lo es), que sin embargo han terminado por convertir en un alimento poco adecuado e insano.

Lo alarmante es que, la mayoría de este tipo de cereales de desayuno que se amontonan en los estantes del hipermercado, han sido elaborados y concebidos para un público en concreto: el infantil, con lo preocupante que supone. ¿Por qué? Muy sencillo: ¿qué pensarías si te dijéramos que en un tazón de este tipo de cereales tu hijo/a estaría consumiendo una media de 35 gramos de azúcares?. Muy saludables, sin duda alguna.

¿Y cuáles son esos cereales tan insanos? Te ponemos algunos ejemplos: cereales azucarados, cereales con miel y azúcar, bolitas de cereal y cacao con un elevado contenido en azúcar… No es por nombrar marcas, pero ya puedes hacerte una idea. En su gran mayoría son cereales elaborados principalmente con azúcar, y saborizados con miel o con jarabe de glucosa.

Por suerte, sí existen opciones saludables para los más peques de la casa. Y que podemos elaborar nosotros mismos sin mucha complicación. Te proponemos una maravillosa receta crujiente muy fácil de hacer.

Cereales crujientes

Ingredientes:

  • 200 g de copos de avena integral
  • 120 g de frutos secos variados (almendras crudas, coco rallado, avellanas y nueces)
  • 50 g de uvas pasas
  • 100 g de arándanos rojos
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 25 g de sirope de ágave
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 4 cucharadas de agua

Cómo hacer los cereales crujientes:

  1. Precalienta el horno a 180ºC. Mientras tanto, forra una bandeja de horno con papel sulfurizado (también puede servirte el papel de aluminio).
  2. Pica los frutos secos variados (solo las almendras, avellanas y nueces) con la ayuda de un cuchillo o de una picadora. Pero no es conveniente hacerlo mucho, para evitar picarlos en exceso.
  3. En un cuenco grande mezcla los copos de avena integral, el coco rallado y los frutos secos picados. Añade el azúcar moreno, la canela molida, la sal y mezcla todo bien. Luego agrega el sirope de ágave y a medida que continúas mezclando añade el agua, poco a poco.
  4. Extiende esta mezcla sobre la bandeja de horno, baja la temperatura a 160ºC y hornea durante 15-20 minutos. Es fundamental que cada 5-7 minutos remuevas los cereales (con cuidado de no quemarte). De esta forma conseguirás que no se quemen demasiado.
  5. Pasado este tiempo retira del horno y deja que se enfríen.

Una vez frío puedes conservar los cereales crujientes en un bote de cristal cerrado herméticamente. Aguantarán a la perfección durante 4 o 5 días.

A la hora de consumirlo puedes añadirlo directamente al tazón de leche, acompañarlo con deliciosa fruta fresca, o incluso disfrutarlo con un yogur o batido.

Y si deseas elaborar otras opciones deliciosamente nutritivas para disfrutar en el desayuno y en la merienda, te animamos a aprender a hacer un exquisito muesli o una granola, tan maravillosos como únicos.

Publicidad
Publicidad
Publicidad