Beneficios y virtudes de la sauna

¿Cuáles son los principales beneficios de la sauna? Son muchas las virtudes que nos ofrece, pero antes es aconsejable conocer algunas recomendaciones.

En la actualidad existe una gran diversidad de instalaciones que nos ofrecen una gran variedad de servicios para nuestra salud, como es el caso de las denominadas como sesiones de sauna.

Publicidad

Las saunas son habitaciones, generalmente de madera, que poseen una temperatura alta (situada entre los 80 y los 100 grados aproximadamente), de forma que nuestro organismo debe trabajar para conseguir mantenerse frío.

beneficios sauna

Es una opción saludable y recomendada cuando deseamos eliminar toxinas y depurar nuestro cuerpo. Pero no es apta para embarazadas, personas con problemas cardiovasculares y con hipertensión.

Qué beneficios aporta la sauna

Teniendo en cuenta que la temperatura de la sauna se sitúa entre los 80 y los 100 grados, nuestro cuerpo debe trabajar para conseguir mantenerse frío.

Esto causa que nuestro corazón se acelere (acelerando sus latidos), a la vez que se acelera la eliminación natural de líquidos y aumenta la velocidad circulatoria.

De forma que son varios los beneficios que nos ofrece la sauna:

  • Ayuda a que nuestro organismo elimine toxinas y se depure naturalmente
  • Mejora la respiración
  • Mejora la función cardiovascular
  • Ayuda a combatir los síntomas del estrés y el insomnio
  • Mejora la respuesta del sudor
  • Ideal para reducir la celulitis

Eso sí, es necesario tener presente que se produce una importante pérdida de agua y minerales (se calcula que en torno a los 2 litros de agua por término medio). De forma que es aconsejable que, una vez hayamos salido de la sauna, tomemos una bebida isotónica.

Publicidad

Recomendaciones a la hora de tomar una sauna

  • No es recomendable tomar más de 3 saunas a la semana, y más de 2 al día.
  • Cada sesión no debe superar los 15 minutos.
  • Si es tu primera vez o no estás muy acostumbrado/a a tomar la sauna, permanece solo 10 minutos.
  • Antes de entrar en la sauna dúchate con agua templada y sécate bien.
  • Para evitar mareos trata de levantarte poco a poco.
  • Una vez termines y hayas salido de la sauna dúchate con agua fría, siempre desde las extremidades hacia el centro del cuerpo.

Imagen | thomaswanhoff

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Beneficios y virtudes de la sauna
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad