Cómo aumentar las defensas naturalmente

Descubre cómo aumentar las defensas naturalmente, optando por los mejores alimentos para el sistema inmune y por algunos de los consejos que te ofrecemos.

Ahora que llega el otoño y el invierno, los meses más fríos del año, y con la gripe asechando a lo lejos, es preferible optar por una serie de cuestiones y de consejos básicos que ayudan a aumentar las defensas del organismo.

Publicidad

aumentar las defensas

Con la llegada del cambio de estación, y sobretodo del mal tiempo y del frío, nuestro organismo tiende a debilitarse, motivo por el cual se deben adoptar una serie de medidas para aumentar las defensas.

Y es que quizás pueda parecer que tus pilas orgánicas estén relativamente bien cargadas, especialmente si hemos disfrutado –durante el verano- de unas buenas vacaciones ya que tanto el sol como el ejercicio lúdico y el relax benefician el sistema inmunológico.

Sin embargo, existen otros momentos en los que parece que nuestras defensas sufren un drástico descenso y perdemos energías. Principalmente, estas bajadas están motivadas por los cambios de estación.

Aumentar las defensas del organismo para mantener una buena salud

Precisamente para protegernos frente a las afecciones previsibles, y aumentar las defensas, lo mejor es verificar precisamente cómo están nuestras defensas, empezando a tomar medidas a través de tres puntos imprescindibles: la dieta, la actividad física y la actitud mental.

Aunque los expertos mantienen que los suplementos tanto vitamínicos como minerales (u otros nutrientes) son innecesarios en personas sanas que mantienen una dieta completa y equilibrada, a veces se puede recurrir a ellos en casos concretos o extremos, como es este momento puntual que estamos viviendo actualmente.

Es preciso mantener una buena actitud mental, ya que está constatado que un conflicto emocional o un sufrimiento psíquico (al igual que físico), nos somete a estrés y baja las defensas de nuestro organismo.

Publicidad

¿Cómo aumentar las defensas del organismo?

  • Apuesta por una alimentación sana, principalmente a base de frutas, vegetales y verduras, excelentes fuentes de vitaminas y minerales. Opta por aquellos alimentos buenos para aumentar las defensas, los cuales te ayudarán muy positivamente en este sentido.
  • Las vitaminas y los minerales pueden ser de gran ayuda a la hora de recuperar la energía y aumentar las defensas.
  • Duerme bien, aprovechando la luz natural, de forma que no obstaculices los procesos fisiológicos que se dan durante la noche. Esto te ayudará a recuperar la energía y a tener unas defensas más fuertes.
  • Mantén la calma y la relajación, y no te estreses por nada. Recuerda que el pánico, la depresión, la ansiedad, el estrés, la angustia, el odio o el miedo pueden tener efectos negativos no solo para la mente, sino para la salud, restándote energías y defensas. Esto es así porque son enemigos comprobados del sistema inmune. Vive con optimismo y con alegrías. Disfruta de los beneficios de la risa, ya que tanto ésta como el humor ayudan a combatir las enfermedades.
  • El ejercicio ayuda a mantenernos activos, más ágiles y fuertes, además de combatir el estrés.

Los mejores alimentos para aumentar las defensas

Jalea real

Como ya te comentamos en el artículo en el que te hablábamos sobre los beneficios de la jalea real, se trata de un alimento de las abejas reinas que contiene vitaminas del grupo B, C, A y E. Además, también aporta minerales como el fósforo, calcio, hierro, selenio y cobre, así como ácidos grasos insaturados.

Precisamente por todo lo comentado, es ideal para activar el sistema inmune, especialmente en los más pequeños y en ancianos. Además, ayuda a equilibrar el sistema nervioso gracias a sus propiedades tonificantes, a la vez que previene y combate las infecciones.

Propóleo

Es una sustancia resinosa que las abejas utilizan para cubrir la colmena. Es rica en bioflavonoides, oligoelementos, vitaminas, aminoácidos y aceites esenciales.

Es ideal para problemas respiratorios recurrentes, así como para situaciones en que las defensas estén bajas y nuestro organismo esté algo más vulnerable a contagiarse por infecciones.

Tienes más información en el artículo en el que te hablamos sobre los beneficios del própolis o propóleo.

Eleuterococo

Muchos son los beneficios del eleuterococo. Es una planta adaptógena que estimula el sistema nervioso central, aumentando la resistencia a las enfermedades y a reducir la frecuencia de los trastornos debidos a la fatiga y al frío.

Eso sí, debe ser tomada con descansos y bajo supervisión médica.

Jengibre

Al igual que el eleuterococo, también son muchos los beneficios del jengibre, una planta utilizada desde la antigüedad con propósitos curativos.

Publicidad

Ayuda a prevenir la gripe, los dolores y las infecciones, contribuyendo a la buena salud celular gracias a sus potentes antioxidantes.

Ginseng

Si existe uno de los beneficios del ginseng que destaca claramente por encima de otros, es el de estimular el estado de ánimo y la concentración a la par que mejoran la resistencia al estrés y la fatiga tanto psíquica como física.

No en vano, en China ha sido muy utilizada desde la Antigüedad por la Medicina Tradicional China, en donde es conocida como ren shen.

Alimentos ricos en vitamina C

Como es sabido, la vitamina C ayuda a aumentar las defensas del organismo, así como para protegernos frente a enfermedades infecciosas propias del otoño y el invierno.

Destacan los cítricos, además de frutas como el kiwi, melón, piña, fresas y guayaba. También verduras y hortalizas como las coles, tomates y espinacas.

Alimentos ricos en vitamina E

Es una vitamina antioxidante, que aumenta y mejora la respuesta natural de nuestro organismo frente a las infecciones.

Destacan alimentos como vegetales de hojas verdes, cereales integrales, frutos secos, aceites (de oliva, de girasol y de soja) y el germen de trigo.

Alimentos con alto contenido en vitaminas del grupo B

Las vitaminas del complejo B son vitaminas que mejoran nuestro estado de ánimo y favorecen un correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso.

Destacan los cereales enteros o integrales, levadura de cerveza, frutas, legumbres y pescados.

Nutrición más adecuada para aumentar las defensas

Es de importancia consumir alimentos de temporada, como es el caso de las setas, higos, puerros, uvas, calabaza, coles de Bruselas o berenjenas, que son excelentes fuentes de vitaminas y minerales antioxidantes.

Tanto a la hora de cocinar como de aliñar una deliciosa ensalada, opta siempre por un buen aceite de oliva, ya que proporciona beneficios favorables para la salud gracias a su contenido en ácidos grasos monoinsaturados.

Consume también productos lácteos fermentados, los cuales contribuyen a aumentar las defensas inmunológicas, y no olvides siempre empezar el día con un buen desayuno.

Consejos y trucos para aumentar las defensas naturalmente

Si lo deseas puedes valorar este artículo:

Cómo aumentar las defensas naturalmente
Valoración

Publicidad
Temas:

Síguenos en Facebook

Publicidad