El consumo de fibra es fundamental para los niños. Descubre y conoce por qué tus hijos deberían comer alimentos ricos en fibra de la misma forma que lo haces tú.

Siempre se recomienda el consumo de alimentos ricos en fibra como forma de prevenir el estreñimiento y de mejorar, en definitiva, nuestro tránsito intestinal. Tendemos a comer cereales integrales, optamos por el consumo de más frutas y verduras frescas, y también consumimos pastas y semillas en su versión integral. Pero, ¿no crees que en cierto sentido siempre que hablamos de la fibra, nos olvidamos de los niños? ¿Acaso ellos no necesitan también consumirla?.

Y es que la fibra es un nutriente que no solo juega un papel fundamental en nuestra propia salud, sino también en la salud de los más pequeños. Por ello es importante que nuestros peques también coman alimentos ricos en fibra desde la niñez. De hecho, ¿sabías que encontramos fibra en la leche materna?.

Consumo de fibra en niños

Más aún, nos encontramos ante un nutriente indispensable para los niños, sobretodo si echamos un vistazo a las últimas estadísticas relacionadas con el alarmante aumento de casos de sobrepeso y obesidad entre los más pequeños. Ya que, como veremos a continuación, la fibra ayuda a prevenir y tratar otras enfermedades relacionadas con el exceso de peso, como son el colesterol alto, la hipertensión y la diabetes.

Propiedades del consumo de fibra en los niños

La fibra ayuda a que el niño disfrute de un correcto funcionamiento intestinal, y que éste sea normal, de manera que previene el estreñimiento de la misma manera que lo previene en los adultos.

Contribuye a prevenir y tratar la obesidad y el sobrepeso, a la vez que es útil y recomendada en diferentes trastornos y problemas directamente relacionadas con el exceso de peso: ayuda a reducir el colesterol elevado en la sangre (hipercolesterolemia infantil), la tensión arterial alta (hipertensión) y la diabetes, la cual ha aumentado de forma muy alarmante en los últimos años entre los más pequeños en nuestro país.

Aporta sensación de saciedad más rápidamente, lo que la convierten en un nutriente esencial en casos de obesidad infantil, ya que el pequeño ingerirá menos cantidades de alimento al necesitar más tiempo de masticación.

Beneficios de la fibra en tus hijos

Una opción interesante a la hora de asegurarse que tus hijos comen la cantidad de fibra que necesitan cada día, y que éstos por tanto aumenten el consumo de fibra, es que coman cantidades suficientes de frutas, verduras, cereales y legumbres. Entre las legumbres, por ejemplo, destacan especialmente las judías, las lentejas y las habas.

Cómo conseguir que los niños consuman más fibra

En primer lugar te recomendamos que tus hijos coman menos cereales de desayuno infantiles, esos que encuentras en las estanterías de los supermercados y que supuestamente se venden como muy saludables, cuando en realidad son exageradamente ricos en azúcares y grasas. Y si no lo crees, te aconsejamos echar un vistazo tanto a su contenido en ingredientes como a su composición nutricional: ¿a que tienen azúcar? ¿cuántos hidratos de carbono, de los cuales azúcares… aportan? ¿y su contenido en grasas saturadas?.

De hecho, una investigación llevada a cabo hace algunos años en la que se evaluó a 161 marcas de cereales disponibles en aquellos momentos en el mercado, permitió constatar que los cereales para desayunos infantiles presentaban en realidad una peor calidad nutricional que los cereales destinados a los adultos, eran más ricos en grasas, azúcar, sal y carbohidratos, y presentaban una menor proporción de fibras y proteínas.

Propiedades de la fibra en niños

Una vez hecho este breve resumen, a continuación te proponemos un ejemplo de menú diario que te ayudará a que tus hijos consuman más fibra:

En el desayuno

Puedes optar por algunas de las siguientes opciones, siempre con moderación (es decir, no hacer todas las opciones, sino elegir entre algunas de ellas):

  • En un bol mezcla un poco de sus cereales infantiles habituales con cereales con alto contenido en fibra (5 gr. de fibra), con 1/2 taza de leche o 1 fruta.
  • 1 vaso de licuado de manzana con pera, que les aportará 2 gr. de fibra.
  • 1 vaso de zumo de pera, naranja y 1 cucharada de salvado.
  • 1 taza de fruta picada (manzanas y peras) con 1 cucharadita de cereales integrales.

No te pierdas: Cómo comer fibra si es la primera vez que la consumes

A media mañana

  • 1 taza de fruta picada.
  • 1/2 taza de verduras, como por ejemplo la zanahoria.

Cómo conseguir que tus hijos coman más fibra

En la comida

Las siguientes opciones pueden acompañar al plato principal:

  • 1 taza de sopa de verduras verdes (espinacas, berros y acelgas).
  • 1/2 taza de espinacas y acelgas cocidas.
  • 1/2 taza de arroz integral.
  • Espaguetis integrales con espinacas cocidas.
  • 1/2 taza de judías cocidas.

En la cena

  • En un bol mezcla un poco de sus cereales infantiles habituales con cereales con alto contenido en fibra (5 gr. de fibra), con 1/2 taza de leche o 1 fruta.
  • 1 poco de pan integral con aceite de oliva virgen extra y 2 cucharadas de legumbres.

Síguenos en Facebook

Pin It on Pinterest