beneficios del cardoEl cardo es el nombre común que reciben varias plantas de la familia de las Compuestas (o Asteráceas), de la cual existen más de un millar de géneros y más de 20.000 especies. Un buen ejemplo es el cardo mariano, una de las plantas medicinales más populares en el cuidado y protección del hígado, al ayudar a su regeneración celular.

Desde un punto de vista nutricional podemos destacar el cardo como hortaliza, la cual es originaria de regiones templadas y cuyo cultivo está ciertamente extendido por toda Europa. De hecho algunos expertos tienden a relacionarla con la alcachofa, considerándola como una subespecie.

Propiedades nutricionales de los cardos

El cardo es bastante parecido a la alcachofa en lo que se refiere a su composición nutricional, de ahí que muchos autores lo consideren como una especie emparentada a esta última.

Publicidad

Presenta un contenido bajo en hidratos de carbono, proteínas y grasas, de forma que su contenido calórico es realmente bajo (100 gramos de cardos aportan sólo 20 kilocalorías).

Es una hortaliza muy rica en agua, aportando beneficios diuréticos y depurativos.

Nutricionalmente hablando, el cardo destaca por su mayor contenido en hierro y calcio en comparación con otras hortalizas, destacando a su vez la presencia de vitamina C, aunque en cantidades algo más pequeñas.

Calorías

20 kcal

Proteínas

1.2 g

Hidratos de carbono

3.5 g

Grasas totales

0.3 g

Fibra

1 g

Vitaminas

Minerales

Vitamina C

1 mg

Calcio

115 mg

Vitamina B3

0.2 mg

Hierro

1.5 mg

Beneficios de los cardos

Si tenemos en cuenta que, en lo que se refiere a su composición nutricional y beneficios, los cardos tienden a parecerse mucho a la alcachofa, es normal que una de sus propiedades más destacadas sea su acción como hepatoprotector. Es decir, es una hortaliza que ayuda a proteger y cuidar el hígado.

Mejora la digestión gracias a sus propiedades coleréticas, siendo interesante a la hora de mejorar la función de la vesícula biliar y del hígado, ayudando a la hora de eliminar sustancias tóxicas como el alcohol o el consumo excesivo de proteínas de origen animal y grasas.

Destaca la presencia de cinarina, una sustancia de sabor amargo que estimula la secreción de bilis, estimulando el apetito, favoreciendo la digestión y además resulta útil a la hora de prevenir el hígado graso.

Publicidad
Cardos: beneficios y propiedades
Valoración