Inicio Nutrición y Dieta Caseína de la leche
Nutrición y Dieta

Caseína de la leche

La caseína es una proteína de la leche, que generalmente no causa problemas en su consumo, salvo en personas que no pueden digerirla correctamente. Conoce por qué.

Aunque la leche es una bebida sumamente saludable y recomendada dentro de una alimentación equilibrada, especialmente por sus diferentes cualidades y propiedades nutricionales, no deja de ser una bebida que en personas intolerantes o con alergia puede causar problemas y molestias a su salud.

Publicidad

Caseina de la leche

Es el caso, por ejemplo, de la denominada como intolerancia a la lactosa, que es el azúcar de la leche y que en personas intolerantes con déficit de lactasa causa gases y ácidos debido a que la lactosa pasa al intestino grueso sin descomponerse, donde comienza a fermentar.

Es cierto que se trata de un trastorno común, que en definitiva se ha convertido en uno de los más conocidos, debido a la gran cantidad de personas que son intolerantes al azúcar de la leche.

Sin embargo, existen otros problemas derivados del consumo de leche pocos conocidos, como ocurre con la denominada como caseína.

¿Qué es la caseína?

La caseína es el componente proteíco de la leche, que comprende en definitiva la mayoría de las proteínas de la leche, al constituir aproximadamente un 80%, mientras que el 20% restante es suero.

La caseína se trata de una sustancia de textura áspera y bastante espera, que aunque no es perjudicial para la salud, se utiliza incluso industrialmente en la fabricación de pegamentos de madera.

Diferencias entre la leche de vaca y la leche materna

La leche materna también posee caseína, pero en una menor cantidad que la leche de vaca. De hecho, la leche de vaca contiene más de un 250% de caseína que la leche humana.

Problemas causados por la caseína de la leche

Cuando la leche se digiere los diferentes productos secundaros como consecuencia de la descomposición bacteriana de la caseína causan la aparición de un moco espeso, pegajoso y bastante denso que se pega a las membranas mucosas.

Este moco obtura el sistema respiratorio del organismo, de forma que no funciona con fluidez, lo que está relacionado con enfermedades como el asma, la rinitis y la sinusitis.

¿Y a qué es debida esa acumulación de mucosidades? Esta acumulación está causada por la carencia de mecanismos digestivos en el cuerpo útiles para descomponer la caseína correctamente.

Más información | QuimiNet

Imagen | Tambako the Jaguar

Publicidad

Christian Pérez

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora del blog Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como 'Viviendo Sanos' o 'Innatia'.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad