Inicio Recetas Recetas de postres Bolitas dulces de arroz (Hanami dango): receta de Japón
Recetas de postres

Bolitas dulces de arroz (Hanami dango): receta de Japón

Las hanami dango son unas bolitas dulces de arroz típicas de Japón, que se elaboran para celebrar la llegada de la primavera y del hanami. Descubre cómo hacerlas con esta receta.

El hanami dango (花見団子) es un maravilloso dulce típico japonés, que en este país se tiende a elaborar habitualmente para la celebración de la temporada de hanami, la fiesta nacional en la que oficialmente se celebra la llegada de la primavera, con la floración del cerezo (su característico y tradicional árbol).

De hecho, el dango consiste en una especie de masa troceada -o dumpling– que se elabora con harina de arroz glutinoso (mochi-ko), de textura ciertamente pegajosa y sabor dulce. Aunque este dulce típico se consume durante prácticamente todo el año, la variedad hanami dango se elabora con el fin de celebrar la llegada de la primavera.

Para esta celebración lo más habitual es servir entre 3 a 4 bolitas de hanami dango, las cuales se ensartan en una brocheta de madera o bambú. Además, es común que la brocheta esté compuesta por hanami dango de tres colores: blanco, verde y rosado. No en vano, es común que el té matcha se utilice como colorante verde, por su sabor y aroma.

Receta de hanami dango (bolitas dulces de arroz)

Como hacer bolitas de arroz dulce (hanami dango)

Ingredientes

  • 120 g de harina de arroz no glutinoso (Joshinko)
  • 120 g de harina de arroz glutinoso (Shiratamako)
  • 120 g de azúcar
  • 120 ml de agua
  • 1 cucharadita de polvo de té matcha
  • 1 cucharadita de colorante rojo

Además necesitarás pinchos de bambú o de madera con los que ensartar las bolitas dulces.

Elaboración

  1. En un cuenco de madera pon el azúcar y las dos harinas (la de arroz no glutinoso y la de arroz glutinoso). Mézclalas bien.
  2. Añade el agua poco a poco. Amasa bien con la ayuda de las manos hasta obtener una textura más bien suave.
  3. Divide la masa en tres partes iguales.
  4. Añade unas gotitas del colorante rojo a una de las partes y vuelve a amasarla de nuevo hasta que el tono rosado sea más bien uniforme.
  5. Por otro lado, añade el polvo de té matcha a otra de las partes. Vuelve a amasar hasta que el tono verde sea uniforme.
  6. Ahora es el momento de formar bolitas pequeñas con las manos, y haciéndolo con cada parte de la masa.
  7. Pon agua en una cazuela y calienta en el fuego hasta que hierva. Manteniendo el fuego en el mismo nivel, con el fin de mantener la ebullición, añade las bolas de hanami dango poco a poco y de forma progresiva.
  8. Cuando las bolitas de arroz suban a la superficie es el momento ideal para sacarlas del agua. Pon agua fría en un cuenco y pon las bolitas de arroz en remojo en este cuenco.
  9. En una brocheta de bambú o de madera añade una bolita de cada color. Repite esta operación hasta que acabes con todas las bolitas.

Como comprobarás si las pruebas, lo cierto es que las hanami dango son bolitas de arroz realmente dulces, además de pegajosas. Aunque su textura sea más bien peculiar y característica, si no te gusta que sean tan dulces, puedes reducir la cantidad de azúcar hasta la mitad.

Escrito por

Director y CEO de Gaia Media Magazines, red de blogs editora de Natursan, y editor de contenidos en Natursan. Ha cursado estudios de Psicología en la UNED (Universidad Nacional de Educación a Distancia). Especializado en nutrición y salud con 11 años de experiencia como editor de contenidos, ha colaborado con medios especializados como ‘Viviendo Sanos’ o ‘Innatia’.

Publicidad

Suscríbete

Publicidad