Inicio Salud y Medicina Medicamentos Buscapina: para qué sirve, cuándo tomarla y efectos secundarios
Medicamentos

Buscapina: para qué sirve, cuándo tomarla y efectos secundarios

La Buscapina es un medicamento antiespasmódico habitualmente utilizado para el dolor de vientre, sobre todo si es fuerte y persistente, como en el caso de la regla.

Buscapina

Es bastante probable que, en algún momento, hayas tenido la necesidad de tomar un medicamento similar a la Buscapina (o incluso ésta en sí misma), especialmente cuando sufrías un dolor de vientre o de estómago, fuerte y persistente, como el ocasionado por las enfermedades y patologías gastrointestinales, o por la propia regla (o menstruación).

¿Qué es la Buscapina? En qué consiste este medicamento antiespasmódico

La Buscapina es el nombre con el que habitualmente conocemos a un medicamento o fármaco cuyo principio activo es el butilbromuro de escopolamina, el cual pertenece al grupo de los alcaloides semisintéticos de la belladona, lo que se traduce en que ejerce una acción o efecto antiespasmódico.

Básicamente se trata de un fármaco que ayuda a aliviar las contracciones agudas, involuntarias y persistentes de los músculos, al actuar sobre el sistema nervioso central, regulando parte de la experiencia causada por el dolor, produciendo alivio en la cantidad y dosis adecuada.

¿Para qué sirve?

Al tratarse de un medicamento de acción antiespasmódica, es especialmente utilizado para aliviar y calmar rápidamente los espasmos abdominales, de forma local sobre la zona donde se está produciendo el espasmo, relajando el músculo y aliviando -por tanto- el dolor desde la raíz del “problema”.

Actúa de forma bastante rápida, siendo capaz de hacerlo a partir de los 15 minutos tras haberlo tomado. Por este motivo, es utilizado para cualquier intensidad de molestia o dolor abdominal, independientemente de que éste sea leve, moderado o más intenso (fuerte). De ahí que habitualmente se use en el alivio de los típicos dolores de regla, especialmente durante el periodo menstrual.

Pero no es su único uso o finalidad, ya que también se usa para aliviar las molestias causadas por la intolerancia a algunos alimentos, para calmar los dolores asociados al síndrome del intestino irritable, o en caso de endometriosis, infecciones de origen ginecológico o en caso de administración del DIU (dispositivo intrauterino).

¿Cuál es la presentación más habitual de la Buscapina?

1. Buscapina simple

Aunque en el mercado podemos encontrarnos a día de hoy con hasta 6 formas de presentación, la más común es la Buscapina de 10 mg, que posee como principio activo el butilbromuro de escopolamina, capaz de aliviar las molestias y el dolor ocasionado por el espasmo. Eso sí, no cura la enfermedad.

Lo puedes encontrar en las farmacias en forma de comprimidos, grageas o tabletas, y su denominación dependerá directamente del país en el que te encuentres. Así, por ejemplo, mientras que en España lo puedes adquirir bajo el nombre de “Buscapina 10 mg comprimido”, en Argentina lo encontrarás bajo “Buscapina grageas”.

2. Buscapina Fem

En algunos países puedes encontrar la presentación comercial de “Buscapina Fem”, especialmente concebido y desarrollado para el sector femenino, ya que está destinada a calmar los cólicos que surgen durante el periodo menstrual. Cada tableta contiene 20 mg de butilbromuro, combinándose con 400 mg de ibuprofeno.

3. Buscapina Compositum

Es conocido también bajo los nombres de Buscapina Duo o Buscapina Compuesto, y contiene 10 mg de escopolamina y 250 mg de metamizol sódico (el mismo principio activo que encontramos bajo el Nolotil), por lo que además de antiespasmódico actúa como analgésico.

En este caso, se tiende a prescribir este fármaco en caso de cólicos de dolor intensos y dolores postraumáticos o agudos postoperatorios.

4. Buscapina duo gotas (para niños)

Especialmente pensada para niños, se trata de un fármaco desarrollado bajo la presentación en gotas. Habitualmente se utiliza para calmar los espasmos abdominales en los lactantes, de manera que puede ser tomado desde los 2 hasta los 23 meses de edad.

5. Buscapina en supositorios

Administrado vía rectal, es útil para quienes están sufriendo episodios de vómitos, o presentan dificultades para deglutir con normalidad. Se utiliza a la hora de aliviar los espasmos gastrointestinales y genitourinarios, así como para los trastornos de la motilidad (disquinesias) o de las vías biliares.

Además, también es posible encontrar Buscapina inyectable, la cual se administra mediante inyección por vía subcutánea, intramuscular o intravenosa lenta.

Cuándo tomar Buscapina y dosis

De acuerdo a las recomendaciones indicadas por la Agencia Española de Medicamentos, se aconseja la toma de 1 a 2 comprimidos entre 3 a 5 veces al día, para adultos y niños mayores de 6 años de edad. No es aconsejable, por tanto, su administración en niños menores de 6 años (a no ser que se trate de la presentación especialmente indicada para niños).

Por otro lado, no se aconseja superar la dosis máxima diaria de 100 mg, lo que supone el consumo o administración de 10 comprimidos recubiertos de 10 mg.

Sus principales efectos secundarios

Antes de su consumo es necesario atender a cuáles son los efectos secundarios y adversos de la Buscapina, tanto los más frecuentes como los menos frecuentes. Así, por ejemplo, es muy habitual que surjan efectos como sequedad ocular y bucal, estreñimiento, retención de la orina, taquicardias o reacciones cutáneas.

Además, puede causar otros síntomas como mareos, visión borrosa, confusión o hipertrofia de la próstata en el hombre.

En este sentido, ante la aparición de cualquier síntoma o efecto secundario tras la administración de buscapina, se aconseja consultar al médico.

Bibliografía: 

Este artículo se publica solo con fines informativos. No puede ni debe sustituir la consulta a un Médico. Le aconsejamos consultar a su Médico de confianza.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Historia por la ULPGC y de Psicología en la UNED. Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos.