Inicio Salud y Medicina Enfermedades Cáncer de seno: qué es, causas y síntomas de alarma
Enfermedades

Cáncer de seno: qué es, causas y síntomas de alarma

¿Conoces cuáles son los principales signos o síntomas de alarma del cáncer de seno? Aunque no siempre pueden indicar la presencia de un tumor maligno, existen una serie de síntomas comunes. Son estos.

El cáncer de seno -comúnmente llamado cáncer de mama-, es algo que afecta a varias mujeres en el mundo; es una enfermedad que no debe ser tomada a la ligera y con la cual se deben satisfacer todas las medidas posibles para evitarla y tratarla.

En este artículo te hablaremos del cáncer de seno, los signos de alarma que debes tener en cuenta a la hora de existir la posibilidad de padecerlo, sus causas y el tratamiento como procedimiento que se lleva a cabo para dicha condición.

Los principales signos del cáncer de seno

¿Qué es el cáncer de seno?

El cáncer de seno es una proliferación maligna dada en las células epiteliales que recubren los conductos o lobulillos mamarios.

Es una enfermedad clonal, donde una célula individual producto de una serie de mutaciones somáticas o de línea germinal adquiere la capacidad de dividirse sin control ni orden, como en todos los tipos de cáncer, haciendo que se reproduzca hasta formar un tumor.

El tumor resultante, que comienza como anomalía leve, pasa a ser grave, invade tejidos vecinos y, finalmente, se propaga a otras partes del cuerpo.

Factores de riesgo que pueden predisponernos a sufrir un cáncer de seno

  • Antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • La edad que esté atravesando la mujer, siendo la franja de edad más peligrosa entre los 40 años y 50 y en la etapa de la menopausia.
  • Haber padecido otro tipo de cáncer.
  • Obesidad, sedentarismo.
  • Alimentación inadecuada.
  • Abuso del consumo de alcohol y tabaco.
  • Anticonceptivos orales.
  • Tratamientos hormonales.
  • Tratamientos de reproducción con estrógenos y endógenos.
  • No haber dado de mamar a los hijos también predispone a la mujer a poder sufrir un cáncer de mama.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de mama más evidentes?

Existen una serie de síntomas o de signos de alarma que pueden alertar a la mujer sobre la posible presencia de un tumor en los senos o mamas. Aunque debemos tener en cuenta que en muchas ocasiones la presencia de un bulto se debe a la presencia de quistes y otros bultos benignos. En cualquier caso, siempre es importantísimo acudir al médico para una exploración más específica.

El signo más importante es la presencia de una protuberancia o masa, sobre todo que no es dolorosa, dura y posee bordes irregulares. No obstante, también pueden surgir tumores sensibles a la palpación, de forma redondeada y blandos, incluso con dolor.

Te descubrimos: Los hombres también pueden sufrir cáncer de mama

También pueden darse otros signos, como por ejemplo hinchazón de parte o de todo el seno, dolor en el pezón o en el seno, retracción de los pezones, enrojecimiento o engrosamiento de la piel del pezón o del seno, secreción del pezón e irritación y hendiduras en la piel.

sintomas-cancer-seno

Como indicábamos, cualquiera de estos signos pueden ser ocasionados por otras afecciones que en realidad nada tienen que ver con el cáncer de seno. Por tanto, ante cualquier síntoma es fundamental notificárselo a tu médico.

Tipos de cáncer de seno

Hay dos tipos principales de cáncer de seno, y estos vienen siendo:

  • El carcinoma ductal infiltrante: comienza en los conductos que llevan leche desde la mama hasta el pezón de la mujer. Éste es el más frecuente, siendo incluso el dado en el 80% de los casos.
  • El carcinoma lobulillar infiltrante: comienza en partes de las mamas llamadas lobulillos, que producen la leche materna. Éste es el segundo más frecuente, y viene representando el 12% de los casos de cáncer de seno.

Factores que incrementan el riesgo de contraer cáncer de mama

Hay ciertos factores que incrementan el riesgo de contraer esta enfermedad. A continuación se especificarán en la siguiente lista:

  • Edad avanzada.
  • Haber tenido la primera menstruación a temprana edad.
  • Edad avanzada en el momento del primer parto o nunca haber dado a luz.
  • Antecedentes familiares de cáncer de mama.
  • Consumir hormonas tales como estrógeno y progesterona.
  • Consumir en exceso alcohol.
  • Ser de raza blanca también es un factor de riesgo bajo la condición latente de cáncer de mama.

