Té verde: beneficios, propiedades y cómo prepararlo

El té verde es una bebida natural rica en beneficios y propiedades para nuestra salud. Descubre sus cualidades, cómo prepararlo y también cuándo debes evitarlo.

Fue en el año 1211 cuando el monje budista Eisei escribía que “el té posee un extraordinario poder para prolongar la vida”. Lo hizo en su libro Mantener la salud bebiendo té, y estaba en lo cierto cuando afirmó tal aseveridad sobre el té verde, especialmente por sus claras propiedades y beneficios.

Publicidad

Si bien desde la Antigüedad hasta aproximadamente el siglo VI el té verde era consumido primordialmente como remedio para los problemas de riñón, dolores de cabeza, úlceras, malas digestiones o incluso contra los humores nocivos del cuerno, en la actualidad –con exactitud- se conocen las sustancias que hacen de esta bebida un remedio natural muy importante.

Cualidades del té verde

Dentro de su variada y rica composición química, el té verde cuenta con potentes antioxidantes que reciben el nombre de polifenoles, siendo los más abundantes las catequinas.

Y, entre ellas, la epigalocatequin gallate (EGCg), la cual ha demostrado tener un importante efecto anticancerígeno, ayudando a prevenir la arteriosclerosis y a reducir el riesgo de las enfermedades cardiovasculares.

Se trata de hecho en una de las bebidas más consumidas del mundo, junto no solo con las otras variedades de té (té rojo y té blanco), sino también con el café.

No te pierdas: Beneficios del té verde para la piel

Los increíbles beneficios del té verde para tu salud

Ayuda a prevenir enfermedades del corazón

Esta es sin lugar a dudas unas de las razones por las cuales millones de personas consumen té verde de manera habitual. En primer lugar, esta bebida permite deshacernos de todo el “colesterol malo” que tanto se deposita en venas y arterias.  Esto se debe a que posee potentes antioxidantes que son capaces de limpiar y renovar toda la sangre que recorre todo nuestro organismo.

Publicidad

Por esta razón, el té verde se recomienda a todas aquellos pacientes que sufren de diabetes o que alguna vez hayan tenido algún cuadro de infarto.

Gran aliado para perder peso

La verdad que “perder peso” está cada vez más de moda. En este sentido, el té verde puede ser un gran aliado para mantener nuestra línea e incluso perder algunos kilos de más. Esto se debe también a los altos contenidos de oxácidos que hay esta bebida. Estos ayudarán a quemar toda la grasa restante y potenciar mucho más todo nuestro metabolismo.

Así mismo, también se recomienda el consumo de té verde a todos aquellos deportistas de élite que siempre quieran quemar calorías de manera rápida y eficiente durante cualquier práctica deportiva.

Es un laxante natural

¿Sufres de manera continuada de estreñimiento? Pues el té verde puede ser la solución a tus problemas en este aspecto. Posee grandes propiedades para propiciar el flujo intestinal. De ahí que sea altamente recomendable después de una copiosa comida. Sobre todo tras esas que se dan cuando salimos con nuestros amigos y familiares.

Así mismo, el té verde ayuda prevenir los gases, el hinchamiento de barriga y todo tipo de problemas digestivos que tanto se suelen dar a lo largo de nuestro día a día. Desde Natursan te recomendamos que te tomes un buen té verde en ayunas justo al levantarte. Estamos seguros que verás los resultados al poco tiempo.

Fortalece todas nuestras defensas

Tanto el zumo de naranja o limón (ambos con altos contenidos en Vitamina C) ayudarán a reforzar y mejorar todo nuestra sistema inmunitario. Pues esto también ocurre con el té verde ya que esta bebida posee todo tipo de vitaminas y minerales como hierro, potasio y calcio. Todos ellos te ayudarán a disfrutar de una salud mucha más fuerte e incluso a hacerte un poco más inmune a todo tipo de gripes y resfriados.

Buen arma contra el cáncer

Por último y no por ello menos importante, el té verde puede también de ser gran ayuda para prevenir el cáncer. Numerosos estudios de la Universidad de Montreal En Canadá, han llegado a la conclusión de que todos los antioxidantes presentes en esta bebida pueden ayudar a prevenir esta lacra en forma de enfermedad que tanto se da en la actualidad De hecho, se suele recetar sobre todo a todas aquellas personas que sufren de cáncer de próstata y de pulmón.

Publicidad

Propiedades nutricionales del té verde

Dentro de estos beneficiosos ingredientes nos podemos encontrar con:

  • Los flavonoides. Se trata de un grupo de antioxidantes a los que pertenecen las citadas catequinas. Ayudan a destruir los radicales libres y oxidantes, evitando así por tanto la destrucción de los tejidos de nuestro cuerpo.
  • Complejo de vitamina B. Ayudan principalmente en la metabolización de los hidratos de carbono.
  • La vitamina C. Combate las infecciones, fortalece el sistema inmunitario y colabora en la reducción del estrés.
  • La vitamina E. Cuenta con propiedades antioxidantes que, entre otros aspectos, retrasan el envejecimiento.
  • Fluoruro. Previene las caries protegiendo así el esmalte dental.

Efectos secundarios del té verde

Generalmente son varios los efectos secundarios que puede llegar a provocar el té verde:

  • Al contener cafeína, a dosis altas puede provocar nerviosismo o insomnio. Por ello, no es recomendable que personas hipertensas o mujeres embarazadas lo consuman.
  • Puede provocar interacciones con medicamentos inhibidores de la monoamino-oxidasa.
  • Tomado en ayunas o en cantidades excesivas, puede provocar náuseas o vómitos.
  • Tomado antes de las comidas, puede llegar a repercutir en la absorción correcta de hierro.

¿Cuándo no es adecuado tomar té verde?

El té verde contiene cafeína, por lo que a dosis altas (o incluso en dosis pequeñas, dependiendo de cada persona) puede llegar a provocar insomnio o nerviosismo.

No es recomendable que los niños pequeños tomen té verde, ajustándose su consumo sólo a partir de la edad joven.

En caso de que se esté tomando medicamentos inhibidores de la mono-amino-oxidasa (IMAO), la cafeína que encontramos en el té verde pueden llegar a causar interacciones diversas.

También contiene taninos, por lo que si se toma en ayunas o en cantidades elevadas, puede llegar a provocar vómitos y náuseas.

Además, se conoce que las mujeres embarazadas no deben tomar té verde, dado que diferentes estudios han constatado que puede llegar a afectar al sistema nervioso de los bebés.

Cómo hacer el té verde bien

Aunque preparar el té verde es en realidad sencillo, hay que hacerlo correctamente para poder hacerlo bien, por lo que es muy probable cometer algunos fallos y errores que impiden disfrutar de esta bebida como en realidad debería ser.

Para su preparación correcta debemos tener en cuenta el tiempo de infusión y la temperatura del agua, como ya vimos en una nota anterior en la que te explicábamos cómo preparar té de forma correcta. En el caso del té verde, debemos tener en cuenta que es fundamental que el agua esté a una temperatura de entre 75 a 80 ºC, y además, el tiempo de infusión no debe superar los 2 minutos.

Dicho esto, su preparación es muy sencilla, y lo vamos a hacer con la ayuda de una tetera, al estilo tradicional japonés. Para ello, pon agua caliente en la tetera y deja que se caliente un poco. Haz lo mismo con las tazas donde vayas a servir el té. Pon agua a calentar, controlando que la temperatura no supere los 80 ºC. Ahora pon el té verde en el interior del filtro de la tetera (la cantidad puedes escogerla al gusto, pero sin pasarte), cierra la tapa y vierte el agua caliente en el interior de la tetera. Espera a que el té verde se infusione durante 2 minutos. Retira el filtro con las hojas de té y deja la bebida dentro de la tetera.

¡Listo! Solo tienes que servir el té en la taza que hayas escogido y calentado y disfrutar de esta maravillosa bebida natural.

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Té verde: beneficios, propiedades y cómo prepararlo
Puntuación: 5 (100%) 1 voto

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad