Bronquiolitis en bebés de 1 y 2 meses: todo lo que tienes que saber

La bronquiolitis es una enfermedad respiratoria muy común en bebés de 1 y 2 meses, causada habitualmente por un virus. Descubre cuáles son sus síntomas, en qué consiste y cómo es el tratamiento.

La salud de nuestros hijos es un tema que nos da muchos dolores de cabeza, sobre todo si están en etapa de crecimiento. Y si hablamos de bebés, la preocupación es mayor porque nos encontramos con un ser sumamente vulnerable.

Es precisamente esta condición que lo pone bajo riesgo de padecer un sinfín de enfermedades, por lo que debemos estar alertas para saber cómo reacciona ante ciertos estímulos o si se queja demasiado por algún motivo desconocido.

Bronquiolitis en bebés

¿Qué es la bronquiolitis?

Quizá nunca hayas oído hablar de la bronquiolitis, un mal que produce la inflamación de los pequeños bronquios de tu bebé y que tiene repercusiones negativas sobre la intrincada red de canales que mantiene unida a la tráquea con los pulmones.

Esto hace que este sistema se divida, debilita los bronquios y los convierte en unos finos conductos, que finalmente se transforman en los llamados “bronquiolos”. Es allí donde se genera un intercambio entre aire puro con aire contaminado.

Es decir, se produce un choque entre el oxígeno puro que se aspira del aire con el dióxido de carbono que debería ser expedido por el proceso de respiración y el trabajo que el sistema respiratorio naturalmente realiza.

Esta afección comúnmente se puede confundir con un simple catarro por la presencia de tos y mocos. Sin embargo, se trata de una dolencia mucho más compleja que eventualmente traerá complicaciones a nivel respiratorio.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los primeros síntomas pueden darse de forma bastante agresiva durante dos o tres días, pero hay que estar muy de cerca con el médico especialista para precisamente diferenciar esto de un simple resfriado, y poder atacarlo.

No obstante, podemos resumir a continuación cuáles son sus síntomas principales:

  • Falta de aire, silbido o sibilancia al respirar y respiración agitada.
  • Las costillas del bebé parecen hundirse cuando el niño intenta inhalar.
  • Tos convulsiva.
  • Cansancio.
  • Piel azulada como consecuencia de la falta de oxígeno.
  • Apertura de fosas nasales en bebés.

Bronquiolitis en bebés de 1 y 2 meses

Algunos estudios científicos asocian la Bronquiolitis con la lactancia materna. Es decir, que los bebés que no han sido alimentados exclusivamente con leche de la madre corren mayor riesgo de sufrir de este mal tan terrible.

Hay épocas del año en las que la enfermedad se da con mayor facilidad, sobre todo durante el invierno y cuando la primavera está recién empezando. De hecho, se cree que 70 % de los bebés que están recibiendo lactancia la pueden padecer.

Existen varios tipos de Bronquiolitis…

Es habitual encontrarnos con dos tipos de bronquiolitis. Por un lado debemos mencionar la bronquiolitis viral, la más común y la que sobre todo aparece en los bebés.

Por otro lado nos encontramos con la bronquilitis obliterante, enfermedad rara y peligrosa en adultos en la que la cicatrización (y no la inflamación) es la culpable de bloquear los conductos de aire, causando el cierre de la parte afectada del pulmón.

Síntomas de la bronquiolitis

¿Y cómo se trata?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que el bebé debe tener control con su pediatra. El especialista es quien tendrá la última palabra sobre el tratamiento y algunas sugerencias adicionales.

La administración de fármacos que dilaten los bronquios es lo más común, sobre todo si se trata de una Bronquiolitis de origen bacteriano. Este medicamento se prescribe para siete o diez días.

Cuando la enfermedad es agua, la ingesta de líquidos favorecerá la condición impresionantemente. Esto porque de esa forma se mejora el flujo de moco, por ende su expulsión y una mejor respiración.

Tratamiento de la bronquiolitis en bebés

Los aceites esenciales como el eucalipto, el olíbano, la  mejorana, el sándalo o el tomillo son de mucha utilidad para el tratamiento natural de la Bronquiolitis. Basta con poner estos aceites a calentar en agua e inhalar sus vapores.

No administres jarabe para la tos si estás en presencia de una Bronquiolitis. Esto porque la tos es una reacción natural del cuerpo que busca que el moco sea expulsado. Eliminar este síntoma se traduciría en dejar que se acumule la flema.

Bronquiolitis en bebés de 1 y 2 meses: todo lo que tienes que saber
Valoración