Cómo diagnosticar correctamente el cáncer de mama

  • El examen de seno se debe realizar en posición vertical, sentada y acostada con las manos de la mujer detrás de la cabeza.
  • Los senos deben ser inspeccionados en busca de diferencias en el tamaño, retracción de la piel o del pezón, patrones venosos prominentes y signos de inflamación.
  • Se debe usar la superficie plana de la punta de los dedos para palpar el tejido mamario contra la pared torácica.
  • Las zonas axilares y supraclaviculares deben ser revisadas en busca de nódulos.
  • El pezón debe comprimirse suavemente para comprobar si hay secreciones.

El uso de mamografías y ecografías también es muy útil para la evaluación y desarrollo de diagnósticos de cáncer de seno.

cancer-seno

Incluso, en muchos casos y a través de éstas evaluaciones se pueden detectar en un momento donde el cáncer no está muy evolucionado y es posible tratarlo sin muchos inconvenientes. Se recomienda hacerse un chequeo médico una vez al año.

Descubre más: Hábitos de vida saludables y autoexploración mamaria para prevenir el cáncer de mama

Tratamiento

El tratamiento de éste cáncer puede ser de distintas formas dependiendo de su carácter y clasificación holística, estos son:

Mediante cirugía, donde dependiendo del tamaño del tumor y del compromiso ganglionar se hacen los procedimientos quirúrgicos necesarios, siendo estos:

  1. Tumorectomía o lumpectomía: consiste en la extirpación de la masa tumoral con un margen de tejido adecuado.
  2. Cuadrantectomia: implica la extirpación de un cuadrante mamario con el tumor; puede ser acompañado de vaciamiento ganglionar, es decir, de la extirpación de los ganglios linfáticos axilares.
  3. Mastectomía simple: consiste en la extirpación de la mama con el tumor, incluyendo el pezón, areola y piel, así como uno o más ganglios linfáticos axilares. No se remueve ninguno de los músculos por debajo del pecho. Puede ser higiénica en tumores avanzados con fines paliativos.
  4. Mastectomia radical modificada: se hace resección de la mama con vaciamiento axilar. Se deja un sistema de drenaje a presión negativa.

Además del tratamiento por cirugía, hay otros tipos de tratamiento, los cuales son:

  • Medicamentos o quimioterapia por vía intravenosa u oral o quimioterapia por vía intratecal.
  • Radioterapia
  • Terapia biológica
  • Terapia adyuvante
  • Terapias integrativas
  • Hormonoterapia
  • Medicamentos para prevenir y tratar náuseas y otros efectos secundarios del tratamiento.

 Nuevo descubrimiento: consumir demasiada azúcar aumenta el riesgo de cáncer de mama

Sabemos que el cáncer y la alimentación están íntimamente ligados. Los científicos hablan del papel protector de las frutas y verduras. Pero, un nuevo estudio indica la nefasta relación existente con una alimentación demasiado rica en azúcares. El problema reside en que el riesgo de cáncer de mama no es nada desdeñable.

El estudio ha sido realizado en un muestreo de más de 93000 mujeres, para la encuesta de Women’s Health Initiative. Los resultados dan fe de la estrecha relación existente entre las tasas elevadas de insulina y el riesgo real de sufrir un cáncer de mama. La insulina es una hormona segregada para regular la tasa de azúcar en sangre.

Los científicos han mostrado la correlación que se da entre la obesidad y el aumento del cáncer de mama. Pero, han mostrado que la mayor parte puede explicarse por el aumento de la glicerina y los factores hormonales. Según los doctores, éste sería el principal factor de riesgo.

Para el Dr. David Servan-Schreiber, autor del libro Anticáncer, este estudio confirma “el papel de la alimentación demasiado rica en azúcares, con la aparición de ciertos cánceres, y subraya de nuevo la necesidad de comunicar a los pacientes afectados por el cáncer, la importancia de adoptar un régimen alimenticio con un bajo índice glicémico, para reducir la segregación de insulina y su negativa influencia en el crecimiento de las células cancerígenas”.

Una alimentación equilibrada es fundamental para mantener una buena salud.

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.
Temas

Escrito por

Editora de Gaia Media Magazines y responsable de publicidad, es también redactora de Natursan. Actualmente estudia Dietética y Nutrición en ICSE (Instituto Canario Superior de Estudios), y ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad de Educación a Distancia) y Terapia Gestalt por el Instituto de Gestalt de Canarias.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad