Cenas sanas y saludables

Cómo disfrutar de una cena saludable

Disfrutar de una cena sana y saludable es sencillo con el consumo de alimentos ligeros, y siempre a un horario determinado. Conoce algunos trucos y consejos fáciles.

Cenas sanasMuchos nutricionistas coinciden en señalar que distribuir las comidas en 5 veces a lo largo del día resulta imprescindible no solo a la hora de mantener una dieta equilibrada, sino de disfrutar de un peso ideal (siempre y cuando no se coma en exceso, solo pequeñas cantidades, y siempre alimentos sanos).

Publicidad

De esta forma, las comidas deben ser 5: desayuno, almuerzo a media mañana, comida, merienda y cena.

Y, en este sentido, no hay duda que los desayunos se convierten en una de las comidas más importantes del día. Sobre cómo preparar desayunos sanos ya te hablamos en un anterior momento, al igual que te expusimos cuáles son los alimentos ideales para un buen desayuno.

Pero las cenas también se caracterizan por ser igual de importantes, al ser una de las 3 comidas principales del día, constituyéndose como la última comida del día antes de acostarnos. De ahí que sea mejor consumir alimentos ligeros poco calóricos, lo que nos ayuda a mantener nuestro metabolismo activo pero sin tener riesgo de aumentar de peso.

¿Cómo debe ser una cena saludable?

Muchas personas creen que cenar poco o casi nada es mejor a la hora –por ejemplo- de perder peso. O directamente tienden a no cenar directamente nada.

Sin embargo, es más perjudicial que beneficioso para nuestro organismo, dado que no debemos olvidarnos que la cena es la última comida que tomamos del día, y aunque lo mejor es comer ligero, no es en absoluto aconsejable no comer (sobretodo si no deseamos despertarnos por la noche con hambre).

Para que una cena sea saludable, lo más adecuado es olvidarnos de dulces y alimentos ricos en harinas refinadas, dado que provocan cambios en los niveles de azúcar, que influye negativamente a la hora de conciliar el sueño. Además, es más probable que tengamos más ganas de seguir comiendo.

Sí es aconsejable comer alimentos saciantes pero poco calóricos. Las frutas son ideales, al ser ricas en fibra, vitaminas y minerales. Pero cuidado, porque al ser ricas en azúcares simples, sacian poco, y es probable que si solo comemos fruta a las pocas horas volvamos a sentir hambre.

Publicidad

Los vegetales y carnes blancas como la pechuga de pollo sí son incluso más recomendables, especialmente porque contienen poquísimas calorías y son mucho más saciantes.

Alimentos que no pueden faltar en una cena sana

  • Alimentos ricos en proteínas: Generalmente son alimentos bajos en grasas y calorías, además de muy saciantes. Son ideales en las cenas, porque nos ayudan a mantener los niveles de azúcar estables a lo largo de la noche.
  • Lácteos: Productos lácteos como la leche contienen triptófano, un aminoácido que produce serotonina, que a su vez aporta sensación de bienestar y relax. Lo mejor es optar por lácteos desnatados.
  • Vegetales y frutas: Aportan pocas calorías y grasas, y son alimentos sumamente ligeros pero muy ricos en nutrientes esenciales para nuestro organismo.
  • Infusiones, tisanas o rooibos: Tomar una infusión, una tisana o un rooibos puede convertirse en una saludable opción para después de cenar, sobretodo si es una infusión digestiva o depurativa.

¿Cuándo es mejor cenar?

Es recomendable establecer siempre un horario, y tratar siempre de cenar a la misma hora. De esta forma acostumbrarás a tu organismo a que cene a la misma hora.

Respecto al horario, lo mejor es cenar por lo menos dos horas antes de ir a la cama. De esta forma no interrumpirás la digestión.

Imagen | ljv

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Cenas sanas y saludables
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad